Ampurias, puerta de entrada de griegos y romanos

El yacimiento de Ampurias esta situado en la parte sur del Golfo de Rosas, en la provincia de Girona. Además es conocido por convertirse durante la protohistoria de la Península Ibérica, en un espacio de convivencia entre íberos y griegos y  posteriormente entre estos últimos y los romanos, tras su llegada a finales del siglo III aC.  Será así hasta el colapso de la ciudad, en época romana durante el siglo III dC.

La historia de Ampurias.

Este lugar estuvo habitado como mínimo desde el siglo IX aC. Sus primeros pobladores se asentaron en las colinas que hoy rodean el yacimiento de Ampurias. Estos pertenecían al  pueblo  íbero de los indiketesDicho pueblo  es conocido por  su comercio con fenicios y  griegos.

Ruta de los foceos para llegar a Ampurias
Ruta de los foceos para llegar a Ampurias

Su magnífica situación muy cercana a la desembocadura del río Fluvía, para el comercio interior,  junto a su puerto natural con el mediterráneo. Son las características necesarias para que los griegos formen una colonia, por cierto la única realmente contrastada de la Península Ibérica. En concreto serán los foceos que provienen del Asia Menor.

En un primer lugar forman un pequeño asentamiento y luego lo completan con la “Nea Pólis“. La unión de ambas da como resultado  la formación de Emporium, que su significado en griego es mercado. Esto deja bien a las claras el motivo de la colonia: los griegos aportan sus productos manufacturados, y a cambio los íberos los cereales necesarios en la Grecia Clásica.

Ampurias griega 1

Mas de tres siglos después, el ejército romano comandado por Cneo Cornelio Escipión desembarcaba en el puerto de Emporium. Su misión cortar el paso entre Cartagena y Roma  durante la guerras púnicas a las tropas cartaginesas de Aníbal. Esto servirá como nacimiento del campamento romano, que su vez se convertirá en semilla de la ciudad romana. Esta se situara en la parte más alejada del mar, justo por encima de la ciudad griega. Aunque habrá que esperar dos siglos, para que con el mandato de Augusto en Roma, se fundan las dos ciudades en una, bajo el nombre romano de Emporiae.

Ampurias romana 1

El final de Ampurias.

Finalmente la colonia griego-romana quedará abandonada en la segunda mitad del siglo III dC. Uno de los posibles motivos del abandono hay que buscarlo en la prosperidad de la Vía Augusta, que se convirtió en el eje de comunicación principal entre Hispania y Roma. Esto llevó a la pérdida de  importancia de Emporiae como centro comercial, pasando a Gerunda (actual Girona).

Tras el abandono, la población vecina de Sant Martí de Ampurias se convertirá en sede cristiana y construirá una de la primeras basílicas paleo-cristianas de la península ibérica. Esta ocupará un espacio de la antigua ciudad griega de Nea Pólis.

¿Que podemos ver hoy día?

La visita, que puede ocupar toda un mañana, se divide en tres partes diferenciadas:

Ciudad Griega.

En ella se han encontrado los restos de las tres culturas que la han habitado consecutivamente. Los restos más antiguos pertenecen a la época griega de Nea Pólis, desde antiguas canalizaciones de agua, hasta talleres metalúrgicos.  Además de las típicas casas griegas con peristilos o atrios e incluso templos de divinidades egipcias. Pero también los edificios clásicos de las construcciones griegas, aunque de reducidas dimensiones como el Ágora, la Stoa y un centro religioso dedicado al Dios Asclepio.

Ocupando un solar de  esta ciudad griega  y durante la época romana se construyó una fabrica de salazones. Por último destacar los restos de la basílica paleo-cristiana construidos a partir del siglo IV dC, que también ocuparán una parte de la antigua ciudad griega.

 

Vistas de la muralla griega
Vistas de la muralla griega
Restos del templo de Asclepio
Restos del templo de Asclepio

El museo arqueológico de Ampurias.

