Construcciones medievales que han inspirado la literatura del siglo XXI (I)

En 1989 el escritor inglés Ken Follet sorprendió a todos con una novela ambientada en la Edad Media, por lo menos al que suscribe acostumbrado a leerle en sus historias sobre espías, con motivo de las guerras mundiales del siglo XX. De repente sus lectores nos vimos envueltos en una historia que nos contaba, como los hombres del medievo introducían el sistema constructivo del gótico, para suplantar el antiguo románico. Todo ello ambientado en una comunidad, Kigsbridge, totalmente ficticia, por lo que hemos sido incapaces de adivinar cuál fue la catedral que entre otros levantaron Jack y Tom Builder, en Los Pilares de la Tierra.

Desde entonces y concretamente en el siglo XXI, han sido muchos los escritores que han seguido los exitosos pasos de Follet, eligiendo construcciones medievales para ambientar sus narrativas históricas en la Edad Media. En algunos de estos trabajos, dichas construcciones han sido protagonistas directas de la obra, mientras en otras ha sido el marco perfecto que contenían grandes historias. De todas he elegido personalmente estas diez, por ser un fiel reflejo de la pluralidad medieval de la Península Ibérica, y que además nos sirven para conocer las diferentes edificaciones habituales de la Edad Media.

Pórtico de La Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela.

El ángel Perdido, Javier Sierra, 2011.

 

En la entrada oeste de la Catedral de Santiago encontramos una de las obras cumbres del románico, esculpida por el Maestro Mateo a finales del siglo XII. Se trata de tres arcos donde a través de más de 200 figuras están representadas tres de las escenas más significativas del simbolismo de la Alta Edad Media. El pecado original, la redención y el juicio final, con la imponente figura de Santiago Apóstol presidiendo la columna central del parteluz. Sin duda, desde este año 2018 es un motivo más para viajar hasta Santiago de Compostela, ya que se observar completamente restaurada. Señalar que dicha restauración se ha llevado a cabo durante los últimos nueve años desde 2009.

 

Pues es precisamente esta restauración la que sirvió a Javier Sierra como inspiración para hallar el comienzo de su trepidante historia del Ángel Perdido. Júlia Álvarez, su restauradora, se ve envuelta en una historia donde a través de pistas dejadas entre las señales de los canteros, tiene que descifrar el paradero de su marido desaparecido.

 

Puente medieval de Besalú.

El Puente de los judíos, Martí Gironell, 2007

Nos encontramos ante uno de los puentes románicos más importantes de España. La localidad de Besalú se encuentra situada al norte de Gerona, tratándose de uno de los primeros lugares reconquistado por los cristianos tras la caída del reino visigodo. El puente en sí fue construido en el año 1075, con siete arcos desiguales para la búsqueda del roquedo que debía ejercer como cimentación. Con ellos se salvaba el paso del rio Fluviá a través de una longitud de 135 m. Además, este puente contiene algunos de los aspectos más significativos de la arquitectura medieval, con una planta quebrada, torres defensivas, en incluso los portones donde se cobraban los impuestos para su paso.

Debido a las continuas inundaciones medievales y a las crecidas del rio, el puente se fue desmoronado, y en el año 1315 estaba impracticable, acto seguido los habitantes deciden pedir su reconstrucción. Hasta aquí la historia real que es recogida por Martí Gironell para iniciar su narrativa. La historia que nos cuenta este periodista nacido en el mismo Besalú, comienza cuando un constructor de Perpiñán llega a la población para acometer la reconstrucción del puente. A raíz de la misma, se desarrolla una historia de luchas, entre los habitantes cristianos con el apoyo de los judíos, contra el Conde de Ampurdán, ya que este se niega a la realización de dicha obra. Un fiel retrato bien documentado de la vida medieval, en el que no puede faltar las evidentes historias personales.

Castillo de Loarre

El Castillo, Luis Zueco, 2015

Nos encontramos ante un castillo que no necesita presentación, el Castillo Abadía de Loarre en su estilo románico, está considerado el mejor conservado de toda Europa. Mandado a construir por el rey Sancho Garcés III a principios del siglo XI, con motivo de los momentos iniciales de la reconquista cristiana del Condado de Aragón. En aquellos momentos, el control de la Hoya de Huesca era imprescindible, así como lograr una posición ventajosa para asediar una de las principales ciudades de los musulmanes en la zona, Bolea.  Cualquiera que hoy día se adentre dentro de sus 172 m de murallas que encierran más de 10.000 m2, se dará cuanta que ha llegado a un lugar especial, la Edad Media sigue existiendo entre aquellos muros. Os invito a conocerlo un poco mejor en nuestro artículo: -castillo-de-loarre

Podemos decir que la construcción del castillo es el hilo conductor de la novela que Luis Zueco. Este historiador, nacido en la provincia de Zaragoza, nos narra una historia que mezcla a la perfección hechos y personajes reales, como el propio Sancho Garcés III, o sus hijos Ramiro I y García Sánchez III, con otros ficticios como Juan un carpintero nacido en los Pirineos, su hijo Fortín y una niña huérfana con ciertos dotes paganos de nombre Eneca.

Monasterio de San Salvador de Oña.

Las sombras del Monasterio, Jesús Arce Garmilla, 2011.

Situado en la entrada de la comarca de las Merindades, Oña es un municipio que hunde sus raíces en los primeros momentos de la reconquista cristiana. En el año 1011 es fundado su monasterio, por el Conde de Castilla Sancho García, en un principio debía acoger en sus diversas estancias congregaciones mixtas. Pero tras las escrituras otorgadas por Sancho Garcés III, el mismo de Loarre, se convertirá en sede de los monjes cluniacenses, y posteriormente en Panteón Real. Este último tuvo la particularidad de que acogió a ilustres huéspedes de tres casas reales, la de Castilla, Navarra y León. Hoy día es uno de los monumentos más visitados de la zona, y gracias a estar prácticamente siempre habitado se halla en buen estado. En el mismo podemos disfrutar de los diferentes estilos arquitectónicos, románico, gótico, barraco y renacentista. Destacar su pórtico de los reyes y su iglesia construida entre los siglos XII-XV.

En Las sombras del Monasterio conoceremos los primeros pasos de su construcción a través de su personaje principal, el Conde de Castilla, así como los entresijos del último periodo del Condado, antes de convertirse en Reino de Castilla. Otro aspecto destacar en la obra de Jesús Arce es la narración del nacimiento del célebre cuerpo de Cámara del Rey, en la cercana villa de Espinosa de los Monteros. Dicho cuerpo se convertirá en la guardia personal de los reyes de Castilla y posteriormente de España, a pesar de ser un estamento real, su fundación parece ser mucho más tardía, por lo que este aspecto de la obra entra de lleno en la ficción histórica.

Medina Azahara

El cirujano, Antonio Cabanillas de Blas, 2009

Los baños de Pozo Azul, Jesús Sánchez Adalid, 2018

Una de las ciudades palatinas más importante de mundo islámico en la Alta Edad Media. Construida por Abderramán III en las afueras de Córdoba, como un símbolo de poder del recién nacido Califato de Córdoba. La victoria sobre algunos sus rivales en la Península Ibérica, todavía estaba caliente, y para reivindicar el liderazgo islámico ante sus rivales, los fatimíes de Ifriqiya en el norte de África, inicia la construcción de la nueva sede del Califato. Para ello el califa cordobés no escatimo esfuerzos, el lujo rebosaba por las múltiples estancias de Medina Azahara, las cuales acogían desde los palacios del califa y su familia, a la sede del gobierno y la administración del califato. Sin duda debió destacar por encima de todos el denominado Salón Rico, donde los califas obsequiaban con suntuosas cenas de recibimiento a los embajadores y monarcas llegados de toda Europa.

Toda esta maravilla, solo duró un siglo, en el año 1010, durante la fitna islámica quedó totalmente arrasada. Afortunadamente la arqueología desde el siglo XX ha realizado una labor encomiable para su recuperación, que le ha valido en 2018 la declaración como lugar Patrimonio de la Humanidad. Además de servir de inspiración a dos de los escritores de narrativa histórica que nos visitan hoy, con dos historias muy similares que nos presentan a personajes reales de la corte califal.

El 2009 Antonio Cavanillas nos acercó a la vida del primer cirujano de la historia de España, Abulcasis, nacido en la propia ciudad palatina para convertirse en médico personal del propio Abderramán III. La novela es un fiel retrato de la sociedad andalusí cordobesa, así como de los magníficos avances de la medicina árabe, e incluso un tema, el sexo, que parece ser muy representativo de la vida palacial.

Por otro lado, recién salida del horno, encontramos la última novela de Jesús Sánchez Adalid que nos presenta la historia de Subh Wallad, la madre del califa Hisham II. Esta tiene que tomar las riendas de Medina Azahara, dada la minoría de edad de su hijo y revelándose contra el poder de Almanzor, mientras este se hallaba en sus campañas del norte peninsular.

 

Continuara…

Imágenes:

commons.wikimedia

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: