Algunos de los mejores ejemplos del Megalitismo en Península Ibérica.

La propia palabra que proviene del griego nos define lo que vamos a hablar; mega (grande) y lithos (piedra). Es decir todas las construcciones arquitectónicas que utilicen grandes bloques de piedras las podemos encasillar aquí, desde las pirámides egipcias o mayas, a los recintos ciclópeos de la cultura micénica. Pero hoy día, este vocablo se acota  a la más antigua arquitectura monumental aparecida durante la prehistoria.

Además podemos añadir, que si pesar de que los primeros estudios señalaban un origen mediterráneo de dichas construcciones, en las grandes culturas egipcias o griegas. Hoy día gracias a las nuevas dataciones de C14, se conoce que tuvieron su origen en la Europa Occidental, donde hallamos un protagonismo especial de la Península Ibérica.

Sus constructores.

Para conocerlos un poco mejor debemos trasladarnos al final de Epipaleolítico o el Mesolítico peninsular, y conocer como estas construcciones es el paso definitivo hacia el Neolítico. Si atendemos a las dataciones de C14, actualmente las más antiguas de la Península pertenecen a la fachada Atlántica de Portugal, donde llegan incluso a los 4.700 años aC. Es decir a las postrimerías de la cultura de los concheros portugueses.

Si la llegada del Neolítico lleva consigo la sedentarización como una de sus principales características, el Megalitismo es el resto arqueológico que mejor la representa. El esfuerzo, el tiempo y el trabajo,  sin olvidar la complejidad técnica de estas construcciones, son el mayor síntoma de que los primeros hombres y mujeres que practicaron la agricultura y la ganadería, no pensaban moverse del sitio. Además de ser un verdadero símbolo de marcador territorial, por el cual dejaban bien claro que aquellas tierras pertenecían a alguien, para explotaras económicamente al servicio de la comunidad.

Pero el Megalitismo no nos transmite solo la sedentarización, sino que podemos deducir de su construcción aspectos como las primeras diferencias sociales. Dichas construcciones es difícil llevarlas a cabo si no existe, desde quien las proyecte, a quien estructure el trabajo, que a veces incluía el desplazamiento de piedras que pasaban varias toneladas, a cientos de kilómetros de distancia. De la misma forma, que algunos autores como el Robert Chapman, ven en las primeras construcciones de tumbas megalíticas un premio a los dirigentes y fundadores de estas nuevas comunidades neolíticas.

Otro aspecto interesante es su utilidad, ya que las diferentes tipologías de construcciones que veremos a continuación llevan consigo un aspecto eminentemente religioso. Desde lugares de culto, a lugares de reunión de la comunidad y especialmente un sitio para enterrar  a sus muertos. Con el Megalitismo nace por primera vez el concepto necrópolis, este lleva consigo una clara separación del mundo de los vivos al de los muertos. Su utilización nos demuestra de nuevo su clara determinación de sedentarización, en definitiva fueron reutilizados durante miles de años, incluso hasta la llegada de las comunidades metalúrgicas.

Distribución por la Península ibérica y sus principales ejemplos.

Sin más dilación pasaremos a conocer algunos ejemplos que nos ayudaran a conocer mejor estas construcciones megalíticas de la Península Ibérica.  No sin antes hacer un par de incisos; el primero de ellos es apreciar que la mayoría de estas construcciones son periféricas, es decir en el interior de la península se han encontrado muy pocas de ellas. Además las halladas principalmente en la meseta norte, desde Salamanca hasta Burgos se suelen asignar algún tipo de conexión con las portuguesas o las del Cantábrico.  Un segundo aspecto importante es el uso esencialmente funerario de las dichas construcciones en la Península Ibérica, con contadas excepciones en Portugal y Cataluña de mehires y crómlechs.

Portugal.

Sin duda uno de los espacios geográficos más interesantes para conocer el Megalitismo Ibérico. Destacar que en su fachada Atlántica de norte a sur se han localizado miles de estas construcciones, desde simples menhires a complejas cámaras funerarias. A pesar de poder encontrarlas por todo el país, dos regiones se llevan la palma; El Alentejo y el Algarve. Recordar como ha quedado señalado que son las más antiguas de la Península Ibérica, con más de 6.700 años de historia. De todas ellas por su singularidad os presento estas dos, y os invito a conocer esta página web: portugalnummapa

Crómlech de los Almendros.

Para localizarlo nos dirigiremos al centro del país luso, a mitad de camino entre las ciudades de Badajoz y Lisboa. Allí encontraremos una de las construcciones más originales de la Península. Se trata de un gran círculo de menhires, de los cuales todavía se pueden observar cerca de un centenar de ellos.

Tras ser descubierto en los años 60 del siglo XX, sus dataciones  han revelado que es muy anterior a la construcción del célebre Stonehenge. Algunos se aventuran a confirmar que se inició en el 6.000 aC., para ser completado con la llegada del Megalitismo en el V milenio aC.  Lo cierto es que parece ser un templo dado que hasta el mismo llegaba un camino de tierra, sin duda podía ser un lugar de peregrinaje o de reunión de la comunidad. Es más complicado entrar en las interpretaciones sobre su posible significación astronómica, pero se hace evidente su orientación con el astro rey.

Anta de Zambujeiro.

No debemos caminar mucho para conocer la siguiente de estas construcciones. A escasos 10 km encontramos uno de los dólmenes  más importantes de la Península ibérica, destacar que “anta”, es el nombre portugués de este tipo de construcciones megalíticas.

Fue construido aproximadamente en el año 3.000 aC. Sus enormes dimensiones, hasta 6 m. de altura interior,  lo llevan a un lugar de privilegio para conocer este tipo de construcciones en la Península. En su interior una sala que sirve como cámara funeraria cubierta por grandes losas, que son sujetadas por siete grandes piedras verticales. Para llegar a la misma existía un pasillo corredor de 15 m. también cubierto especialmente en su último tramo.

Resaltar que la utilización de estos espacios no era  para una época restringida. Sino que los depósitos de fallecidos se hacían en algunos casos a lo largo de miles de años, para colocar a los últimos individuos se arrinconaban los restos más antiguos junto a sus pertenencias. Además significar que en dichos lugares se llevaban cabo ritos de despedida de los difuntos, esto se deduce del encuentro de fuego u ocre en dichas estancias.

Galicia y Cornisa Cantábrica.

En todo el norte peninsular, desde Galicia hasta Navarra,  se han localizado gran cantidad de estas construcciones, especialmente con funciones funerarias. Destacar además la significativa cantidad de ellas con grabados y señales que no dejan de incidir en el tema de la territorialidad.

Las más antiguas pertenecen aproximadamente al año 4.300 aC., es decir unos siglos posteriores al inicio en Portugal de estas construcciones, pero con gran similitud con estas últimas.

Dolmen de Dombate.

Para encontrar la construcción más significativa de esta zona, debemos acudir a la localidad coruñesa de Cabaña de Bergantiños, situada a unos 60 km de la capital. Se trata de un dolmen muy similar al descrito de Zambujerio, pero de más reducidas dimensiones. Su altura era de aproximadamente 1,80 m. y curiosamente su cubierta estaba sostenida por siete grandes piedras. Es complicado precisar si este número significaba algo para los habitantes del neolítico, pero dicha cantidad se ha encontrado en varios aparte de Dombate y el anteriormente descrito.

Su estudio nos ha revelado aspectos interesantes, como por ejemplo el tema de los grabados ya que muchas de las losas contaban con este tipo de ornamentación. Por otro lado, los curiosos intervalos de utilización del mismo, ya que si su primera construcción se remonta al año 3.800 aC. Mil años después se completaba con el acceso a través del pasillo corredor y una gran losa que servía como puerta. Destacar por último que durante la cultura del Vaso Campaniforme, es decir alrededor del año 2.000 aC., su utilización era plena, para abandonarse progresivamente tras la desaparición de dicha cultura.

Andalucía.

Según estudios recientes se han catalogado más de 1500 construcciones megalíticas en la comunidad andaluza. Curiosamente la mayor concentración se encuentra en ambos extremos, las provincias del Almería, Granada y Huelva, pero el más espectacular de todos y que sirve de portada de este artículo la hallamos en la provincia de Málaga.

Conjunto arqueológico Dólmenes de Antequera.

Denominación adoptada en el año 2016, tras ser declarados Patrimonio de la Humanidad. Se trata de una zona museizada en los alrededores de la ciudad malagueña de Antequera. Concretamente se trata de una serie de yacimientos que van desde el Neolítico, sus dataciones más antiguas nos reportan al año 4.500 aC., a las diversas etapas de la prehistoria reciente.  Los más importantes son los siguientes.

Dolmen de Menga.

Sin duda para los expertos del tema una de los más impresionantes y peculiares  construcciones megalíticas de toda Europa. Su construcción se llevó a cabo hace unos 5.700 años. Se trata de un enorme sepulcro de corredor, que contiene algún de las soluciones constructivas más interesantes de Europa, sobre la cual se siguen desatando diversas conjeturas.

Se halla distribuida en tres partes, un atrio que actúa a modo de recibidor y que algunos lo catalogan como una parte más del corredor que da acceso a la gran cámara funeraria. De ella llama la atención varios aspectos, como por ejemplo los tres pilares centrales y alineados, que son únicos en el mundo megalítico, y que sustentan las enormes losas de la cubierta con un peso aproximado de 120 toneladas, hecho que nos revela la enorme cantidad de personas que debieron trabajar en su construcción.

Otros aspectos interesantes son un pozo muerto en el interior, con una profundidad de cerca de 20 m. que se desconoce su utilidad, o bien la incógnita de su orientación al contrario de la salida del sol.

Dolmen de Viera.

Más pequeño que el anterior y descubierto por los hermanos Viera a principios del siglo XX. Es también un sepulcro de corredor, aunque de unas dimensiones más reducidas que el Dolmen de Menga, al contrario que este último su orientación respecto al sol,  sí que es la habitual en este tipo de construcciones. Es decir durante los equinoccios de primavera y otoño el sol entra hasta el fondo de la cámara funerario. Su construcción fue posterior a las de su compañero y por lo tanto se especula que pudo ser por una comunidad con diferentes costumbres religiosas.

Dolmen de El Romeral.

En este caso nos encontramos ante un nuevo sepulcro de corredor, que se haya situado a unos dos kilómetros de los anteriores. Descubierto por los mismos hermosos Viera a principios del siglo XX. Entre sus peculiaridades destaca la doble cámara funeraria y su orientación hacia la cercana sierra del Torcal. Este hecho vuelve a generar las especulaciones de diferentes motivos religiosos a la hora de construir estos depósitos funerarios. Destacar por último que su datación dio como resultado que fue el último de los tres en ser construido, llegando incluso a especularse que sus promotores pertenecían a las primeras culturas metalúrgicas.

Cataluña.

En la zona de Cataluña encontramos un aspecto geográfico que ha llamando la atención, se trata de la línea fronteriza del río Llobregat, por alguna circunstancia que desconocemos no existe prácticamente ninguna representación al sur de dicho río. Por otro lado algunos restos hallados de los que describiremos a continuación han proporcionado la información de contactos transpirenaicos culturales.

Conjunto megalítico de Rosas.

Situada al norte de la provincia de Girona y junto al mar encontramos esta frecuentada ciudad costera. Junto a ella, sobre la montaña que domina la bahía, un espectacular recorrido a pie de escasa dificultad nos lleva a conocer diferentes construcciones megalíticas, entre ellas dólmenes, menhires y cistas funerarias.

De todos ellos es el más importante en cuanto a tamaño y conservación, es el Dolmen de la Creu d’en Cobertella, además constatar que es el mayor de toda Cataluña.  Este sepulcro corredor datado aproximadamente en el año 3.000 aC., tiene unas dimensiones interiores de 5 m. de largo y más de 2 m. de altura. Su cubierta es una gran losa de más de 4 toneladas.

Como novedad resaltar que existen dos menhires, (menhires de la Casa Cremada) de una altura aproximada de 2,40 m. Como ha quedado dicho este tipo de construcciones megalíticas, por cierto las más sencillas, no son muy habituales dentro de la península.

Yacimiento arqueológico de Reguers de Seró.

Dejamos para el final uno de los conjuntos posiblemente más desconocidos, pero sin duda más curiosos de la Península. Descubierto en 2007 mientras se realizaban las obras de construcción de una canal de regadío. Destacar que una de las máquinas que trabajaban en ella topó con unas grandes losas de piedra.

Tras las diferentes investigaciones arqueológicas se consideró que su última utilidad fue como una gran cista funeraria del III milenio aC., utilizada por lo tanto por las denominadas culturas campaniformes. Pero lo que más llamó la atención fueron las decoraciones grabadas que tenían los monolitos, tras diversas investigaciones se encontró que había sido reutilizadas. Así se dictaminó que su primera utilidad fue como dos grandes estelas, la mayor de ellas de más de 5 m. de altura. Posiblemente fueron un gran marcador territorial, pero lo que resulta más curioso es su vinculación con otras de más cercanas del prepirineo catalán, y con otras situadas al otro lado de los Pirineos. Sin duda es un síntoma de algún tipo de contacto cultural o incluso religioso.

Hoy día las estelas se pueden observar en el museo “Seró espai Trasmissor” situado en las cercanías del municipio leridano de Artesa de Segre. Además dirigido por un gran amigo y mejor profesional, Xavi Bermúdez. Su visita no os dejará indiferentes, os invito a conocerlo mejor en su página web: museucn

Cualquier lista de este tipo está sujeta a diferentes interpretaciones, a buen seguro querréis aportar alguno más, os invito a ello en apartado de comentarios.

Hoy os invitamos a leer este articulo muy relacionado con el tema:

El Neolítico, el porqué del mayor cambio en la historia de la Humanidad.

Más info:

Prehistoria reciente de la Península Ibérica, Coor. Mario Menéndez, Ed. Uned, 2013

Imágenes: commons.wikimedia

Imagen de portada: javierperezgonzalez

Caminando por el muro de Adriano.

El muro de Adriano es una de las construcciones defensivas más importantes de Europa. En su época de construcción en el siglo II, contaba con una longitud de 135 km con los cuales unía el Mar del Norte y el Océano Atlántico, cortando prácticamente por la mitad la mayor de las Islas Británicas. Hoy día sus restos se han convertido en uno de los lugares más visitados de Inglaterra, además de un reclamo para los excursionistas que deciden unir a pie sus dos extremos.

Publio Elio Adriano (117-138).

Conocido como Adriano se convertirá en emperador de Roma tras suceder en extrañas circunstancias a Trajano. Las cuales os invito a conocer un poco mejor en este artículo:  sobre la muerte de Trajano.

Otro de los asuntos a resolver por la historiografía es el lugar de nacimiento de nuestro personaje, ya que a ciencia cierta se desconoce si nació en Itálica o bien en la propia Roma. A pesar de lo cual siempre se le ha asignado como el segundo emperador hispano, tras el malogrado Trajano. Este último asumió la tutela del joven Adriano, que a la edad de 10 años se quedó huérfano de padre. A los 14 años llegó a Roma, donde los años siguientes comenzó un rápido ascenso en su “Cursus Honorum”. En el año 108 ya era cónsul, y poco antes de su polémica designación como emperador se hallaba como legado de las legiones en Siria.

Busto de Adriano
Busto de Adriano

A grandes rasgos la figura de Adriano, emperador a la edad de 41 años, es muy diferente a la de sus antecesores. Las fuentes hablan de él como un gran político, un militar metódico, aunque con escasa ambición o prudencia, según se mire. Pero sobre todo destacan su gran nivel cultural y religioso, en toda su acción de gobierno se observa su pasión por la cultura helenística y su profunda religión hacía el culto de Roma.

Dicho gobierno del Imperio romano fue destinado al pacifismo, dejando de lado las conquistas pero con una enorme preocupación por la defensa de los territorios adquiridos por sus antecesores. Además se convertirá en un emperador viajero, poco permaneció en Roma, ya que viajó por todas las provincias para conocer los problemas reales de tan vasto imperio. Cuando era la hora de descansar, lejos de volver a la caótica Roma, se dirigía a su villa en Tívoli situada en las afueras de la capital del Imperio.

Contexto histórico.

Desde que Julio Cesar llegara a la isla en el año 55 aC., el proceso de conquista de la Britania romana estuvo salpicado de grandes enfrentamientos, ya que el año siguiente comenzaron los tributos a Roma y con ellos las rebeliones. La invasión más importante tuvo lugar durante el mandato del emperador Claudio en el año 40 de nuestra era, y tras ella llegaron las revueltas más significativas como la de la reina celta Boudica en el año 61. Tanto el control de esta rebelión como el mandato del gobernador Agrícola (78-85), están atestiguados como de gran violencia, acarreando el exterminio de diversas tribus locales. La última gran rebelión antes de la llegada al poder de Adriano sucedió en el año 115 con el saqueo y destrucción de la ciudad romana de York.

Cuatro años después de llegar al poder Adriano se dispuso a conmemorar en Roma, la fundación de la capital imperial. Las celebraciones se llevaban a cabo en el denominado “Pomerium”, el verdadero centro fundacional de Roma, solo lo que hubiera en el interior de este recinto era Roma, el resto se consideraban territorios de Roma. En el existía una ley no escrita que decía; que solos los que agrandaran el Imperio tenían derecho a agrandar el “Pomerium”. Adriano lo reformó, pero no lo amplio, es decir la decisión estaba tomada. El Imperio romano se había convertido en un espacio demasiado grande para su control total, ahora era el momento de ponerle un límite.

En el año 122, Adriano llega a la provincia de Britania, tras lo cual se acercó al centro de la isla para visitar algunos de los cuarteles romanos de la zona, con la tarea de encomendarles la protección del Imperio. Para ello lo mejor forma seria construir un muro, que marcara definitivamente las posiciones separadas entre los romanos y las tribus indígenas.

Os invito a leer el artículo: sobre la reina Boudica

La construcción del muro de Adriano.

El lugar elegido para la construcción del muro era la franja más estrecha de la isla,  es decir uniendo la desembocadura del rio Tyne, con el estuario de Solway. Según algunos fue proyectado por el propio Adriano, lo que proporcionaría algunos extraños fallos de diseño.

El primer muro que se construyó seguía unas férreas medidas, que no tenían en cuanta algo tan evidente como los diferentes desniveles del terreno. Se especula con la posibilidad de que los ingenieros no quisieron cambiar el diseño, por temor a las represalias del emperador. La estructura consistía en un muro de 4,6 m de altura por 3 m de ancho, dada la dificultad de hacerlo todo en piedra se diseño partes del mismo hechos con muros de tierra y césped, estos debían medir 6 m de altura. Cada milla debía construirse una puerta con un puesto de vigilancia, y entre cada una de ellas un pequeña torreta. El principal problema fue que algunos de estos puestos de vigilancia y puertas quedaron en lugares de difícil acceso para los caminos, por lo tanto inútiles.

El plan no se ejecutó por completo, o más bien debió haber un cambio de modelo constructivo. A partir de ese momento se comienza la construcción de diferentes fuertes en el lado sur del muro, junto a ellos tres grandes puertas que debían comunicar ambos territorios. Estos cambios han abierto un debate sobre la utilidad del muro, evidentemente era defensivo, pero hasta cierto punto, ya que no parecía difícil que algún grupo atacara alguna de estas puertas y se introdujera en el imperio. Por ese motivo se construirían los fuertes, para la defensa activa de las puertas que más bien resultaban ser aduanas comerciales.

Destacar que el muro fue construido por tres legiones, es decir 15.000 legionarios, con la ayuda de diversos contingentes desplazados desde el continente, las obras duraron seis años. Añadir que se mantuvo activo los tres próximos siglos, debido al fallido intento de Antonino, el siguiente emperador que pensó avanzar la frontera 150 km al norte, hecho que se mantuvo durante escasas dos décadas.

El muro de Adriano ¿a pie o en coche?

Vaya por delante que ambas son dos magnificas opciones para descubrir hoy día el muro de Adriano, que por cierto se ha convertido en uno de los rincones de turismo cultural más importante de las Islas Británicas.

Pero antes de pasar a conocer los destinos más significativos del muro os quiero presentar el: “Hadrian’s wall path national trail”, es decir el camino que recorre el muro de punta a punta. La mayor parte del recorrido se realiza muy cerca del muro, un camino que combina zonas, de tierra, césped y asfalto por partes muy similares, además excepto los kilómetros intermedios, zona de Birdoswald, que se convierte en un continuo sube y baja, el camino no representa grandes dificultades. Perfectamente señalizado en todo momento con bellotas y flechas, ofrece al visitante todos los servicios necesarios para el descanso.

Destacar que se suele tardar una semana en realizarlo, evidentemente dependiendo de las paradas. Es aconsejable que se realice entre los meses de mayo y octubre, que es cuando la mayor parte de los servicios de la ruta están abiertos. Hoy día se ha convertido en lugar de peregrinaje obligatorio para los apasionados de la historia y el senderismo. Por último os invito a conocerlo un poco mejor con el folleto en ingles, que podéis descargar desde la siguiente dirección: hadrianswallcountry

Las visitas más interesantes.

Birdoswald

Nos encontramos ante los restos de fuerte romano mejor conservado. Construido a partir de la tala de árboles necesaria para la construcción del muro de Adriano. Se mantuvo ocupado durante todo el periodo en que se mantuvo vigente la provincia romana de Britania.

Recreación-de-Birdoswald

Se trata de la planta básica de construcción de fuertes romanos, su puerta norte quedó totalmente adosada al muro. Precisamente era una de las seis con las que contaba el levantamiento, cada una de ellas contaba con dos torretas defensiva. Dentro de las murallas de unos dos metros de altura, se construyeron los habituales barracones, edificios administrativos, e incluso dos graneros, que hoy día se observan perfectamente. Os invito a conocer este articulo sobre los campamentos romanos: gladiatrixenlaarena

Para visitarlo una vez más levantar una protesta por los abusivos precios de los monumentos cedidos para su explotación a la “English Heritage”, en 2017 costaba 6,50 libras, es decir unos 7,50€. Además parece ser que en 2018 están en obras de adecuación del museo.

Walltown Crags

El único de los lugares de los que presentamos que se pueden visitar gratuitamente. Se trata de la parte central del muro y posiblemente la más espectacular, debido al paso que tuvieron que franquear los constructores  por la zona rocosa de Whin Sill.

Walltown-Crags

Para su visita existe una zona de aparcamiento, desde la cual nos podemos acercar al muro a través de una corta subida. Durante los cerca de 1.500 m de recorrido a través del muro, podemos encontrar diferentes paneles explicativos de las enormes dificultades, que se encontraron en este tramo para su construcción.

Housesteads

Conocido en tiempos del Imperio como “Vercovicium”, se trata de los restos de un fuerte militar que se comenzó a construir en el año 124. Su misión a parte de la evidente defensa del muro de Adriano, fue la de acoger una cohorte de 800 legionarios de la tribu de los Tungrians, originarios del norte de las Galias, lo que hoy correspondería a Bélgica.

Housesteads

Su planta rectangular es la habitual en este tipo de construcciones, tiene 4 puertas aunque dos de ellas quedaron inutilizadas. En su interior encontramos los restos de varios edificios entre ellos, la casa del comandante, un granero que a simple vista puede parece unas termas por la elevación de suelo, letrinas o los edificios destinados al alojamiento de los legionarios. Al salir del mismo nos encontraremos los restos de un pequeño poblado extramuros, además de un tramo del muro de Adriano con un buen estado de conservación.

Una veza más destacar el alto precio de la entrada, en este caso 7,80 libras, con la cual también se tiene acceso a un museo situado en el exterior del recinto fortificado.

Corbridge

En este caso visitaremos los restos de una de las dos ciudades más importantes que crecieron al amparo del Muro de Adriano. Parece ser que sus restos más antiguos pertenecerían al año 85, es decir cuatro décadas antes de la construcción del muro, durante la fase de conquistas del gobernador Agrícola. Desde ese momento se sucedieron las construcciones y destrucciones, de diferentes fuertes romanos hasta la construcción del muro.

Corbridge

Está situada unos 4 kilómetros al sur del muro en las cercanías del rio Tyne. Su crecimiento correspondió especialmente entre los años 140-160, es decir el periodo donde la frontera se expandió 150 kilómetros al norte con la protección del muro de Antonino. El motivo fue que se convirtió en el centro de suministros de la conquista de los territorios de los Pictos. Gracias a esto la ciudad creció alrededor del fuerte romano, algo no muy habitual, ya que este quedó en el centro de la ciudad.

El precio es de 7,50 libras y como en el caso de Birdoswald, el museo es motivo de reformas que esperan tener listas para el mes de mayo de 2018. Por cierto este es uno de los mejores de todo el recorrido.

Vindoland

Dejamos para el final uno de las visitas más interesantes, se trata de otro de los restos de fuertes romanos que podemos encontrar al recorrer el muro de Adriano. En este caso su construcción es anterior al muro, ya que se comenzó en el año 85 tras la pacificación de la zona, durante el periodo del gobernador Agrícola. Aunque sea un aspecto sin confirmar, se supone que Adriano pudo permanecer en este enclave durante un tiempo, coincidiendo con la construcción de muro, este hecho se ha deducido de una rica construcción con incluso pinturas murales.

vindolanda

La verdadera importancia del yacimiento, y que enriquece la visita, son la gran cantidad de restos que se han hallado en las excavaciones, tanto del fuerte, como del poblado surgido en las afueras del mismo. Sin ir más lejos se hallaron más de 1300 tablillas en Vindolandia, acabadas en madera y que fueron utilizadas como correspondencia. Así como gran cantidad de zapatos, vestimentas, y diversas piezas en madera. Detrás de estos hallazgos están las excelentes condiciones del suelo de Vindolandia, que ha conservado estos restos  prácticamente únicos.

El precio de la visita también es caro, unas 11 libras, que dan derecho a visitar todo el yacimiento y el museo, que tras algunos acuerdos con el Museo Británico, ha incorporado recientemente algunos de los magníficos hallazgos de Vindolandia.

También os puede interesar este otro artículo sobre la relación entre Adriano y Trajano:

A pesar de todo, Adriano convirtió en Dios a Trajano.

Más info: english-heritage

Imágenes:  english-heritage   commons.wikimedia

Seis lugares Patrimonio de la Humanidad en Siria, que pueden desaparecer.

En el verano de 2011 estallaba en Siria una de la guerras más violentas del siglo XXI, se puede decir que fue el resultado de uno de los últimos coletazos de la denominada primavera árabe. Esta, en forma de protestas se expandió como un reguero de pólvora por todos los países árabes en manos de dictadores. Si bien es cierto, que en algunos países el resultado de las mismas ocasionó algunas mejoras en cuanto a la democratización, aspecto este todavía por concretar, en otros se convirtieron en cruentas guerras civiles.

Como el caso que nos atañe, la Siria de Bashar el Asad. El dictador siriano que respondió  a la revolución de su pueblo, mandado a las fuerzas de seguridad con una violencia inusitada, provocando gran cantidad de muertos, que llevaron a la inevitable guerra civil. El resultado de estos cerca de siete años de guerra son cientos de miles de muertos, y millones de desplazados. Pero además el peligro de perder uno de los más ricos patrimonios culturales del mundo, con el hecho que conlleva la máxima de que; Los pueblos que pierden su historia están abocados a su desaparición.

Alepo, la ciudad más castigada en una imagen anterior a 2011

En Caminando por la historia somos unos apasionados de conocer aquellos lugares que de una forma u otra han cambiado la historia.  A través del recuerdo de estos seis lugares Patrimonio de la Humanidad en peligro, queremos poner nuestro pequeño granito de arena en pedir su protección. Con el sano egoísmo de poderlos conocer algún día con un mínimo de conservación posible, algo que desgraciadamente se sigue complicando día a día.

1. Sitio de Palmira, (desde 1980)

No podíamos comenzar con otro lugar, ya que desgraciadamente, sus imágenes han inundado en estos años los espacios informativos de medio mundo, en forma de denuncia por su continua destrucción.

La ciudad de Palmira, situada geográficamente en el centro de país,  tiene más de 3000 años de historia, desde ese momento ya era uno de los oasis más frecuentados del desierto de Siria, por los caravaneros que recorrían Oriente Próximo. Así cuando llegaron los romanos en el siglo I de nuestra era, la convirtieron en una de las ciudades comerciales más importantes de la provincia romana de Siria. Gran parte del comercio entre la India, China y la capital del Imperio pasaban por este lugar.

Teatro romano de Palmira

 

Este fue el motivo principal de crecimiento de Palmira. Su decumanus tenía más de un kilómetro de longitud, con un recorrido adornado de columnas. Además de contar con los clásicos edificios de la cultura romana, como el foro, el teatro y diversos templos. Entre ellos destaca uno consagrado al dios Baal, este hecho nos remite a significar el alto grado de integración cultural del Imperio romano en Oriente Próximo.

2. La antigua ciudad amurallada de Alepo, (desde 1986)

La ciudad de Alepo la encontramos al norte del país, prácticamente haciendo frontera con Turquía. Antes de comenzar la guerra pasaba por ser la ciudad con más habitantes del país con más de dos millones de personas. Hoy sin lugar a dudas es la más castigada por la contienda.

Pocas ciudades del mundo pueden presumir de haber conocido tan ricas culturas. Por Alepo han desfilado los hititas, asirios, griegos, romanos o bizantinos, y desde el siglo VII las diferentes dinastías islámicas, de los Omeyas, Ayubíes o Mamelucos entre otros. Situada como Palmira en un cruce de caminos, donde concurrían las diferentes rutas entre Oriente y Occidente.

Entrad a la ciudadela medieval de Alepo.

La Ciudadela de Alepo se eleva por encima del resto, en el centro de la ciudad totalmente amurallada. En su interior mezquitas, madrazas y otros restos de las culturas anteriores conforman, o conformaban uno de los centros históricos más importantes de Oriente Próximo. Fuera de la misma se encuentra la Gran Mezquita también Patrimonio de la Humanidad, construida en el siglo XII.

3. El Crac de los Caballeros y la fortaleza de Saladino, (desde 2006)

Dominando la costa mediterránea, y separados por algo más de 150 kilómetros, encontramos estos dos castillos. Podemos considerar que ambos reflejan el rico pasado de Siria en lo referente al intercambio de culturas, además de evocar el pasado medieval y el recuerdo de las cruzadas.

El Crac de los caballeros

El Crac de los caballeros fue erigido a partir del año 1142 por la Orden Hospitalaria de San Juan, para convertirse en el refugio de los cruzados cristianos, hasta la toma del mismo en el año 1271 por los musulmanes.  Por lo que respecta a la fortaleza de  Saladino, su construcción se remonta al siglo X, cuando todavía pertenecía la zona  al Imperio Bizantino. Tras la conquista musulmana será remodelado y adaptado a la dinastía Ayubíes, para convertirse en refugio de Saladino, el gran líder de dicha dinastía en su lucha contra los cruzados cristianos.

La fortaleza de Saladino

Ambos son un fenomenal ejemplo de construcciones defensivas medievales, enclavados en zonas elevadas para el control del territorio. Pero el Crac de los Caballeros se lleva los elogios más importantes, al estar considerado el castillo medieval por excelencia, especialmente en el contexto de las órdenes militares cristianas.

4. La antigua ciudad de Bosra, (desde 1980)

Bosra en la actualidad es una pequeña ciudad de menos de 20.000 habitantes, situada al sur de Damasco muy cerca de la frontera jordana. Pese a su pequeño tamaño, en comparación con las grandes capitales, su legado histórico es de los más impresionantes del país.

Su historia comenzó al menos hace 3.400 años, cuando su nombre ya aparecía en las célebres tablillas de Tell el-Amarna, estas se trataban de la correspondencia del gigante egipcio con las diferentes culturas orientales. Siglos después se convirtió en una de las principales ciudades del reino nabateo, hasta la conquista de Trajano en el año 106 dC. Su época romana de mayor esplendor llegará con Septimio Severo que la convierte en Colonia y capital de la provincia romana de Arabia. Tras estos, bizantinos y omeyas la siguieron embelleciendo.

Una de los teatros romanos mejor conservados del mundo.

Antes del inicio de la guerra de Siria, pasaba por ser un lugar de respeto entre las culturas, manteniéndose prácticamente como hace más de 2.000 años. Se puede encontrar desde uno de los teatros romanos mejor conservados del mundo, a una catedral cristiana de la época bizantina. Además de las más antiguas construcciones del islam, como son una mezquita y una de las madrazas más importantes de esta cultura, se dice que Mahoma pasó por allí.

5. Las antiguas aldeas del Norte de Siria, (desde 2011).

El siguiente destino lo encontramos al noroeste de la ciudad de Alepo, se trata de los restos de al menos 40 pequeñas aldeas que fueron habitadas entre el siglo I-VII dC. Su enorme importancia reside en ser uno de los lugares donde mejor se puede comprender el paso de la Antigüedad tardía al Imperio Bizantino. Ya que fueron abandonadas progresivamente desde el siglo VIII con la llegada del Islam.

En realidad se trataba de aldeas dedicadas a la agricultura, por lo que los expertos consideran que es uno de los lugares más excepcionales del mundo para el estudio de las comunidades rurales de la alta Edad Media. Su ausencia prácticamente total de ocupación humana durante más de mil años, ha permitido un estado de conservación excelente a la llegada del siglo XX.

La iglesia de San Simón Estilita.

Los edificios que allí se encontraban en el año 2011, iban desde templos paganos a iglesias cristinas, pasando por todo tipo de edificios dedicados a la labor del campo, como establos, graneros, talleres artesanales o viviendas diseminadas. Además en los centros de las pequeñas aldeas existían los diferentes edificios públicos de la administración local, así como baños de tradición romana. Si nos tuviéramos que quedar con  un edificio, este sería la Iglesia de San Simón Estilita, una de las iglesias cristianas más antiguas del mundo, ya que fue construida en el siglo V. Además está considerado un claro precedente del arte bizantino, e incluso del románico europeo.

6. La ciudad vieja de Damasco, (desde 1979).

Dejamos para el final la capital de Siria. La ciudad de Damasco es un verdadero cruce de caminos entre Asia y África. Fundada hace más de 4.000 años en un lugar habitando desde el año 8.000 aC. Ambos datos la convierten en uno de los lugares habitados continuamente más antiguos del mundo.

Uno de los momentos de mayor esplendor en la Edad Antigua le llegará sobre el año 1000 aC. Cuando el pueblo nómada de los arameos la utilice para comenzar a sendentarizarse, tras ellos griegos, romanos y bizantinos la convirtieron en una de las ciudades más bellas de Oriente Próximo. Pero será con la llegada del Califato Omeya, cuando se convierta en el ejemplo arquitectónico a seguir por el resto de ciudades islámicas.

A principios del siglo XXI, la ciudad de Damasco contaba con alrededor de 125 monumentos de las diferentes culturas que la han habitado. Aunque la mayor parte sean islámicos  también los podemos encontrar romanos y bizantinos. Sin duda destaca por encima de todos la Mezquita de los Omeya, construida a principios del siglo VIII sobre restos de edificios de culto de las tres culturas anteriores, es decir arameos, romanos y bizantinos.

La mezquita de los Omeya

Tras esta exposición solo nos queda esperar y desear que la terrible guerra civil en Siria acabe lo antes posible. En primer lugar para que no se lleve una sola vida más por delante, y en segundo término para disfrutar algún día de lo que puede ofrecer este maravilloso país a los apasionados de la historia.

Más info: whc.unesco

Ullastret, el pueblo íbero de las cabezas cortadas.

A mediados del siglo VI aC.,  y sobre un antiguo poblado de la Edad del Hierro, el pueblo íbero de los indigetes empieza la construcción de la que debía ser su capital. El hoy día denominado Poblado de Ullastret, fue construido a escasos 20 km al sur de Ampurias. La colonia que los foceos griegos había levantado escasamente un cuarto de siglo antes, es evidente la conexión entre ambos. Ya que el comercio entre íberos y griegos queda claramente contrastado en las diferentes monedas halladas, además de otros aspectos que pasaremos a conocer.

El poblado íbero de Ullastret

La población levantada quedó dividida en dos partes, separadas por 400 metros para aprovechar los dos cerros cercanos. La ciudad principal que llegó a ocupar unas 10 hectáreas estaba rodeada de fuertes murallas, con sistemas defensivos y la instalación de varias torres de vigilancia. Además ha quedado constancia de varias reconstrucciones, signo inequívoco de la necesidad de reforzadas, debido a las diferentes ampliaciones de la ciudad y los supuestos episodios violentos.

La ciudad, a la que se accedía por al menos siete puertas, tenía varias calles en una distribución muy irregular, debido a la necesidad de salvar los diferentes desniveles de la montaña. En algunas de estas calles se han encontrado empedrados de la última fase de ocupación, todos ellos muy similares a los localizados en el yacimiento griego de Ampurias, otra evidencia más de convivencia entre ambas culturas.

La entrada a Ullastret a través de la murallas.

Las casas eran de planta baja cuadradas o rectangulares  y varias de ellas con varias estancias, como es habitual en poblados donde existía cierta diferencia de clases. Evidentemente las construcciones más grandes debían ser de los dirigentes de esta sociedad íbera, con un claro componente guerrero. Todas ellas constaban de un basamento de piedra, que son los únicos restos hallados. Por encima de ellos las construcciones eran de adobe y además debían ser acabadas con gran cantidad de madera, de ahí que la ciudad sufriera varios incendios. La parte exterior de las viviendas era rematada con arcilla, su función, hacerlas impermeables.

En el interior de las casas han aparecido grandes silos para almacenar el grano, escavados en la piedra y cubiertos herméticamente con una tapa de barro. El cereal era conservado largos periodos de tiempo para ir consumiéndolo progresivamente, dichos silos eran usados durante algunos años y luego se reutilizaban como basureros. Esto ha servido a la arqueología para el hallazgo de múltiples materiales.

La ciudad se abastecía de agua potable gracias a tres cisternas, excavadas directamente sobre la roca y encaladas por el interior, además ha quedado constancia de que eran tapadas mediante grandes losas.

Otro de los aspectos destacables es el hallazgo en la parte más alta de la ciudad de los restos de dos templos. La religión en el mundo íbero no está muy contrastada, pero mayormente se conoce que practicaban el culto politeísta, especialmente en espacios al aire libre. De ahí que se asignen estas construcciones, una vez más,  a las relaciones con el mundo griego de Ampurias. Curiosamente se han hallado en ellos los escasos restos de pavimentos de todo el yacimiento, un opus tesallatum y el otro un opus signium.

Las cabezas cortadas.

Durante el trascurso de las excavaciones de 2012, en una de las calles del poblado se localizaron los restos de 15 cráneos, dos de ellos  atravesados por un gran clavo. Dicho clavo servía para colgar las cabezas en las paredes de las casas, esta tradición esta descrita entre otros, por el historiador griego Diodoro de Sicilia, pero asignada a la cultura celta del sur de Francia. El modus operandi consistía en cortar la cabeza al enemigo derrotado, exhibirla como trofeo, y luego pasar a adornar la fachada de la casa del guerrero. Es decir, el hallazgo aportó en 2012 una novedad al mundo íbero, aunque solo se han hallado en este pueblo.

Cabeza del museo de Ullastret

Indigetes, una sociedad compleja.

No podemos quedarnos en exclusiva con la imagen de los Indigetes como “cortadores de cabeza”. Este pueblo íbero asentado en la actual provincia de Girona, practicó una de las economías más prosperas del periodo. Es conocida sobradamente su capacidad agrícola, los grandes silos en las casas así lo demuestran. También practicaban una ganadería dirigida a la elaboración de prendas de vestir, la elaboración de miel, y a la obtención de sal.

Muchos de estos productos eran canalizados al comercio marítimo a través de la ciudad de Ampurias. Ha quedado constancia de ello en los intercambios que debieron hacer con la colonia griega. A la capital de los indigetas llegaron a través de estos intercambios, joyas, cerámicas griegas y paños orientales. Pero también otra serie de productos agrícolas que ellos no producían, como era el aceite y el vino. Por último destacar que se han localizado algunas armas de tradición celta, concretamente un espada  de La Tène.

Por las monedas halladas conocemos que aparte de los griegos, desde Ampurias comerciaron con los cartagineses, tanto de la capital Cartago, como de su colonia en Ibiza.

Como hemos apuntado con anterioridad la religión entre los íberos es poco conocida. En la capital de los indigetes se han localizado diferentes elementos, que nos pueden hacer pensar en una especie de sincretismo, o asimilación de dioses de otras culturas. En concreto un busto de la diosa griega de la agricultura Deméter y unas figuras de terracota del dios egipcio Bes, que en dicha cultura se ocupaba de la protección de las casas y de los niños. También en terracota y cerca de los templos de la parte alta de la ciudad, se han encontrado una especie de máscaras con extrañas caras, es evidente que debían ser para llevar a cabo algún tipo de ritual.

Mascaras de terracota.

Es necesario destacar también una diferenciación en el trato hacia sus muertos, mientras que los jóvenes y adultos eran incinerados, y tras depositar las cenizas en urnas eran transportados a la cercana necrópolis. A los más pequeños se les inhumaban dentro de las viviendas.

El final del pueblo de los Indigetes.

En el año 218 aC., los hermanos Escipión desembarcan en la vecina Ampurias, aunque no existen evidencias claras de destrucción violenta de la capital de los indigetes, a partir de ese momento el declive es continuo. La posterior llegada de Catón para reprimir las revueltas íberas, tras la provincialización de la Península Ibérica por parte del Senado romano, llevó a fin de la ocupación del Poblado de Ullastret. Aunque sea difícil adivinar lo sucedido con los habitantes de dicho poblado, podemos aventurar que muchos debieron ser hechos prisioneros, otros eliminados y por último los más afortunados irían hacia los dos próximos destinos que os quiero mostrar.

Los poblados de Sant Sebastiá de la Guarda y El Castell.

Ambos poblados son construidos al unísono que la capital de los Indigetes, en el siglo VI aC. Además tienen en común entre ellos, su magnífica situación en promontorios rocosos que dominan el mediterráneo, y ofrecen la facilidad de las construcciones defensivas.

El castell

En el poblado de El Castell encontramos los mismos elementos que en la capital de los indigetes pero a escala reducida, es decir casas cuadradas o rectangulares, unos  silos de cereal pero en este caso en las afueras del poblado, e incluso una especie de recinto de culto en la parte superior.  Destacar por otro lado que el pueblo no fue amurallado hasta el siglo III aC.

Pero lo que más llama la atención es el enorme crecimiento que genera el poblado a partir de principios del siglo II aC., es decir tras la llegada de los romanos a Ampurias y el consiguiente abandono de la capital. En dicho periodo se ocupa toda la parte baja del pequeño cabo donde estaba situado, y especialmente se refuerza todo el sistema defensivo con nuevas murallas.

Sant Sabastiá de la Guardia

Por su parte el Poblado de Sant Sebastiá de la Guarda, situado a unos nueve kilómetros del Poblado de El Castell, es bastante más pequeño que los anteriores. Su construcción se llevó a cabo mediante casas cuadradas de dos habitaciones, con silos en el interior de las mismas y una especie de horno de fundición de metales. A pesar de ser más reducido curiosamente en este yacimiento se ha localizado una de las piezas más espectaculares, una crátera de pinturas negras, que se halla en la actualidad en el Arqueológico de Girona. No es tan evidente un crecimiento a partir del siglo II aC., aunque sí que se han localizado algunas estructuras en los alrededores del actual yacimiento que ocupa una superficie de 300 m2.  Lo que si se evidencia es la ocupación del mismo al menos un siglo más.

Destacar por último que los tres yacimientos son visitables, concretamente estos dos últimos de forma gratuita. Por otro lado el del Poblado de Ullastret se puede visitar junto a un museo del mundo íbero, os dejo la web donde se puede consultar horario y precios: mac.cat

Por último os dejo este vídeo para conocer mejor Ullastret:

Si vais por la zona, también os puede interesar esta visita:

Ampurias, puerta de entrada de griegos y romanos

 

A la búsqueda del Rey Arturo, ¿mito o realidad?

Nos remontamos a principios del siglo XII, a la Inglaterra ocupada por los normandos franceses desde el año 1066. Estos últimos muy dados a contar sus viejas historias apoyadas en su célebre Carlomagno, rey de los francos y emperador carolingio, debieron dar un poco de celos a los ingleses, que decidieron buscar su héroe soberano particular. El encargado de buscarlo fue Geoffrey de Monmouth, un monje metido a escritor y dado a contar historias fantásticas.

La labor de este monje galés consistió en recuperar  todas aquellas historias que habían ido pasando de voz en voz, aunque no solo eso, ya que incluso algunos lo habían plasmado por escrito. En concreto un tal Nenius, que ya en el siglo IX se aventuró a escribir una historia sobre los antiguos ingleses, en la cual aparecía un caudillo militar de nombre Arturo. Por otro lado también se debió de nutrir de una serie denominada los “Anales de Gales”, una especie de libro de crónicas, anteriores al siglo X. En dicho libro aparecía un tal Arturo venciendo a los invasores sajones en el año 516, y su posterior muerte en Camlann, 21 años después.

Historia Regum Britanniae.

Con todo ello en el año 1133 Geoffrey de Monmouth escribe la “Historia de los reyes Británicos”. Esta historia que empieza delante de las mismísimas puertas de Troya muchos siglos antes, guarda un lugar destacado el Rey Arturo. En definitiva fue el único capaz de mantener a raya a principios del siglo VI, junto a sus caballeros de la mesa redonda, a los temibles bárbaros sajones, que llegaron a Inglaterra dispuestos a acabar con las tradiciones de aquellos celtas romanizados.

Aunque la historia del Rey Arturo puede ser muy conocida, vale la pena recordarla. Comienza en un castillo apostado en una pequeña isla al suroeste de Inglaterra, allí tras recibir la magia de mago Merlín, Uther Pendragon, consigue hacerse pasar por el rey Gorlois, y tras lo cual deja embarazada a su bella esposa Ingerna. Del encuentro nace un niño de nombre Arturo. Pocos años después tras conseguir arrancar la espada Excalibur de la piedra donde se hallaba clavada, su futuro no deja dudas, apoyado por el Mago Merlín se convertirá en el Rey de los británicos.

Grabado de Gustave Doré del siglo XIX, donde aparecen el Rey Arturo y el mago Merlín.

A partir de ese momento la historia de Geoffrey de Monmouth, nos muestra el idílico Reino de Camelot, a su preciosa y adultera mujer Ginebra, o a su fiel Lancerot que solo le pierde la fidelidad en la cama de esta última. Además por supuesto de su célebre Tabla Redonda, paradigma de todos los caballeros medievales en su unión por un fin común. El rey Arturo luchó toda su vida por mantener el reino a salvo, tanto dentro como fuera de las fronteras, incluso contra los romanos si era menester. Pero la traición le llegó desde dentro, por la usurpación de su supuesto hijo Mordred. De vuelta a Inglaterra el rey Arturo, ambos se  enfrentarán muriendo los dos.

La realidad histórica.

Como bien dice; George Macaulay Trevelyan, profesor en Cambrigde y uno de los más importantes historiadores británicos del siglo XX, tiene narices que la parte más importante de la historia británica siga siendo un folio en blanco. Tras la salida a principios del siglo V de los romanos, una serie de jefes locales se harán con las riendas de la defensa de la isla, ante la llegada de las tribus bárbaras.

Este es el contexto asignable al posible Rey Arturo, de ahí, que bien pudo ser un militar romano que se quedará en la isla. Tras lo cual dirigió con éxito la defensa de la misma gracias a los avances técnicos que el Imperio dejó en Inglaterra. Este aspecto daría razón a la raíz de su nombre, más hispano que celta. Así como a la presunta defensa ante los invasores, los cuales nunca llegaron a conquistar plenamente la actual Gales, dicho sea de paso el hogar del Rey Arturo según Geoffrey de Monmouth.

El rey Arturo pintado a principios del siglo XX por C. E. Butler

Volviendo al libro en cuestión, o más bien tras la escritura  del mismo, el rey Arturo se hizo más famoso que el propio Carlomagno. A pesar de que este, sí que había sido de carne y hueso.  A partir de aquí todas las dinastías reales inglesas se han aprovechado de una forma u otra de la historia del “posible rey Arturo”. Desde el mismo Ricardo Corazón de Léon  que camino de la ciudad Santa de Jerusalén durante las cruzadas, regalo la espada Excalibur a su homónimo de Sicilia. O bien a los reyes de la Casa de los Tudor, que tras la guerra de las Dos Rosas a finales del siglo XV, se legitiman en el poder como descendientes directos del propio Rey Arturo. Por no decir de la literatura contemporánea y su aprovechamiento de los denominados mitos artúricos.

Además sin olvidar que hoy día entre series, dibujos animados, videojuegos, y superproducciones de Hollywood, la arqueología y los historiadores siguen buscado una verdad difícil de encontrar. Por nuestra parte vamos a acompañarlos a los supuestos lugares donde supuestamente habitó el Rey Arturo.

Tintagel

Para encontrar el Castillo de Tintagel, el supuesto lugar donde nació el Rey Arturo, nos tenemos que dirigir al Condado de Cornualles, situado al suroeste de la mayor isla Británica. Donde desde 2016, tras los últimos descubrimientos arqueológicos, podemos decir que su historia se ha reescrito en gran parte, además curiosamente acercándolo a las tesis de los que defienden la veracidad del Rey Arturo. Cabe decir que el lugar es ideal para construir un castillo, una isla solamente conectada al resto por una lengua de tierra, es evidente que no hay mejor defensa posible. Eso sin decir las impresionantes vistas que debieron tener sus moradores.

El acceso a la isla y la cueva del mago Merlín.

El lugar pudo estar habitado desde la Edad del Hierro, pero las primeras evidencias arqueológicas y además de poca importancia nos revelan una ocupación de época romana, a través de unas monedas y cerámicas encontradas en las últimas campañas. Lo que sí que revelan estas con mayor claridad, es la ocupación entre los años 450-650, es decir en el “folio en blanco” de la historia de Inglaterra. Es de suponer por los restos hallados que se encontraron, que se trató de un lugar medianamente habitado en dicha época. Además, por una serie de mercaderes dedicados al comercio con el mediterráneo. Por último decir que hubo un castillo, el cual pudo ser habitado por una monarquía local. Pero a partir de ahí no se sabe absolutamente nada más. Los motivos que llevaron a Geoffrey de Monmouth a decir que fue el lugar de nacimiento del rey Arturo, son un verdadero misterio.

Un siglo después de que el monje gales escribiera el libro, en 1233, el Conde de Cornualles decide la construcción sobre las antiguas ruinas de su nuevo castillo, es de suponer que atraído por la leyenda del Rey Arturo y buscando su fama. Dicho castillo será habitado esporádicamente hasta el siglo XVI donde aparece de nuevo totalmente abandonado. Poco después en el año 1650 aparece por primera vez registrado como el Castillo del Rey Arturo.

La entrada al Castillo de Tintagel

En la actualidad los encargados de mantener y explotar el lugar turísticamente es  la English Heritage, es decir el gobierno de Inglaterra, lo cual es sinónimo de dejarse una buena pasta para entrar. La visita se puede completar con un museo y la bajada a la cueva donde supuestamente el Mago Merlín, llevaba a cabo su magia. Os dejo el siguiente enlace con horarios y precios: english-heritage

Cadbury.

El siguiente lugar artúrico que debemos encontrar, es la mítica fortaleza de Camelot, el lugar donde el Rey Arturo se reunía con sus caballeros de la mesa Redonda. A pesar de que existen varios lugares candidatos, entre ellos algunos campamentos romanos, apoyados por los que pretenden colocar al rey Arturo, como un antiguo general de las legiones romanas, el que más consenso ha levantado es el Castillo de Cadbury.  Para llegar al mismo debemos dejar atrás Tintagel, y a unos 190 km por la A-30 dirección a Londres, encontraremos dicho castillo, o más bien los escasos restos arqueológicos que quedan del mismo.

Aspecto de Camelot bajo la mirada del cine en el siglo XX

Las distintas actuaciones arqueológicas que se llevaron a cabo en esta pequeña colina, han dado como resultado que estaba ya habitada en el Neolítico. Las siguientes noticas destacables son mucho más cercanas en el tiempo, concretamente en el año 60 aC., cuando sufrió una gran destrucción que ha sido achacada a la invasión romana.

Cinco siglos después, alrededor del año 450, se producen las mayores reparaciones. Entre ellas un espacio amurallado de 1.200 m perimetrales, y con 5 metros de altura, dicha muralla se efectuó aprovechado antiguos restos romanos y según los expertos era de tradición celta.  No queda ahí la cosa, ya que una estructura central en forma rectangular  20×10 m., ha servido a los artúricos para hallar el verdadero lugar donde se reunían los caballeros de la mesa Redonda.

El supuesto lugar donde existió Camelot

Aunque lo más evidente arqueológicamente hablando es el periodo de máxima ocupación de la colina, alrededor de los años 480-510, estrato donde se han localizado grandes cantidades de ánforas mediterráneas de vino y aceite. ¿Vendrían desde Tintagel? Realmente la coincidencia temporal da derecho a  sospechar, más sabiendo que a finales del siglo VI queda totalmente abandonada. Hoy día no es más que un gran campo donde pasta el ganado, aunque desde allí en un día despejado se puede observar el siguiente y último destino.

Glastonbury.

Como ha quedado dicho muy cerca del anterior destino, a unos 20 km,  encontramos Glastonbury.  Una colina que se eleva 160 metros sobre el nivel del mar, y que durante ciertos periodos de la historia aparece rodeada de agua. Por cierto el lugar más misterioso de todos los relacionados con el mítico Rey Arturo. En definitiva este lugar de peregrinaje está repleto de leyendas, mitos, y según algunos, de grandes fuerzas telúricas.

Hablando arqueológicamente ha sido lugar de paso desde el Neolítico, y por supuesto en tiempos romanos. En cuanto al periodo de la Alta Edad Media aparecen restos de ánforas mediterráneas  muy similares a las de los vecinos de Cadbury, aunque lo más curioso son dos enterramientos, posiblemente de adolescentes y datados en el siglo VI.

A partir del año 900 aparecen claramente los restos de un cenobio y una iglesia, que debieron estar ocupados por algún grupo de monjes. Aunque no es confirmada su presencia hasta el año 1243, gracias al encuentro de una carta, que dotaba de permiso para la realización de la feria de San Miguel. Lo siguiente es la destrucción por un terremoto en el año 1275, y finalmente su reconstrucción en el siglo XIV de la cual podemos observar hoy la magnífica torre que corona la colina.

La torre de la colina de Glastonbury

A continuación saltamos al mundo de la mitología celta, según la cual Glastonbury sería Avalon, es decir el lugar donde se reúnen los muertos para pasar al otro mundo.

Pero Glastonbury también vive de las leyendas cristianas, sin ir más lejos fue el lugar donde fue a parar José de Arimatea. Nada más y nada menos que con el Santo Grial,  la de leyendas que han salido del mismo da para muchos libros. Pero la que   acerca definitivamente  a Glastonbury al Rey Arturo, es el hallazgo por parte de unos monjes de las supuestas tumbas del mítico rey,  y su esposa Ginebra en el año 1190. Según los monjes se hallaban 2,7 metros por debajo del suelo y tapadas con una losa. ¿Coincidencia con los dos enterramientos adolescentes?

La Abadía de Glastonbury, muy ligada a la historia de la colina de Glastonbury

Hoy día Glastonbury, gracias a todas estas leyendas es un lugar de culto y visita obligada para cristianos, paganos celtas, y los denominados artúricos, es decir que están por la labor de reconocer al Rey Arturo como el primer rey de Inglaterra.

En definitiva que cada cual saque sus propias conclusiones. Aunque volviendo al principio del texto, fuese mito o realidad, lo que sí que consiguió Geoffrey de Monmouth con el Rey Arturo, al menos en la Edad Media fue eclipsar la figura del gran Carlomagno en tierras inglesas.

Si os ha gustado, os invito a conocer una historia muy similar, en este caso con el sobrino de Carlomango, Roldán y su mítica espada Durandal.

En busca de Durandal, la espada viajera del Cantar de Roldán

Mas info:

Templarios, griales, vírgenes negras y otros enigmas de la historia, Juan Eslava Galán, Ed. Planeta, 2011

english-heritage    nationaltrust

Imágenes: flickr  commons.wikimedia   pixabay

¿Cómo, cuándo y dónde surgió la arquitectura gótica?

Hoy día las catedrales góticas de gran parte de la Europa Occidental, se han convertido en los focos turísticos más importantes de numerosas ciudades. Los ejemplos son múltiples; la Abadía de Westminster en Londres, la catedral de Colonia en Alemania, la catedral de Milán en Italia, las españolas de Burgos o León. Además de por supuesto, el edifico más visitado de Paris, Notre Dame.

Todas ellas tuvieron un origen común, además, pocas veces la historiografía se ha puesto tan de acuerdo, en asignar un foco concreto al nacimiento de un proceso determinado, en este caso la arquitectura gótica medieval. Aunque antes de viajar a dicho lugar debemos conocer al principal responsable.

Abad Suger.

El abad Suger en las vidrieras de Saint Denis

Nacido probablemente en  los alrededores de París en año 1082, para convertirse en el Abad de la Abadía de Sant Denis a la edad de 40 años. Desde allí ejerció  como fiel consejero de los reyes de la Dinastía Capeto, incluso intercediendo entre Luis VII y el Papa Celestino II. El motivo, que este último levantará la excomunión que recaía sobre el rey Capeto. Además junto a su compañero Bernardo de Claraval, llevó a cabo la tan necesaria reforma eclesiástica. Pero el Abad Suger, no estuvo de acuerdo en todo con el creador de la Orden del Cister.

Si para Bernardo de Claraval las edificaciones religiosas, debían ser el signo de la pobreza y la austeridad que propugnaron los santos evangelios. En el caso del Abad Suger, la belleza de los edificios religiosos era necesaria para estar más cerca de Dios.

El sueño del Abad Suger

Pero no solo eso, sino que las nuevas catedrales debían ser el edificio más significativo de las nuevas ciudades medievales. Además de demostrar la fuerte unión de los dos principales poderes, la iglesia y en este caso los nuevos reyes Capetos. Así de esta manera nació el nuevo concepto de las catedrales, que debían tener a parte de gran belleza, dos cualidades principales.

Elevación y luz.

La primera el tamaño, ya que debían ser el edificio más alto de las ciudades, y además debían estar preparadas para acoger multitud de eventos, tanto religiosos, como oficiales, e incluso cívicos. Las catedrales debían ser el escenario de los sacramentos, de las investiduras de reyes, e incluso el marco de la venta del ganado, por poner algunos ejemplos. Por lo tanto, todos los actos importantes para la ciudad debían suceder en el interior de las nuevas catedrales.

En segundo lugar las catedrales debían tener una luz mágica. En ellas debía entrar dicha luz por enormes vidrieras, para ser matizada y reflejada en los interiores. Así de esta manera, los visitantes de las catedrales podrían sentir una elevación e ingravidez que le acercaran a Dios. En realidad la búsqueda de esta luz se convertirá en la obsesión, primero del Abad Suger, y posteriormente del resto de promotores de las nuevas Catedrales góticas.

Es evidente que para lograrlo debían acometerse ciertas reformas, además de conseguir los elementos arquitectónicos necesarios para llevar a cabo la consigna de Suger, elevación y luz.

A partir de este momento la narración cogerá la carretera, para mostrar cuatro lugares. Estos nos ayudaran a entender el proceso que siguieron los arquitectos y constructores para lograr las prodigiosas catedrales que se nombraron  al principio.

Abadía de Saint Denis.

La Abadía de Sant Denis está situada al norte de Paris, en el barrio del mismo nombre de la capital de Francia.  Es evidente, el lugar elegido no podía ser otro que la Abadía que dirigía Suger desde 1122, además era el mausoleo de reyes franceses desde los tiempos merovingios. Por si faltaba algo, en ella fue coronado el mismísimo Carlomagno como rey de Francia.

La actual fachada de la Basílica de Saint Denis.

El momento concreto elegido para llevar a cabo sus planes fue en la rehabilitación de la cabecera de la Abadía, era el año 1140. En dicha cabecera encontramos la primera construcción gótica de la historia. Para llevarla a cabo incorporó tres elementos que serán la base de este tipo de arquitectura, el arco apuntado y la bóveda de ojivas. Por cierto ambos elementos ya conocidos, pero que combinados y apoyados en finas columnas trasmitían el peso del techo al suelo. De esta forma posibilitó el tercero de los elementos, la obertura de vanos para colocar las vidrieras góticas.

Una de las capillas de Saint Denis

Hay que subrayar que estamos ante un ensayo puesto en marcha por Suger, pero que distaba mucho de la concepción que él mismo tenia de las catedrales góticas.

Catedral de Sens.

Para continuar nuestro viaje debemos acudir a la ciudad de Sens, esta se  encuentra a 115 kilómetros al sudeste de París. En dicha localidad nos encontraremos la Catedral gótica más antigua del mundo, además curiosamente se empezó a construir el mismo año que la Abadía de Sant Denis. Este hecho es primordial para explicar uno de los conceptos importantes de la arquitectura gótica. En concreto la trasmisión de ideas, en este caso las del Abad Suger, que rápidamente se distribuyeron por toda la Isla de Francia, nombre por el cual se conocían los dominios de los reyes Capetos.

La Catedral de Sens, y su gran parecido con Saint Denis

Hablado de la catedral en sí, fue mandada a construir por el Arzobispo Henri Sanglier. En realidad se trata del perfecto prototipo de catedrales góticas. Sus bóvedas de crucería sixpartitas se apoyan directamente en columnas que trasmiten el peso al suelo. De esta manera consiguieron los constructores elevar la nave central, y establecer su división vertical de arquerías, triforio y claristorio que se convertirá en la clásica del gótico.

Imagen del interior de la Catedral de Sens, donde se observa, las arquerías, el triforio y el Claristorio superior

Pero seguía quedando mucho camino por delante, a pesar de abrirse claramente los primeros vanos para la entrada de la luz, estos no eran suficientes para conseguir el efecto deseado. Así que durante el resto del siglo XII, los constructores medievales fueron perfeccionando los elementos arquitectónicos. En dicho periodo, denominado por la historiografía como gótico preclásico, se levantaron las catedrales de Soissons, Noyon, Laon o Senlis.  Por cierto, todas en la región de la Isla de Francia. Aunque en ninguna de ellas se encontró la clave para tan deseado efecto de luz, los progresos de los constructores durante este periodo dieron su fruto en nuestro próximo destino.

Catedral de Chartres.

Ahora debemos tomar rumbo al suroeste de Paris, concretamente a 90 kilómetros de esta encontramos la localidad de Chartres. Donde además de una de las célebres escuelas medievales, fundada por Fulberto de Chartres, encontramos la Catedral que servirá de modelo del gótico clásico. Dicho modelo será exportado al resto Europa.

Espectacular visión nocturna de la Catedral de Chartres.

En ella debemos destacar principalmente sus arbotantes. Esta especie de pilares horizontales fue la clave para la obertura definitiva de vanos, rellenados de vidrieras góticas. Todo el peso de las bóvedas que sustentan la cubierta recae sobre ellos, y es trasmitido por los contrafuertes al exterior del edifico, liberando los muros de carga. De esta forma definitivamente las catedrales se llenaron de la luz gótica del Abad Suger.

Debemos destacar que la invención de este elemento arquitectónico no surgió en Chartres, sino en la célebre Notre Dame de Paris  en 1180. Pero personalmente pienso que la belleza de la Catedral de Chartres superó a la protagonista parisina, además de tener la importancia de servir de copia al resto de Europa.

Arbotantes de Notre Dame

La capilla de Saint Chapelle.

La isla de Paris, donde se observa la espigada torre de la Capilla de Saint Chapelle y al fondo la Catedral de Notre Dame.

El viaje no podía acabar en otro sitio. Para encontrar esta pequeña capilla debemos acudir al mismo centro de la capital de Francia, en la Isla de la ciudad de Paris y muy cerca de la Catedral de Notre Dame. Es uno de los ejemplos más espectaculares del denominado efecto de la luz. Es considerada como una verdadera caja de cristal y sin duda uno de los mejores modelos del denominado gótico radiante, el sobrenombre evidentemente viene de su belleza. En esta capilla se consagra definitivamente la idea de Abad Suger, había pasado más un siglo desde que él lo soñara.

La capilla de Saint Chapelle.

El motivo de su construcción bien valía este esfuerzo. En el año 1241 llega a Paris de mano del rey San Luis de Francia, una de las reliquias más importantes de la cristiandad, me refiero a la corona de espinas de Jesús. La capilla que está rodeada de enormes ventanales de más de 15 metros de altura, se erigió para contener y exponer tan preciadas reliquias. En este lugar convertido en un autentico joyero no falta ningún detalle, las escenas narradas en las vidrieras nos relevan gran parte de los pasajes de la Biblia, además evidentemente no podía faltar el motivo principal de la misma un recordatorio de la Pasión de Cristo.

Hasta aquí este viaje por el nacimiento de gótico, dejaremos para otro artículo su rápida expansión por toda Europa Occidental. En definitiva, cabe señalar que esta apresurada expansión, propicio en cierta forma perder la originalidad que propugnó el propio Abad Suger.

Imágenes: commons.wikimedia

¿ El auténtico Santo Grial, es de la Corona de Aragón?

El santo Grial es una de las reliquias más importantes de toda la cristiandad.  Conviene, desde un principio, señalar la importancia que las reliquias han tenido durante toda la historia entre las comunidades cristianas, pero en especial durante la Edad Media. En realidad, la mayoría de ellas surgieron entre los primeros cristianos, los cuales fueron perseguidos y muchos de ellos convertidos en mártires o santos. Tras lo cual la comunidad cristiana guardaba una parte de este santo, sus vestimentas, o cualquier objeto personal que hubiera pertenecido al mismo. La tenencia de una reliquia por parte de una catedral, iglesia o monasterio durante la Edad Media era motivo de beneficio económico y social, ya que miles de peregrinos se desplazaban a estos lugares simplemente para su contemplación.

El santo Grial.

Como ya he referido el  Santo Grial es una de las reliquias más importantes. En realidad  para la cristiandad fue el recipiente donde Jesús bebió durante la última cena. Tras lo cual fue a parar a manos de José de Arimatea, propietario del sepulcro donde se enterró a Jesús, y este lo usó para recoger la sangre de Cristo en la misma cruz.

La última cena pintada por Juan de Juanes en el siglo XVI. (fijaros en el parecido con nuestro protagonista)

A partir de este momento entrará en juego una serie de elementos que se entremezclan, entre la realidad, la leyenda o las sagradas escrituras para poder seguir el rastro del Santo Grial.

En cuanto a donde se encuentra en la actualidad, varios sitios se disputan el título. Algunos con inverosímiles historias y otros sujetos a cierta lógica argumental, entre estos lugares siempre salen Nantes, Génova, Viena, Nueva York y un amplio etcétera, la mayoría de ellos descartados por la datación de los materiales. Tres de las que más posibilidades se les han concedido, están en España, uno en la catedral de León, y el otro en O Cebreiro, en pleno camino de Santiago.

 Aunque dejamos para el final, el que más números para ser el real le ha otorgado la historiografía y las dataciones modernas. En efecto nuestro protagonista el Santo Grial y su periplo por la corona de Aragón que le llevó en 1437 a la Catedral de Valencia, por cierto uno de los reinos que estaban anexionados en ese siglo XV a la Corona de Aragón.

Es necesario repetir que  la mayor parte de la argumentación corre a caballo entre leyenda, la tradición oral, o las sagradas escrituras. Que cada cual las interprete a través de sus creencias e inquietudes.

Los primeros pasos del Santo Grial.

Dos serán los primeros protagonistas del devenir del Santo Grial camino de Aragón.  Ya que los primeros pasos del mismo, tras abandonar Jerusalén, hay que buscarlos en Roma. Donde los cristianos viven perseguidos y obligados a ejercer su religión de forma intima en las catacumbas cristianas que pueblan la ciudad eterna.

Las catacumbas de Roma, donde los cristianos se escondían

Estos dos protagonistas son dos de los perseguidos, en concreto el Papa número 24, Sixto II, y uno de sus diáconos el oscense San Lorenzo. Ante la inminente pérdida de libertad del Papa, pide a su diácono que ponga a salvo las reliquias cristianas que se hallaban en Roma.

El 8 de agosto del año 258 y  en una de las épocas más convulsas de Roma, moría decapitado el Papa Sixto II. Ante la proximidad de correr la misma suerte el diácono San Lorenzo hace enviar el Santo Grial a su ciudad natal Huesca.

De esta forma llego a la capital oscense, donde se mantuvo hasta el año 711, aunque no existan datos muy fidedignos, el sitio que puedo estar durante esos siglos fue la antigua Iglesia de San Pedro.

Camino a la Jacetaina

En el año 711 los árabes llegan a la península ibérica, para comenzar la conquista de la misma, en manos de los visigodos cristianos. Desde el sur al norte se irán haciendo con todos los territorios, en concreto Huesca será conquistada en el año 719. Aunque previamente y ante la inminente llegada del invasor deciden esconder el Santo Grial.

A continuación debemos ponernos en situación para comprender las vueltas que dará el santo Grial. Durante los siguientes tres siglos el norte de la provincia de Huesca será el punto de encuentro y disputa entre árabes, francos carolingios, y posteriormente navarros. Todos ellos en pos de hacerse con estas tierras pirenaicas. En medio los oscenses huidos tras la llegada de los musulmanes a Huesca. Entre sus deberes la protección de la reliquia del cristianismo. Dicha protección llevará el sello de nobles y obispos, es pos de conseguir el poder que conferían las reliquias en la Alta Edad Media.

Seis como mínimo, son los lugares por los que paso nuestro protagonista. Para empezar una pequeña cueva cerca de Sabiñanigo, en concreto Santa Orossía en la localidad de Yebra de Bassa.

San Pedro de Siresa

Tras ella dos monasterios, posiblemente fundados durante el periodo visigodo, acogerán el Santo Grial. Por un lado el Monasterio de San Pedro de Siresa, lugar de paso desde los tiempos romanos. Y en segunda instancia San Adrián de Sásabe, más pequeño que el anterior y situado en la localidad de Borau.

El siguiente destino fue un pequeño municipio denominado Bailo, donde se supone cayó en manos del algún noble influyente de la época. Seguidamente volverá a pasar a manos de la iglesia, en concreto al lugar en el cual pasará más de tres siglos, exactamente al Monasterio de San Juan de la Peña. Aunque en los primeros años debió compartir la reliquia con la nueva capital de la Jacetaina, en especial tras la construcción de la Catedral de Jaca, con la consiguiente instauración de la sede diocesana.

El auténtico Santo Grial es de la Corona de Aragón
Claustro de San Juan de la Peña

Pero el mayor tiempo, el Santo Grial, lo pasó en el monasterio de San Juan de la Peña, en el cual recaló más de tres siglos que separan su llegada en 1077, hasta su siguiente traslado en 1399. Durante este periodo, el monasterio se convertirá en lugar de obligado descanso de los peregrinos, que acudían a la tumba del Apóstol en Santiago de Compostela. A pesar de la desviación del camino, no podían dejar de contemplar la reliquia donde Jesús bebió en la última cena.

Al Palacio de la Aljafería.

El Santo Grial estuvo en la Monasterio de San Juan de la Peña hasta el año 1399, cuando rey de Aragón, Martín el Humano, decide trasladarlo a un lugar más importante dentro de los entresijos de la monarquía. El sitio elegido el Palacio de la Aljafería en Zaragoza.

El auténtico Santo Grial es de la Corona de Aragón
El Palacio de la Aljafería

El rey Martín I de Aragón pasa por ser un adelantado a su tiempo. El sobrenombre de “humano”, le viene dado por su pasión por los libros. Su biblioteca está considerada como una de las primeras de España, y de alguna forma se le considera un precursor del humanismo. También fue un firme defensor de las nuevas ciudades medievales como centro de poder, este será el principal motivo por el cual recale en el Palacio de la Aljafería el Santo Grial.

El último viaje hasta Valencia.

Este último viaje vino de la mano de uno de los sucesores del anterior, por cierto otro gran humanista, estoy hablando de Alfonso V el Magnánimo. En 1437 el Reino de Aragón dominaba ampliamente el mediterráneo occidental, todas las grandes islas eran dominio del Rey de Aragón. Desde las Baleares, a Córcega, Sicilia y Cerdeña, pero también prácticamente la mitad sur de la Península Itálica que estaba ocupada por el Reino de Nápoles, también en poder del Rey de Aragón.

Por lo tanto necesitaban puertos importantes y sin duda Valencia fue el mejor ejemplo, en el siglo XV se convirtió en la ciudad más grande del Reino de Aragón en la península Ibérica.

el Cáliz hoy día en la Catedral de Valencia

Allí, en su catedral, decidió casarse el rey Alfonso V con María de Castilla.  Tras lo cual, unos años después decide el traslado  del Santo Grial a la Sala Capitular de dicha Catedral de Santa María de Valencia. Desde 1437 hasta día de hoy lugar de residencia, del presumiblemente verdadero Santo Grial.

La pruebas de autenticidad.

Es evidente que la certeza de que sea el Santo Grial original nunca se podrá constatar. Ahora bien, una serie de pruebas lo acercan a dicha autenticidad. En concreto estas fueron realizadas por el Catedrático de Arqueología de Zaragoza, Antonio Beltrán, en los años 60 del siglo XX. La datación del vaso principal resultó ser del siglo I y el material, calcedonia, muy usado en dicha época en talleres de las cercanías a Jerusalén. Estos datos pueden ser indicativos de autenticidad, en cambio los adornos de las asas con incrustaciones de piedras preciosas, están datadas de la época en la cual el Santo Grial residía en  el Monasterio de San Juan de la Peña.

Por último destacar, que el actual Papado, sin hacer oficial su opinión de que el Santo Grial de Aragón sea el autentico. Últimamente ha dado muestras de decantarse hacia el  mismo, en concreto dos Papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Ya que ambos en sus respectivas visitas a Valencia han accedido al mismo para llevar a cabo las misas en público. Este hecho constata la predilección de la Iglesia hacia el Santo Grial de Aragón como el autentico cáliz que uso Jesús en la Santa Cena.

Imágenes: commons.wikimedia

El cuartel general de Hitler durante la 2ª Guerra Mundial (Wolfsschaze)

La región de Mazuria es una de las más espectaculares de Polonia, gracias a los más de 2.700 lagos de origen glaciar. Además fue la elegida por Adolf Hitler para construir su refugio, desde donde poder controlar la II Guerra Mundial.

20150809_132202
Imagen de la idílica región de Mazuria, sin duda de las más bonitas de Polonia.

He de reconocer, que en mi viaje a Polonia en el verano de 2015, este lugar no se encontraba en mi agenda de visitas, y por lo tanto agradecer a mi amigo Antonio Martínez el consejo de acudir al mismo. “No me digas que vas a Polonia y no vas a ver la guarida del Lobo“; fueron sus palabras la tarde antes de salir de viaje. Sinceramente yo no conocía tal destino.

Como llegar.

Sobre este aspecto comentar que no es sencillo. Yo personalmente acudí con coche particular, la zona es preciosa, pero las carreteras de Polonia dejan mucho que desear. Por lo tanto, mi consejo para llegar es armarse de paciencia y alquilar un coche en los aeropuertos más cercanos:

  • Varsovia a 234 km
  • Gdansk a 241 km

Aunque también existe la posibilidad de llegar con transporte público.  Es decir, mediante un tren a la localidad de Ketrzyn, desde la cual salen varios autobuses diarios hasta dicho lugar. Aunque evidentemente es una opción complicada. Por último informarse de las visitas organizadas desde Varsovia, pero preparar un buena cantidad de dinero. Sobre el alojamiento: la zona esta preparada para el turismo, ya que incluso existe un hotel en la propias instalaciones.

Recomendaciones.

Una vez allí, el recorrido es de unas tres horas a pie. Aunque se pueden contratar guías privados, no encontré en español , pero existen audioguías y planos completos de las instalaciones. Los que se atrevan con los idiomas, los guías en Inglés, alemán o ruso son historiadores y ofrecen sus servicios en la misma puerta. Así mismo hay que tener en cuanta varias cosas para la visita.  Conviene subrayar que es una zona de selva, por lo tanto lo primero es un calzado adecuado, si es invierno o el clima esta húmedo mejor impermeables. Mientras que en verano es imprescindible acudir con repelente de insectos. Por lo demás nada en especial, el lugar esta perfectamente señalado punto por punto, para hacer la visita.

¿Qué vamos a ver?

Vamos a ver una auténtica ciudad escondida entre la selva de Mazuria, evidentemente destruida. Más de un centenar de edificios; entre ellos bunkers, cuarteles, hospitales, una estación de tren, oficinas de correos o telégrafos, etc.  Precisamente desde los que Hitler dirigió gran parte de la II Guerra Mundial. Lo más impresionante del lugar es que se puede entrar en algunos de estos edificios totalmente destruidos. A fin de imaginar como se pudo llevar a cabo dicha destrucción, ya que algunas paredes superaban los 9 metros de ancho. Definitivamente no es un lugar apto para personas con claustrofobia, además es importante seguir el recorrido con los mapas del complejo.

20150810_131227

¿Que sucedió alli?

Ante lo podamos pensar, Hitler no dirigió la II Segunda Guerra mundial desde Berlín.  Sino que hizo construir varios puestos como este, con el fin de esconderse de los múltiples ataques que recibió, de los cuales se han contabilizado más de 40.

Uno de ellos, precisamente en estas instalaciones en julio de 1944, estuvo a punto de acabar con su vida. Hay que mencionar además que fue uno de los principales atentados que sufrió Hitler. Dicho atentado fue realizado mediante un maletín bomba, por uno de los altos oficiales del ejército de alemán, el  Coronel Claus von Stauffenberg. En realidad  hoy día considerado como unos de los líderes de la resistencia contra el nazismo en Alemania. Realmente Hitler se salvó por que en el último instante se cambió el lugar de la reunión, pese a lo cual murieron 4 de sus ayudantes. Por otra parte comentar que lo sucedido allí ha sido  llevado al cine entre otros por Tom Cruise, en la película Valkiria.

Breve historia de La guarida del Lobo.

Un año después del inicio de la II Guerra Mundial y de su llegada a  Polonia, por lo tanto en Otoño de 1940. Hitler decide la construcción de su ciudad militar, el puesto elegido no es casualidad, la frondosa selva en los alrededores de Ketrzyn cumplía una la doble misión. Por un lado un magnifico escondite, y por otro la cercanía a su verdadero objetivo tras los primeros compases de la Guerra. Esta no era otra que la Operación Barbarroja, que consistía en la ocupación de la URSS. El estado comunista que empezó siendo su aliado en la guerra y se acabará convirtiendo en su gran enemigo. Es más, dicha operación se lanzó el 21 de Junio de 1941, solo 3 días después el 24 de dicho mes, Hitler llegaba a Wolfsschaze para ponerse al mando de las operaciones.

Desde aquel día, y hasta la retirada alemana de Polonia a finales de 1944, se ha calculado que Hitler pasó más de 800 días en ese lugar. Pero no estuvo solo, cerca de 2000 personas vivieron de manera estable en dichas instalaciones. Así, por ejemplo, desde soldados hasta los más altos mandos, muchos de ellos junto a sus familias. Estas instalaciones sirvieron como lugar de residencia de los más destacados dirigentes nazis, Heinrich Himmler, Joseph Goebbels o Hermann Goering tenían sus propios bunkers privados al lado del de Hitler.

El final de este complejo fue motivado por la inminente llegada de las tropas soviéticas a finales de 1944. Hitler se ve obligado a abandonar el lugar,  y dirigirse a los bunkers de Berlín. De ahí que la noche del 24 al 25 de enero de 1945, miles de explosivos colocados por las tropas alemanas hacen saltar por los aires la guarida del Lobo.

En definitiva podemos pensar, que fue uno de los lugares más importantes de la II Guerra Mundial.  Con el fin de ofrecer una  idea de lo que se puede ver allí, os invito a esta  galería de imágenes.