Situado a mitad de camino entre las dos ciudades, acoge gran parte de los restos arqueológicos descubiertos en Ampurias. La estrella del conjunto es la majestuosa figura del Dios Asclepio. Esta figura del dios de la medicina, fue localizada en el edificio religioso y terapéutico de la polis griega y datada del siglo II aC.

Exterior del museo
Exterior del museo
Dios Asclepio
Dios Asclepio
Detalle de lucernas romanas
Detalle de lucernas romanas

Ciudad Romana. 

En la parte superior de la colina, es decir en la zona más alejada del mar, fue instalado el campamento que se acabará convirtiendo en el centro político de Emporiae. A pesar de que las excavaciones solo se han realizados sobre el 20% del total, la ciudad romana era mucho más grande que la griega. Varios  lugares centran la atención: la gran domus romana de la parte norte del yacimiento que pudo tener cerca de 3000 m2, y sobre la cual aparecen diferentes mosaicos (vigilar que en invierno están tapados).

En el centro se localizan los edificios públicos. En este espacio llama la atención la reconstrucción del foro romano como centro de la ciudad, alrededor del mismo aparecen el resto de los edificios destinados a la administración de la misma. Para llegar a ellos se recorría una vía romana que lo comunicaba con las murallas, estas últimas hoy día muy bien conservadas.

Reconstrucción del foro
Reconstrucción del foro
Ampurias romana 3
Puerta sur de la muralla romana

Por último destacar las zonas de extramuros con los edificios culturales y deportivos, un anfiteatro y un gimnasio. Aunque hoy día solo se vislumbran sus formas. Las excavaciones siguen en marcha, aunque como otras muchas dependen de los escasos fondos destinados a esta causa. Impresiona ver la enorme cantidad de terreno pendiente de dichos trabajos, quién sabe los secretos que esconde.

Sin duda, una visita imprescindible para los apasionados de la historia antigua. Se puede llegar en coche o bien en transporte público (autobús). Así mismo los aeropuertos más cercanos son Girona a 55 km y Barcelona a 150 km. Además su espectacular situación frente a la playa le convierten en un lugar de visita obligada. El precio de la entrada es de 5€, con descuentos para estudiantes o jubilados, junto a la entrada viene una magnífica audioguía.

Cueva de Mas-d’Azil, un escaparate para prehistoria

Situada en el sur de Francia, la cueva de Mas-d’Azil ha resultado uno de los descubrimientos más importantes del siglo XX, en el conocimiento de la prehistoria. Tanto para la arqueología por los grandes resultados que ha dado para su estudio, como para todos los aficionados que quieran acercarse a este fascinante mundo. Con el fin conocer la forma de vida y las costumbres de nuestro antepasados. Para todo ello la cueva de Mas-d’Azil es un fantástico escaparate, ya que por ella han pasado como mínimo según datos actuales, no menos de tres culturas prehistóricas desde hace más de 38.000 años.

Situación.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que solo se puede llegar con vehículo particular.   Las ciudades cercanas más importantes son Foix a 34 km y Toulouse a 83 km. Por lo demás no tiene perdida, la misma carretera  D 119 por la que llegas, pasa por el interior de la cueva. Este fue uno de los motivos de los grandes descubrimientos, al remover la tierra para su construcción y adecuación. Los primeros trabajos comenzaron en 1858 para la construcción de un camino,  desde entonces hasta ahora los hallazgos han sido continuos.

Solo llegar te das cuenta que es un sitio especial, no es una cueva en sí. Estamos ante un túnel excavado en un gran roca caliza por el rio Alize, al que desembocan varias galerías excavadas por el agua, un lugar perfecto para el refugio tanto de animales como del homo sapiens.

DSC_0622

La visita se hace con guía especializado que suelen ser los mismos encargados del trabajo de arqueología, para consultar los horarios os dejo el siguiente enlace: sites-touristiques-ariege.es, la visita es de aproximadamente de una hora, y además se completa con una audioguía para los que no comprendan el francés. Durante la visita a parte de descubrirnos los lugares donde se han realizado los principales hallazgos, los guías nos acercan a las principales características de las tres culturas prehistóricas comentadas.

