Galería de imágenes de Augusta Praetoria, la ciudad romana de los Alpes.

Nos dirigimos al alpino valle italiano de Aosta, para presentaros los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana de Augusta Praetoria. Ciudad está fundada en tiempos del primer emperador romano Augusto, para convertirse en el campamento desde el cual intentar acometer la conquista de Germania.

La ciudad fue fundada en el año 25 aC., la conquista de la Galia ya era plena y las tropas de Augusto seguían empeñadas en ampliar los territorios romanos al norte del rio Rhin. Para ello era necesario buscar nuevas vías de paso, con el fin de restar kilómetros a las legiones que se dirigían al norte de la Galia. El amplio valle de alpino de Aosta ofrecía la mejor opción, pero estaba ocupado por el pueblo celta de los Salasos, por lo que el primer cometido fue acabar con la resistencia de este pueblo indígena. El encargado de esta misión fue Aulo Terencio Varrón y parecer ser que los métodos usados mermaron gravemente la población autóctona, por lo que la repoblación fue un aspecto principal para el nacimiento de la nueva ciudad romana.

La construcción de la ciudad siguió los cánones habituales de los campamentos militares, apoyados en la intersección entre el “cardo máximo” y el “decumanus máximo”. El espacio amurallado contaba con 20 torres defensivas y el acceso al mismo se efectuaba mediante alguna de las cuatro puertas situadas en cada uno de los puntos cardinales. La ciudad se fue completando con los habituales edificios de la cultura romana, tuvieron cabida en la misma, un teatro, un anfiteatro, las termas y un gran foro en el cual se edificaron los templos y una gran área comercial.

El visitante que llegue hoy día puede visitar y conocer varios de estos edificios. Algunos de forma gratuita al estar plenamente integrados en la actual ciudad de Aosta, como por ejemplo la Porta Praetoria, que da acceso al actual centro histórico, o el arco de Augusto situado a unos metros de la anterior, así como varios restos de las murallas o las torres defensivas. Otros son de pago, como el teatro, los restos de una basílica paleocristiana del siglo V, y sobre todo merece la pena visitar el criptopórtico, un espacio situado bajo el antiguo foro, y que no se conoce a ciencia cierta su uso en época romana.

Destacar por último la visita al Museo Arqueológico de Aosta, un recorrido por la prehisotria e historia del valle, con especial incidencia en los cinco de siglos de cultura romana.

Sin más os dejo estas imágenes.

  1. amigo, muchas gracias por inspirarnos con estas imagenes del pasado, es como transportarse al pasado gracias es inspiradora toda esta insformacion, grande este portal que usted ha desarrollado.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: