Aeropuerto de Tempelhof

 

tempelhof-3

El Aeropuerto de Tempelhof, se ha convertido hoy día en el parque urbano más grande de la ciudad de Berlín. Así mismo, es conocido por su papel decisivo en la vida de los berlineses durante el siglo XX.

 

¿Cómo llegar?

Desde cualquier punto de la ciudad de Berlín se puede llegar mediante:

  • Metro, linea 6, parada Tempelhof
  • Tren, lineas S45 y S47, parada Tempelhof

Ambas paradas están situadas muy cerca a una de las entradas del actual parque.

caminadoporlahistoria Tempelhof
Atardecer en la instalaciones de Tempelhof Feld

Los inicios de Tempelhof

Sin duda el aeropuerto de referencia de Berlín durante todo el siglo XX, y un fiel reflejo de los avatares de los berlineses en uno de los siglos más horribles de su historia.

El recinto fue inaugurado en 1909, pero su principal cometido no fue el de aeropuerto. Dado que hasta 1923 que se realizó el primer vuelo desde Tempelhof, su uso estuvo en manos de  los ejércitos alemanes, estos realizaban en el mismo  las maniobras y los desfiles militares. Simultáneamente comienza su vocación pública, ya que los fines de semana en dicho periodo, Tempelhof es utilizado por los berlineses como lugar de recreo y encuentro familiar en torno a un mantel de picnic.

A partir de 1923 comienza su utilización como aeropuerto. Pero su consagración llegará de la mano de Lufthansa, la primera compañía aérea de Alemania en 1926.  Pocos años después más de 40 vuelos internacionales usaban diariamente las pistas de Tempelhof.

La llegada de Hitler.

Una de las principales manías de Hitler era la construcción de mega-edificios, ya  que debía demostrar su poder en el contexto internacional. Esta era una de las principales estrategias puestas el servicio del revisionismo alemán. Con respecto a Tempelhof no iba a ser menos. Así será como entre 1936 y 1941 construya en mayor edificio de mundo, la terminal del aeropuerto de Tempelhof. Aunque poco le durará la alegría, solo dos años después EE.UU inauguraba uno mayor, el edificio de Pentágono.

Edificio de la terminal de Tempelhof

Con el estallido de la 2ª Guerra Mundial Tempelhof quedó en un segundo plano. Teniendo en cuanta que no fue utilizado como aeropuerto principal de Luftwaffe de Hitler. Aunque si que serian usados los sótanos de la enorme terminal para la construcción de motores de los  Stuka. Conviene subrayar que este  avión se convirtió el protagonista de las 2ª Guerra Mundial, tras ser probado en la Guerra Civil española.

El Stuka

La guerra fría.

Pero el hecho que marcará este aeropuerto para siempre, y que personalmente llamó mi curiosidad, ocurrió durante el inicio de la Guerra Fría. Tras el reparto de la Conferencia de Potsdam, nuestro protagonista quedó en territorio de los EE.UU.

Solo unos años después, el 20 de junio de 1948, la URSS bloqueaba por tierra la parte occidental de la ciudad de Berlín. En consecuencia, tres cuartas partes de la ciudad se convierten en una isla de más de un millón personas, en medio del comunismo soviético.

Imágenes del bloqueo

La solución fue uno de los mayores éxitos de la historia de la aviación.  Un puente aéreo efectuado por la RAF inglesa y la USAF norteamericana, que proporcionó todo lo necesario a la población sitiada. Es decir desde alimentos, a todo tipo de productos necesarios para el día a día. De modo que hasta 1400 aviones aterrizaban sin parar día y noche, a ritmo de un avión por minuto. Para dicho triunfo, el aeropuerto de Tempelhof contó con la ayuda del recién inaugurado aeropuerto de Tegel, en la parte francesa de Berlín. Este hecho llevó al dictador soviético Stalin a replantarse la utilidad del bloqueo, abandonándolo el 12 de Mayo de 1949 sin cumplir su objetivo, que no era otro que hacerse con toda la ciudad de Berlín.

Tras lo cual llegó la cruda realidad de las cerca de cuatro décadas de Guerra Fría. Los aviones alemanes no podían utilizar las instalaciones de Tempelhof, debido a una serie de acuerdos con la URSS. Por lo tanto solo operaban en él las compañías internacionales norteamericanas, inglesas y francesas. Así mismo se utilizó como base de la fuerza aérea norteamericana, la USAF. Todo ello comportó al aeropuerto una cierta peligrosidad que le llevó a perder importancia continuamente.

La decadencia de Tempelhof

La reunificación de Alemania en 1989 llegó tarde para Tempelhof. Tanto Schönefeld como Tegel eran aeropuertos mejor preparados, en este caso para las ampliaciones que necesitaban  los nuevos aviones. Además su posición en el centro de la ciudad era un hándicap más, por evidentes motivos medioambientales.  Todo ello le reportó una continua pérdida de pasajeros, que le llevó al cierre definitivo en el año 2008.

El nuevo Tempelhof Feld

Solo dos años después nacía el mayor parque urbano de la ciudad de Berlín. Hay que mencionar además que existen varias formas de disfrutar de este histórico lugar. La más evidente es hacer caso a la frase “donde fueres haz lo que vieres“.

Hoy en día Tempelhof Feld es el fiel reflejo de una joven ciudad tras la caída del Muro de Berlín. Para conocerlo lo mejor es ir un domingo por la mañana,  para vivir junto a sus vecinos una matinal deportiva. En concreto en el mismo se practican todo tipos de deportes tanto a pie, como sobre ruedas. Así que cientos de patines recorren las antiguas pistas de despegue, o cientos de perros juegan junto a sus dueños. Tras la matinal todos están dispuestos a compartir una comida campestre y acabar de pasar el día festivo. En pocas palabras  este espacio se ha convertido en el  pulmón de la ciudad de Berlín, además de contar con todos los servicios básicos perfectamente cubiertos.

Otra forma de conocerlo, es mediante una visita guiada a la antigua terminal. Sinceramente no voy a opinar de ella, porque no tuve la oportunidad de acceder a una de estas visitas. Pero os dejo un enlace a la página web de la empresa que realiza las mismas: Getyourguide

Pero Tempelhof es mucho más

Por último me gustaría destacar algunos de los proyectos actuales, en los que trabaja el gobierno de la ciudad de Berlín. Ya que desde 2014 existen programas abiertos para inversiones en dichas instalaciones, que lleven a cabo el asentamiento de este espacio de ocio. Con la finalidad de preservar el actual modelo de parque urbano y deportivo.

Pero sobre todo hacer eco de la reciente utilización desde finales del año 2015. En particular de los hangares donde Hitler construía sus aviones para la guerra, y en este caso para una labor muy diferente. Esta no es otra que servir como lugar de residencia a  miles de refugiados llegados de Oriente Próximo. Desde los primeros 660 que llegaron a finales de dicho año y que ocuparon el hangar nº 1, hasta los miles que acoge hoy día. Es muy grato pensar que algo construido para la guerra, sirva para precisamente para paliar hoy día los efectos de esta.

Credit Gordon Welters para The New York Times

Es indudable que no estamos ante uno de los lugares más visitado de Berlín. El muro, el monumento al Holocausto, la Puerta de Brandeburgo, la Cúpula de Reichtag realizada por Norman Foster o la Torre de Televisión de Alexanderplatz lo son en mayor medida.  Pero el Aeropuerto de Tempelhof es para mí: el fiel reflejo de la nueva sociedad surgida tras la reunificación. Además del glorioso recuerdo de una de las mayores gestas de la aviación en el siglo XX.

Fuentes: gruen-berlin / nytimes / wikipedia

Imagenes: commons.wikimedia

Deja un comentario