Cultura Magdaleniense.

Una de las cosas más curiosas cuando te acercas a la prehistoria por primera vez, es la constatación de que nuestro antepasados no vivían en estas cuevas, o por lo menos de forma estable.  Aquí en Mas-d’Azil es un buen sitio para comprobarlo.  En este lugar se han encontrado cientos de restos arqueológicos de esta cultura, la cual vivió, una de las épocas más frías de la historia del planeta entre hace 18.000-10.000 años.

La hombres y mujeres de la cultura Magdaleniense vivían de forma nómada, persiguiendo las manadas de bisontes, caballos y cérvidos. Además fueron también los grandes artistas de la prehistoria como podemos ver en la cercana cueva de Niaux. Dicho aspecto, junto  a la gran proliferación de utensilios para la caza realizados con huesos y asta de los animales, son las principales características de dicha cultura.

En Mas-d’Azil existen pinturas paleolíticas, pero no están abiertas al público por motivos de conservación y de dificultad de acceso. Pero la principal característica es la segunda de dichas características, los hallazgos de utensilios para la caza. La denominada industria lítica y ósea de Mas-d’Azil son muy importantes, y han llevado a los expertos a dictaminar que la Galería de los Sílex (como se le ha denominado), fue un autentico taller paleolítico. En esta cueva se encontró el propulsor del “cervato de los pájaros”. Una herramienta para disparar las lanzas más lejos, y más fuerte. Además es necesario constatar que es uno mejor conservados de la prehistoria. Por último destacar que los usuarios magdalenienses de esta cueva, usaron la parte derecha de la cueva aproximadamente entre hace 17.000 y 12.000 años.

Cultura Aziliense.

Mil años después entre 11.000 y 7000 años antes que nosotros, moraron la cueva unos habitantes con otras costumbres. Aunque de la misma especie Homo Sapiens pero con evidentes diferencias con los anteriores. Durante este periodo, denominado epipaleolítico, comienza la sedentarización de nuestra especie en Europa.  A  esta época se le ha denominado como una especie de paso intermedio entre los cazadores-recolectores paleolíticos y los agricultores neolíticos. Esto es debido en parte al cambio climático que se produce, la última glaciación sufrida da paso a un clima más similar al actual. Por dicho motivo, estas culturas son sometidas a un intenso proceso de cambio.

Los grandes animales como el elefante lanudo desaparecen, otros como el bisonte o el reno emigran al norte. En esta zona aparecen los bosques y se pierden los espacios abiertos, esto produce un cambio en la fauna. Esta cultura tiene ahora que cazar ciervos, corzos, jabalíes o conejos. Es aquí donde es significativa la importancia de esta cueva, en el margen izquierdo del río han aparecido gran cantidad de industria lítica mucho más pequeña y arpones, signo de que vivían también de la pesca. Fueron de tal importancia los hallazgos que la cultura lleva el mismo nombre de este yacimiento. Junto a esta industria se localizo una forma de arte prehistórico singular, cientos de guijarros pintados o grabados con diferentes símbolos geométricos, su significado es uno de tantos enigmas que nos ha dejado la prehistoria.

Cultura Auriñaciense.

La gran sorpresa para los arqueólogos de INRAP se produjo en 2011. Dicho año la datación de unos huesos encontrados dio 38.000 años.  Ratificados en 2013 y en estudio en la actualidad cuando se sigue buscado la presencia de más restos con dicha datación.

 La cultura auriñaciense es una de las más perseguidas por los arqueólogos y prehistoriadores.  Se piensa que comenzó hace unos 40.000 y esta protagonizada por los primeros Homo Sapiens que llegan a Europa. Lo que genera enormes dudas es su procedencia, por lo que su estudio es muy importante para conocer el proceso, por el cual el Homo Sapiens acabó sustituyendo al  Homo Neardhental. Este último, posiblemente empujado por la llegada de los primeros Homo Sapiens desde Europa Oriental, se acaba refugiado en la Península Ibérica.

La recomendable visita a la cueva de Mas-d’Azil, puede ser completada con la visita al museo de de Arqueología en Mairie.  Esta a escasos 800 metros de la entrada de la cueva.  En el mismo se exponen la mayoría de objetos encontrados en la cueva, su entrada es gratuita acudiendo con el ticket de la visita a la cueva.

José Mari Escalante

Imagenes: Rosalba Sánchez y donsmaps

Fuentes: Maillo, J.M: ; Quesada López, José Manuel ; Francisco J. Muñoz ; Joaquín R. Bárcena ; Jesús F. Jordá ; Sergio Ripoll; (2014) PREHISTRORIA I. LAS PRIMERAS ETAPAS DE LA HUMANIDAD.

El mayor desastre ecológico del siglo XX en el Mediterráneo, Portmán (Murcia)

Portmán es un barrio de la localidad de La Unión,  situado al sur de la región de Murcia. Para conocer algo más de su historia, es aconsejable dirigirse al PR-MU 88 un sendero de poco más de 7 km, que une el pueblo con el barrio.

Reconozco que llegué al mismo de casualidad, ya que en verano de 2016 acudimos a La Unión con motivo del LVI Concurso Internacional Cante de las Minas. Como me quedaron  las mañanas libres me acerqué a la Oficina de Turismo, con la vista puesta en buscar un lugar para ir a caminar. La recomendación fue dicho sendero y a pesar del desolador paisaje, este recorrido te lleva a conocer la crónica de uno de los mayores desastre ecológicos de la historia de España.

Algunas recomendaciones básicas para hace la ruta, aparte del calzado cómodo es sobre todo muchos litros de agua. Totalmente desaconsejable, desde mi punto de vista, en los días muy calurosos. De hacerla, evidentemente lo más temprano posible, pensando en que el recorrido es de unas 2 horas.  La ruta consiste en traspasar la sierra minera, pero el desnivel no es muy acusado.

Magnífica bahía de Portmán
Magnífica vista de bahía de Portmán desde la sierra

Vistas de la subida con el Mar Menor al fondo
Vistas de la subida con el Mar Menor al fondo

La ruta.

Para ir al inicio de la ruta hay que acudir a las estación de tren de La Unión, ya que justo tras cruzar la vía aparece señalado el camino con la marcas amarillas y blancas. Además esta perfectamente señalizado con excepción de la bajada por el lado contrario de la montaña, pero no tiene pérdida, ya que ves en todo momento la población de Portmán al fondo. Al principio se pasa por una ruta asfaltada que llevan al Parque Minero de la Unión, un conjunto de minas recuperadas que se pueden visitar.

Tras ellas el camino se vuelve sendero y  da paso a un paisaje típico de semidesierto, pero con gran encanto por la proximidad del mar. Durante el recorrido de subida llama la atención los enormes agujeros de gran profundidad, que eran los antiguos respiraderos de las minas. Esto te da la sensación  de estar caminando por encima de un auténtico “queso de Gruyere, pero además nos sirve para hacernos a la idea del amplio espacio que tenían las minas. Durante toda la caminata se pueden observan restos de la antigua explotación minera.

Al comenzar a bajar hacia la localidad de Portmán es cuando te das cuanta del desastre ecológico, y más precisamente, tras haber visto en la oficina de turismo la típica foto del antes y después. Todo el recorrido de bajada está jalonado de los enormes lavaderos, donde se separaba el metal de la tierra. Tras lo cual la vista se dirige a la enorme zona costera invadida por la tierra producto del vertido de este sobrante. Sin duda una imagen vale más que mil palabras, el mar llegaba antiguamente prácticamente a las casas del pueblo.

El mar llegaba a las casas
El mar llegaba a las casas

Breve historia de Portmán.

La espectacular bahía de cara al mediterráneo esta habitada desde el Neolítico. En ella también se han encontrado restos íberos. Pero la mayor presencia vino del mundo romano, el Portus Magnum, fue uno de los grandes puertos romanos del sur de España.  Es conocida la extracción de sus ricos minerales (en especial plata, hierro y plomo) por los romanos desde su llegada al sur de Hispania en el siglo III aC. Se han localizado varios yacimientos, desde grandes villas romanas hasta las calzadas que comunicaban el puerto con el interior peninsular. Tras los romanos nunca se ha abandonado la zona, ya que hay restos medievales y torres de vigilancia de los siglos XVI y XVII para el control de los corsarios.

El duro siglo XX de Portmán.

Pero por lo que pasará finalmente a la historia ocurrirá a partir del siglo XX En especial tras la profunda crisis de posguerra, cuando se retoman con más fuerza las explotaciones mineras a cielo abierto. Los enormes lavaderos, causarán uno de los mayores desastres ecológicos del mediterráneo entre 1945 y 1992. El problema era gravísimo, por una parte los vertidos de materias contaminantes acabaron con la flora y la fauna de la zona.  El principal culpable, el lavadero Roberto,  fue una de las mayores construcciones de este tipo en el mundo, en definitiva vertía en la bahía más de 8.000 toneladas al año de residuos.

Todo ello agravado por decirlo de alguna manera por el secuestro moral de sus ciudadanos. Los cuales, si querían trabajar solo existía la mina, por lo que todo en cierta forma se silenciaba. Todo empezó a cambiar en 1986, cuando los grupos ecologistas toman mano en el asunto. Tras años de protesta llega el cierre definitivo en 1992. Aunque ya pocas cosas tenían remedio, el pueblo quedó con su costa inutilizable y sin trabajo en  la mina. Además sin posibilidades de convertirse en uno de los pueblos turísticos, que jalonan la zona del levante español.

Hoy día, Portmán sigue esperando que se lleven a cabo las grandes promesas de regeneración de su costa. Ya va siendo hora, que las autoridades pertinentes se pongan en la labor de devolver a este precioso lugar, aquello que el abuso humano le robó.

El propósito debe ser firme,  y no debe ser otro que volverlo a convertir en el magnífico escaparate que encontraron fenicios, cartagineses y en especial los romanos a su llegada hace más de 2000 años.

Más info: elmundo / regmurcia

Vídeo: Rtve

¿Quién inventó el trabajo?

¿Cuántas veces se ha oído al compañero de trabajo, de una cadena de montaje, acordarse de la progenitora del que inventó el trabajo?

54a1e53f0542f

Ese enigma será muy difícil de solucionar por la historia. Ya que para algunos será la madre de un homo sapiens del neolítico, que  un buen día decidió que era mejor plantar trigo, que esperar que creciera de forma milagrosa en la naturaleza. Mientras para otros, en cambio, el primero de nuestros antepasados que decidió con una piedra construir la primera herramienta de la historia. Pero en lo que todos estaremos de acuerdo es quien inventó el trabajo en cadena, que ha llevado al siglo XX al mayor avance industrial, tecnológico y científico de la historia de la humanidad.

Henry Ford.

Henry-Ford-1024x576

Su apellido da una pista muy importante. El personaje en cuestión fue el fundador de Ford.  Por lo tanto, todo el que acuda a su puesto de trabajo en una cadena de montaje y  en un coche de dicha marca, ya sabe que tienen en común su puesto de trabajo y su vehículo.

Henry Ford fue un emprendedor nato. Desde su estado natal de Michigan en EE.UU, se interesó rápidamente por aquel invento de los alemanes de finales del siglo XIX,  el automóvil. Pocos años después en 1903 fundaba la Ford Motor Company. Esta era una empresa destinada a la fabricación de coches y basada en sus experiencias en Daimler y Benz.

Pero Henry Ford iría mucho más allá, ya que conocía perfectamente la población norteamericana, los vehículos alemanes eran un lujo y como tal solo se lo podían permitir los más pudientes. En EE.UU durante la segunda parte del siglo XIX había crecido con fuerza una clase social media con un buen nivel adquisitivo. Pero sin llegar a dichos lujos y por lo tanto la jugada de nuestro personaje fue clave.  Su misión rebajar los costes de producción.

470298_65062for1

El trabajo en cadena

Hasta ese momento y a pesar de la Revolución Industrial que aportó nuevas maquinas y fuentes de energía, la producción seguía estancada . Un mismo operario realizaba diferentes tareas dentro de la elaboración de un producto, por lo tanto anclado en una especie de artesanado. A partir de ese momento los operarios solo realizarán una parte determinada de dicho producto. Este último a través de una serie de cintas y correas  ira pasado de un operario a otro, hasta que al final quede completado. Las ventajas estaban claras:  mayor destreza mayor velocidad, y además los operarios no necesitaban tanta instrucción ni preparación. Ambas variables abarataban los costes de producción. Todo este proceso ha pasado a la historia como el Fordismo.

¿Qué consiguió?

En primer lugar uno de los vehículos más míticos de la historia el Ford T.

ford-t-rodando

 

Pero sobretodo lo que consiguió Henry Ford fue cambiar la historia del siglo XX.  Ya que su éxito no solo se basó en poner en marcha la primera cadena de montajeTambién el  abaratamiento de  los costes de producción los repercutió en el precio del vehículo.  Este lo  hizo asequible a todos sus trabajadores, ya que una de las primeras medidas fue subir los salarios a todos ellos. Con esto consiguió que los mismos trabajadores se convirtieran en compradores.  Henry Ford era consciente de que para conseguir el éxito en su arriesgada apuesta, necesita hacer crecer el numero de ventas. De esta manera poder asimilar el incremento de producción de las fábricas de Ford. Acababa de nacer la denominada cultura de masas: “todos trabajamos, todos consumimos”.

Por lo tanto Henry Ford no inventó el trabajo. Pero cambio el concepto de trabajar.  Tras esta vendrán otras revoluciones que han conformado la actual sociedad. En un muy corto espacio de tiempo para la historia, de apenas un siglo. 

Fuentes: biografiasyvidasdefinicionabc

Imágenes: autobild, diarioepoca, publico, forocoches.

José Maria Escalante

La Iglesia de Berlín Kaiser Wilhelm, un monumento de paz tras la 2GM

Imagen actual de la Iglesia Memorial Emperador Guillermo
Imagen actual de la Iglesia Memorial Emperador Guillermo

La calle Kurfürstendamm de Berlín esta dominada por una extraña figura en su extremo oeste, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm. He de reconocer, que desde la primera vez que la vi me llamo la atención,  ya que parecía sacada de un cuento de Hans Christian Andersen. Pese a lo cual  en mi primera visita a Berlín no me acerque a la misma, y nada más volver de aquel viaje me informé sobre el motivo de la extraña figura. Tras lo cual en los dos siguientes viajes a dicha ciudad, me he acercado hasta tres veces.

Breve historia de la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

La iglesia conmemorativa del Emperador Guillermo fue construida entre 1891 y 1895, e concreto durante el reinado de su nieto Guillermo II. Definitivamente fue concebida para ser la más grande de todas las iglesias luteranas de Alemania. De tal manera que el día de su inauguración, el 1 de septiembre de 1895, la espectacular iglesia tenia una torre de 113 metros de altura. Así mismo podía acoger sentados más de 2.000 personas, y detrás del altar quedaba un espacio para un coro de 300 voces y 80 músicos.

IMG_1772
Imagen de la Iglesia con su espectacular torre

Así fue hasta el 23 de noviembre de 1943, ese día en el en el marco de la 2ª Guerra Mundial, se efectuaron a cargo de la RAF británica los más violentos bombardeos sobre Berlín.  La iglesia quedó prácticamente destruida, esto se puede comprobar en las imágenes del siguiente vídeo,  tomadas los días posteriores a dicho bombardeo.

