¿A dónde fueron a parar los misteriosos Pueblos del mar?

Posiblemente estamos ante una de las preguntas más repetidas por los amantes de la historia antigua. Lo cierto es que a finales del siglo XIII aC., una serie de movimientos migratorios  con sus consiguientes guerras y destrucciones, a los que debemos sumar, supuestamente, algunas catástrofes naturales, conformaron un nuevo mapa político en el mediterráneo oriental.  No vamos a ser nosotros los que descifremos este enigma de la historia, ya nos gustaría, pero si vamos a conocer un poco mejor los pueblos que desaparecieron, y también a los nuevos poderes emergentes de dicho espacio geográfico, tras el paso de estos primeros piratas de la historia.

Los pueblos de mar.

No sin antes conocer algunos aspectos y nombres, que la historiografía les ha ido asignado a estos Pueblos del mar. Por cierto este nombre genérico fue introducido en el siglo XIX, por Emmanuel de Rouge el destacado egiptólogo francés, para dirigirse a los diferentes pueblos que se hallaron en las inscripciones de los templos de Medinet Habu en Egipto. De la multitud de apelativos asignados a los diferentes pueblos y movimientos, nos vamos a quedar con los más importantes.

Denyen.

Uno de los más significativos, dado la importancia que como veremos posteriormente tuvo el movimiento de este pueblo para el fin de la civilización micénica. En definitiva se les suele asignar un origen griego, son los denominados aqueos, que parecen ser un pueblo originario del Peloponeso.

Pelesets.

Localizados en una estela asignada al reinado de Ramsés III (1184-1153 aC.), es decir el faraón egipcio que más sufrió de estos movimientos de los Pueblos del mar. Su origen es muy discutido existiendo dos versiones principales; la primera nos revela que provienen de las islas del mar Egeo.  Aunque las más entendida los sitúa como herederos de la cultura cananea proveniente del bronce de Oriente Próximo. Lo cierto es que son expulsados por el faraón egipcio, y desde ese momento aparecerán en el Antiguo Testamento como los filisteos y asentados en la actual Palestina.

Relieve de los filisteos en Medinat Habu

Weshesh.

El pueblo con uno de los orígenes más discutidos, al toparse su historia con la mítica ciudad de Troya. Si bien es cierto que esta última ha sido hallada arqueológicamente, no es menos cierto que todas sus leyendas siguen despertando grandes controversias. La más extendida nos habla de su destrucción en el año 1184 aC., por lo tanto en plena crisis de los Pueblos del mar. En este contexto entraría este pueblo, que se ha asignado a los archivos hallados en la ciudad de Hattusa, donde aparecen los “wilusa” como habitantes hititas de la ciudad de Troya. Para acabar con ellos significar que algunos fuentes los sitúan como uno de los pueblos más belicosos, que actuaron en Egipto y Oriente Próximo tras sufrir la comentada destrucción  de su principal ciudad.

Tjeker.

Algunos autores los han calificado como los “piratas del mediterráneo”. Su origen, como no, muy confuso, unos los sitúan en la Península de Anatolia, otros ven en el Papiro del “viaje de Wenamon” que la capital de los Tjeker se situaba en la falda sur del Monte Carmelo. Aunque nos podemos quedar con el relato mitológico que les asigna un origen entre los seguidores de Teucro. Este fue el mejor arquero de los aqueos que luchó para acabar con la ciudad de Troya.

Shardana.

Nos acercamos al único de estos denominados Pueblos del mar, que no tiene un origen oriental. Ya que se han encontrado diversos indicios que lo relacionan, ya sea como origen o destino con la actual isla italiana de Cerdeña. Sin duda un pueblo de guerreros, algunos le atribuyen la destrucción de la cultura micénica. Pero la mayor parte de las fuentes, localizan a este pueblo en las diversas batallas que mantuvieron los egipcios con sus enemigos, precisamente como integrantes de los ejércitos de estos últimos, como en la célebre batalla de Kadesh con los hititas.

Arawanna, Derden, Lukka, Sherden, etc.

Es decir una lista que parece no tener fin, ya que un indeterminado número de pueblos aparece tanto en las confusas fuentes egipcias, como en las tradicionales epopeyas de la mitología griega. Por lo tanto todos difíciles de encasillarlos correctamente la historia.  Pero para seguir fomentado la imaginación sobre estos Pueblos del mar, vamos a ver el antes y después de este espacio geográfico del mediterráneo oriental. Por cierto, en el cual las fuentes que van del periodo comprendido entre los siglo XIII-XI aC., son tan escasas que cualquier especulación puede tener cabida en la relación de estos cambios y la realidad histórica.

Las grandes culturas que desaparecieron.

Mapa del Mediterráneo oriental en el año 1200 aC.
Mapa del Mediterráneo oriental en el año 1200 aC.
Mapa del Mediterraneo Oriental en el año 1000 aC.
Mapa del Mediterraneo Oriental en el año 1000 aC.

La cultura Micénica.

Los micénicos fue la cultura más importante de la fase final del Bronce en el Heládico, aproximadamente en el periodo comprendido entre el 1600-1100 aC. Conocida por el nombre de su ciudad-estado más significativa, Micenas. Podemos añadir que fue en parte herencia de la cultura minoica, de la cual adaptó la forma de organización  palaciega, e incluso en parte su escritura. Conocidos como grandes guerreros por los diversos hallazgos de ajuares en las grandes tumbas micénicas. A parte de Micenas los mayores asentamientos se llevaron a cabo en el Peloponeso, en el Ática y en la zona de Beocia.

Pues bien, esta esplendorosa cultura de guerreros fue borrada del mapa en el año 1100 aC. Los motivos no están claros, pero  lo cierto es que comenzaron al menos un siglo antes. La arqueología nos ha demostrado que durante el siglo XIII aC., se acometen la construcción de grandes  murallas y cisternas para posiblemente resistir duros asedios. Pero tampoco se descarta que fueran una forma de defenderse de epidemias producidas por terremotos o grandes sequias.

El siguiente paso fue la interrupción del prospero comercio micénico en el mediterráneo oriental, en este caso achacado a las injerencias de los Pueblos del mar. El resultado las primeras migraciones y colonizaciones griegas que acabaron revirtiendo en una gran crisis que acabó con la cultura micénica. Las ciudades se abandonaron, se saquearon y fueron quemadas, hecho que produjo la llegada de nuevos pueblos como el caso de los Dorios, uno de los protagonistas del futuro griego.

El Imperio hitita.

Su origen se considera que estuvo entre las tribus asentadas en el Cáucaso, que llegan a la Península Anatólica a partir de principios del II milenio aC., tras lo cual fundan su capital Hatussa a mediados del siglo XVII aC. Uno de los aspectos más destacados de los hititas fue la utilización del hierro por primera vez en la historia, que les sirvió para la elaboración de armas con las que vencer al gran Imperio Egipcio.

El gran Imperio sucumbió de la noche al día a partir del año 1200 aC., sí lo reflejan las célebres tablillas de Bogazköy encontradas en el yacimiento arqueológico de Hatussa y que narran la historia de los hititas. Los motivos de la desaparición de uno de los pueblos mejor estructurados de Oriente Próximo sigue siendo un misterio, la mano de los Pueblos del mar se hace evidente, ya que queda demostrado que asolaron las ciudades costeras del Imperio Hitita en la actual Siria.

Los egipcios.

Vaya por delante que la gran cultura egipcia no sucumbió ante los Pueblos del mar. El motivo de su aparición en este apartado viene dado por ser el inicio de un declive imparable, tras luchar contra la invasión de estos piratas del mar, como se les ha dado por llamar en ocasiones.

Lo cierto es que los conocemos gracias a las inscripciones efectuadas durante el reinado de Ramsés III, el último de los grandes faraones egipcios conocidos, que gracias a su dedicación logró que su pueblo no siguiera el camino de micénicos e hititas. Pero como ha quedado dicho tras la muerte de este faraón la caída de la primera gran cultura del mundo, fue imparable, sin ir más lejos a mediados del siglo XI aC., aparecen divididos en dos, además tras haber perdido la totalidad de las tierras del Canaán.

Las nuevas culturas que protagonizarán el I milenio aC.

A pesar de que no hay absolutamente nada probado, lo cierto es que la zona del levante mediterráneo adquirirá tras el paso de los Pueblos del mar una fisonomía política totalmente diferente a la que existía en el año 1200 aC. Si debemos buscar un origen no se puede obviar a los protagonistas de hoy, que posiblemente acabaran integrando estas nuevas realidades.

El pueblo Arameo.

Las primeras noticias que nos llegan de los arameos provienen de Babilonia a principios del siglo XIII aC., donde su rey se queja de unas bandas nómadas que ponen en peligro la integridad de la gran capital del Éufrates. Se les suele asignar como expertos caravaneros que muchas veces se pusieron al servicio de las potencias de Oriente Próximo, como los Hititas o los Asirios.  Nadie como ellos podía conducir a los ejércitos a través del desierto.