Tras finalizar la guerra  comenzaron los trabajos de reparación de la capital alemana. Es preciso recordar que tras el reparto de la Conferencia de Potsdam, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm quedó en territorio británico evidentemente las primeras reparaciones se dirigieron a los edificios de mayor necesidad. Por dicho motivo, la iglesia quedó en un segundo plano. Es más, en realidad y dado el lamentable estado en que se hallaba, se decidió su demolición. A partir de ese momento, corría año 1950, es cuando la iglesia se convierte en símbolo de la paz, la causa hay que buscarla en  los miles de ciudadanos que salieron a la calle para protestar contra el derrumbe. De ahí que las autoridades de Berlín, encabezadas por su alcalde Ernst Reuter, deciden mantenerla como símbolo de la destrucción que producen las guerras.

A finales de los años 60, se inicia la construcción del nuevo espacio destinado al culto. En efecto, a una banda de los restos de la iglesia destruida se coloca una torre, y al otro lado el actual espacio religioso. Su inauguración el 17 de diciembre de 1961. Pero habrá que esperar  a 1987, dos años antes de la caída del Muro de Berlín, a que se habite definitivamente el recinto destruido. Como ya se ha dicho, para ser el símbolo de la paz de la ciudad de Berlín.

¿Qué podemos ver hoy día?

Hoy día todo el conjunto arquitectónico forma parte de la vida diaria de los berlineses, y de los turistas que llegan a la ciudad. La extraña figura, que domina la plaza berlinesa, es la torre de la antigua iglesia, de las cual solo restan 68 metros de los 113 que llegó a tener. Cariñosamente se la denominada la Muela picada de Berlín.

Imagen de las antiguas escaleras

El espacio destruido durante la 2ª Guerra Mundial, se ha convertido en un museo de la Paz. Hay que mencionar además, que en él se dan cita algunos de los objetos destinados a este menester: En primer lugar la exposición permanente, que a través de paneles informativos nos muestra la historia de la destrucción de la Iglesia y de la ciudad.

techo original

En el fondo de la iglesia existen tres cruces. La primera una cruz ortodoxa en conmemoración de los muertos, de los países que profesaban este fe durante la guerra. Seguidamente, la cruz de Clavos de Coventry recuerda  los fallecidos en dicha ciudad inglesa, durante los bombardeos de la Luftwaffe alemana en 1940. Por otra parte entre ambas cruces, el crucifijo luterano de la antigua Iglesia del Kaiser-Wilhelm.

El edificio se puede visitar todos los días, desde las 9 a las 19 horas de forma gratuita.

A ambos lados, como ya ha quedado dicho, la nueva construcción. Esta se divide en dos partes;  en primer lugar un octágono de 35 metros de diámetro y 20 metros de altura donde se lleva a cabo el culto. Hay que mencionar ademas, que se realizan excelentes conciertos de música clásica. A su vez en su interior, otro de los símbolos de paz que acoge este complejo religioso. La Madona de Stalingrado que fue pintada durante la toma de dicha ciudad, en la Navidad de 1942.  Dos copias de la misma adornan las catedrales de Coventry y Volvogrado (nombre actual de Stalingrado).  Para convertirse entre las tres, en una especie de triángulo de paz.

Al otro lado, la nueva torre hexagonal de 12 metros de diámetro y 53 de alto.  Conviene subrayar que no podía ser más alta que la antigua, evidentemente para no restarle protagonismo. Por otra parte ambos edificios son de acero y repletos de vidrios azules, rojos, verdes y amarillos.

Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm
Interior de la Iglesia Nueva

Sobre este escenario de paz se cometió el pasado 20 de diciembre de 2016 el atentado que costó la vida a 12 personas, mientras paseaban tranquilamente por un mercado navideño.

Sobre este último punto me gustaría aportar una apreciación especial. Ya que realmente no se hizo gran hincapié en el hecho, de que el ataque fuera contra un símbolo de paz. . Posiblemente no buscando mayor repercusión de la que estos atentados islámicos provocan en la Europa actual, aunque para mí sigue quedando la duda, sobre si el lugar fue casualidad o no.

Video: Panzerargentino1