Las invasiones de los Pueblos del mar llevaron por efecto dominó a los arameos a establecerse en nuevos territorios, dando el paso definitivo para abandonar el nomadismo e iniciar autenticas dinastías principescas. Sin ir más lejos en el año 1067 aC., un arameo, Apla-Iddina se hará con las riendas del reino de Babilonia. Los siguientes años se expandirán por todo Oriente Próximo, organizándose en una especie de principados independientes entre sí, pero con una lengua en común, el arameo que se hará oficial en las diferentes cortes asirias, babilónicas y persas. Este hecho nos demuestra la enorme importancia que tuvieron los movimientos de los Pueblos del mar, en este espacio geográfico.

Los fenicios.

Decir que el origen de los fenicios de debe a los Pueblos del mar, sería contradictorio, pero en cambio podemos afirmar que los movimientos de estos los introdujeron en la historia, para ser conocidos como los mejores navegantes del mediterráneo. El origen de este pueblo se remonta a miles de años, por parte del pueblo de los cananeos asentados en la estrecha franja costera mediterránea, como curiosidad destacar que en el año 2650 aC., ya comerciaba madera con los egipcios.

A partir de los sucesos de los Pueblos del mar la historia de los fenicios parece acelerarse, ciudades como Biblos, Ugarit, Sidón o Tiro se comienzan a superpoblar, por dicho motivo nace la necesidad de expandirse por el mediterráneo. A partir de ese momento conoceremos sus mejores virtudes, que sin duda estaban destinadas a ser los mejores comerciantes. El resto lo pusieron las condiciones climáticas y orográficas, en un espacio agotado para la producción de la agricultura, pero con exceso de árboles. La solución era evidente se debían construir barcos con los que conquistar el mediterráneo, de esta forma sobre el año 1000 aC., ya lo habían cruzado de punta a punto ejerciendo como los mejores comerciantes del momento.

Recreación del Mundo fenicio por
Recreación del Mundo fenicio por Navarro Ilustración

Además los fenicios se convirtieron en herederos de dominio marítimo que los micénicos habían efectuado en el mediterráneo oriental. A pesar de que no existe ningún indicio ni certeza, permitirme la curiosidad de preguntarme; ¿Qué casualidad que tras las invasiones del los Pueblos del mar, los fenicios se conviertan en los mejores navegantes del momento?

El pueblo de Israel

Tras la desaparición de los egipcios de la zona de Canaán, este nuevo pueblo aprovechara el vacío de poder dejado por estos. No eran unos recién llegados a  la zona, ya que tres siglos antes aparecían en las estelas egipcias con el nombre de “apiru”. Pero el momento y la forma de asentarse en torno al valle del río Jordán sigue siendo un misterio para la historiografía. Para algunos fue debida a una evolución in situ, para otros una llegada del exterior para asentarse en estos territorios. Por último destacar el éxodo que nos narra el Antiguo Testamento según el cual los israelitas son expulsados del antiguo Egipto, entre los siglos XV-XI aC.

Lo cierto es que en dicho siglo XII aC., los israelitas viven bajo las reglas establecidas por la Confederación de las Doce Tribus,  sin un poder central y actuando bajo consejo de los más mayores. Sin duda podemos afirmar que era la típica organización política de cualquier pueblo nómada.

Pero los movimientos de los Pueblos del mar, también ejercerán gran influencia en el pueblo israelita. Recordemos a los filisteos, los pelesets de la estela de Ramsés III, que se asentaran a principios del siglo XII aC., en la zona más septentrional del Canaán. Desde allí entraran continuamente en disputas con los israelitas, como la célebre pérdida del Arca de la Alianza por estos últimos en la Batalla de Afec en el año 1050 aC.  Poco después y para ejercer un poder central y fuerte se instaura la monarquía hebrea de Israel con el Rey Saúl (1030-1010 aC.).

Conclusiones

Como hemos visto estamos ante uno de los episodios con más interrogantes de la Historia Antigua, la falta de fuentes entre los años 1200-900 aC., es prácticamente generalizada, por lo que cualquier especulación es difícilmente demostrable. Para la historiografía es sin duda uno de los retos más significativos.

Por otro lado y sin obviar las destrucciones, los Pueblos del mar  también aportaron aspectos positivos, como por ejemplo la generalización del uso del hierro que fue expandida gracias a estos movimientos, o bien la difusión del alfabeto obra de los fenicios. No quiero concluir sin significar que el espacio dejado por las estructuras micénicas, se rellenará a partir del siglo IX aC., con la aparición de la madre de todas las culturas occidentales, efectivamente me refiero a los griegos.

Imágenes: commons.wikimedia

Un comentario sobre “¿A dónde fueron a parar los misteriosos Pueblos del mar?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: