Tempelhof, escenario del mayor hito de la historia de la aviación

 

tempelhof-3

El Aeropuerto de Tempelhof, se ha convertido hoy día en el parque urbano más grande de la ciudad de Berlín. Así mismo, es conocido por su papel decisivo en la vida de los berlineses durante el siglo XX.

 

¿Cómo llegar?

Desde cualquier punto de la ciudad de Berlín se puede llegar mediante:

  • Metro, linea 6, parada Tempelhof
  • Tren, lineas S45 y S47, parada Tempelhof

Ambas paradas están situadas muy cerca a una de las entradas del actual parque.

caminadoporlahistoria Tempelhof
Atardecer en la instalaciones de Tempelhof Feld

Los inicios de Tempelhof

Sin duda el aeropuerto de referencia de Berlín durante todo el siglo XX,  un fiel reflejo de los avatares de los berlineses en uno de los siglos más horribles de su historia.

El recinto fue inaugurado en 1909, pero su principal cometido no fue el de aeropuerto. Dado que hasta 1923 que se realizó el primer vuelo desde Tempelhof, su uso estuvo en manos de  los ejércitos alemanes, estos realizaban en el mismo  las maniobras y los desfiles militares. Simultáneamente comienza su vocación pública, ya que los fines de semana en dicho periodo, Tempelhof es utilizado por los berlineses como lugar de recreo y encuentro familiar en torno a un mantel de picnic.

A partir de 1923 comienza su utilización como aeropuerto. Pero su consagración llegará de la mano de Lufthansa, la primera compañía aérea de Alemania en 1926.  Pocos años después más de 40 vuelos internacionales usaban diariamente las pistas de Tempelhof.

La llegada de Hitler.

Una de las principales manías de Hitler era la construcción de mega-edificios, ya  que debía demostrar su poder en el contexto internacional. Esta era una de las principales estrategias puestas el servicio del revisionismo alemán. Con respecto a Tempelhof no iba a ser menos. Así será como entre 1936 y 1941 construya en mayor edificio de mundo, la terminal del aeropuerto de Tempelhof. Aunque poco le durará la alegría, solo dos años después EE.UU inauguraba uno mayor, el edificio de Pentágono.

Edificio de la terminal de Tempelhof

Con el estallido de la 2ª Guerra Mundial Tempelhof quedó en un segundo plano. Teniendo en cuanta que no fue utilizado como aeropuerto principal de Luftwaffe de Hitler. Aunque si que serian usados los sótanos de la enorme terminal para la construcción de motores de los  Stuka. Conviene subrayar que este  avión se convirtió el protagonista de las 2ª Guerra Mundial, tras ser probado en la Guerra Civil española.

El Stuka

La guerra fría.

Pero el hecho que marcará este aeropuerto para siempre, y que personalmente llamó mi curiosidad, ocurrió durante el inicio de la Guerra Fría. Tras el reparto de la Conferencia de Potsdam, nuestro protagonista quedó en territorio de los EE.UU.

Solo unos años después, el 20 de junio de 1948, la URSS bloqueaba por tierra la parte occidental de la ciudad de Berlín. En consecuencia, tres cuartas partes de la ciudad se convierten en una isla de más de un millón personas, en medio del comunismo soviético.

Imágenes del bloqueo

La solución fue uno de los mayores éxitos de la historia de la aviación.  Un puente aéreo efectuado por la RAF inglesa y la USAF norteamericana, que proporcionó todo lo necesario a la población sitiada. Es decir desde alimentos, a todo tipo de productos necesarios para el día a día. De modo que hasta 1400 aviones aterrizaban sin parar día y noche, a ritmo de un avión por minuto. Para dicho triunfo, el aeropuerto de Tempelhof contó con la ayuda del recién inaugurado aeropuerto de Tegel, en la parte francesa de Berlín. Este hecho llevó al dictador soviético Stalin a replantarse la utilidad del bloqueo, abandonándolo el 12 de Mayo de 1949 sin cumplir su objetivo, que no era otro que hacerse con toda la ciudad de Berlín.

Tras lo cual llegó la cruda realidad de las cerca de cuatro décadas de Guerra Fría. Los aviones alemanes no podían utilizar las instalaciones de Tempelhof, debido a una serie de acuerdos con la URSS. Por lo tanto solo operaban en él las compañías internacionales norteamericanas, inglesas y francesas. Así mismo se utilizó como base de la fuerza aérea norteamericana, la USAF. Todo ello comportó al aeropuerto una cierta peligrosidad que le llevó a perder importancia continuamente.

La decadencia de Tempelhof

La reunificación de Alemania en 1989 llegó tarde para Tempelhof. Tanto Schönefeld como Tegel eran aeropuertos mejor preparados, en este caso para las ampliaciones que necesitaban  los nuevos aviones. Además su posición en el centro de la ciudad era un hándicap más, por evidentes motivos medioambientales.  Todo ello le reportó una continua pérdida de pasajeros, que le llevó al cierre definitivo en el año 2008.

El nuevo Tempelhof Feld

Solo dos años después nacía el mayor parque urbano de la ciudad de Berlín. Hay que mencionar además que existen varias formas de disfrutar de este histórico lugar. La más evidente es hacer caso a la frase “donde fueres haz lo que vieres“.

Hoy en día Tempelhof Feld es el fiel reflejo de una joven ciudad tras la caída del Muro de Berlín. Para conocerlo lo mejor es ir un domingo por la mañana,  para vivir junto a sus vecinos una matinal deportiva. En concreto en el mismo se practican todo tipos de deportes tanto a pie, como sobre ruedas. Así que cientos de patines recorren las antiguas pistas de despegue, o cientos de perros juegan junto a sus dueños. Tras la matinal todos están dispuestos a compartir una comida campestre y acabar de pasar el día festivo. En pocas palabras  este espacio se ha convertido en el  pulmón de la ciudad de Berlín, además de contar con todos los servicios básicos perfectamente cubiertos.

Otra forma de conocerlo, es mediante una visita guiada a la antigua terminal. Sinceramente no voy a opinar de ella, porque no tuve la oportunidad de acceder a una de estas visitas. Pero os dejo un enlace a la página web de la empresa que realiza las mismas: Getyourguide

Pero Tempelhof es mucho más

Por último me gustaría destacar algunos de los proyectos actuales, en los que trabaja el gobierno de la ciudad de Berlín. Ya que desde 2014 existen programas abiertos para inversiones en dichas instalaciones, que lleven a cabo el asentamiento de este espacio de ocio. Con la finalidad de preservar el actual modelo de parque urbano y deportivo.

Pero sobre todo hacer eco de la reciente utilización desde finales del año 2015. En particular de los hangares donde Hitler construía sus aviones para la guerra, y en este caso para una labor muy diferente. Esta no es otra que servir como lugar de residencia a  miles de refugiados llegados de Oriente Próximo. Desde los primeros 660 que llegaron a finales de dicho año y que ocuparon el hangar nº 1, hasta los miles que acoge hoy día. Es muy grato pensar que algo construido para la guerra, sirva para precisamente para paliar hoy día los efectos de esta.

Credit Gordon Welters para The New York Times

Es indudable que no estamos ante uno de los lugares más visitado de Berlín. El muro, el monumento al Holocausto, la Puerta de Brandeburgo, la Cúpula de Reichtag realizada por Norman Foster o la Torre de Televisión de Alexanderplatz lo son en mayor medida.  Pero el Aeropuerto de Tempelhof es para mí: el fiel reflejo de la nueva sociedad surgida tras la reunificación. Además del glorioso recuerdo de una de las mayores gestas de la aviación en el siglo XX.

Fuentes: gruen-berlin / nytimes / wikipedia

Imagenes: commons.wikimedia

Roald Amundsen y los héroes olvidados del Polo Sur

Hace pocos días una noticia sobre la Antártida, arrancó de mi memoria un libro de juventud. Narraba la terrible historia de cinco ingleses camino del Polo sur, al cual no llegaron los primeros.

Roald Amundsen y su equipo fueron los primeros hombres en pisar el imaginario punto (90º 0′ 00′ sur), el Polo Sur. Pese a lo cual, en opinión de muchos expertos no ha pasado a la historia, como su gesta merecía. La causa la célebre carrera con Robert Falcon Scott. Este fue el explorador de la Royal Navy que encontró la muerte a la vuelta del mítico Polo sur, al cual llegó cinco semanas después que el explorador noruego Roald Amundsen

mapa de las expediciones al polo sur
Las diferentes rutas que siguieron Amundsen y Scott

¿Existió la carrera al Polo Sur?

Lo primero que podemos pensar es: Porqué dos hombres con sus respectivos equipos caminaban hacia el Polo Sur un mes de noviembre de 1911. Es algo difícil de responder y aquí podemos entrar en un debate filosófico, sobre la necesidad del ser humano de superar los límites por encima de su propia vida. No existen causas ni políticas ni económicas, en un territorio inhóspito que lleven al  hombre de principios del siglo XX  a emprender dicho camino.  Por otro lado ese mismo hombre en siglo XIX, se había encargado de conquistar: En un primer lugar el interior de Oceanía, y luego el interior de África. En ambos existe claramente motivos económicos y políticos, pero en los que no es cuestión de entrar. Si acaso el único interés medianamente material sería la investigación científica de Scott.

Robert Falcon Scott
Robert Falcon Scott

Por lo tanto, podemos pensar que si hubo una carrera, está se basó exclusivamente en el orgullo personal. Este fue precisamente uno de los aspectos en los que Amundsen fue muy superior a Scott. Aunque como veremos después no será el único. Esto no quiere decir que Scott no lo tuviera, pero posiblemente no fue su estimulo principal. Aunque es evidente que la llegada al Polo Sur y la visión de la bandera noruega ondeando, pudo hacerle ver su error. Por si fuera poco una carta dejada por Amundsen pudo haber puesto la guinda al pastel de la derrota:

Querido Capitán Scott:

Como probablemente usted es el primero en alcanzar este área después de nosotros. Le pediría amablemente hacer llegar esta carta al rey Haakon VII.  Si usted quiere usar cualquiera de los artículos dejados en la tienda no dude en hacerlo. Incluido el trineo. Solo me queda desearle una vuelta segura. 

Saludos cordiales: Roald Amundsen 

Estaba claro quién era más competitivo.

¿Quién era Roald Amundsen?

Nacido al sur del fiordo de Oslo. Su padre era pequeño armador y por lo tanto desde el primer momento acostumbrado a moverse en de los fríos mares del norte. Obligado a estudiar medicina, abandonó la carrera tras la muerte de sus padres. Su misión en la vida emular a Fridtjof Nansen, terminando lo que este había comenzado, ser el primer hombre en llegar al Polo Norte. Pese a los rechazos por su inexperiencia, Roald Amundsen nunca se rindió. En 1903 emprendió la gran aventura de unir en barco los océanos Atlántico y Pacífico por el norte del continente americano. Así consiguió su primera gran proeza, que le abrirá las puertas económicamente a la conquista del  Polo Norte.

Amundsen en el polo sur
Amundsen en el polo sur

Con todo preparado para la expedición, se ve en la obligación de abandonarla. El motivo la llegada de una noticia fechada en el Polo Norte. El 6 de abril de 1909, el norteamericano Robert Peary llega al punto señalado. Lejos de hundirse Amundsen cambia de objetivo. Solo dos años después esta a las puertas de convertirse en el primer hombre en conquistar el Polo Sur.

¿Como llegó al Polo Sur?

no-nb_sml_ 1319
Imágenes de la expedición

Roald Amundsen preparó concienzudamente el asalto al Polo sur. Durante los dos años previos experimentó en el Polo Norte, desde materiales a técnicas para no cometer errores. El ataque definitivo  lo comenzó el 19 de octubre de 1911. Cinco hombres expertos esquiadores incluido el propio Amundsen, con cuatro trineos y 52 perros, partieron de la Bahía de las Ballenas. Cargados con previsiones para 4 meses y  siendo conscientes de la dura subida al glaciar antártico. Tras superarlo comenzó a deshacerse de los perros, que servían de alimento para el resto de los canes y los propios expedicionarios. El plan resultó perfecto el 14 de diciembre llegaron a Polo Sur.

Admunsen y sus compañeros en el polo sur
Amundsen y sus compañeros en el Polo Sur

Tras tres días en el lugar y con las correspondientes investigaciones científicas, se dispuso a retornar. El 25 de enero, varios días antes de lo previsto llegó al punto de partida, con solo 11 perros y dos trineos. Casi 3000 kilómetros quedaban atrás, pero con el orgullo de haber ganado la supuesta carrera.

El fracaso que hizo héroe a Scott.

Como ya he comentado y bajo un punto de vista personal, Amundsen quería ser el primero por encima de todo. Aunque Robert Falcon Scott, posiblemente también, su derrota no parece que fuera una cuestión de suerte como se ha especulado. Una vez más la fábula de David contra Goliat es aplicable a la historia. El inglés contaba con muchos más recursos económicos que Amundsen, vehículos motorizados, cuantioso personal, caballos, perros y la todopoderosa Inglaterra detrás. Mientras, Amundsen prácticamente vivió toda su vida arruinado. Pero esto no fue suficiente.

Al inglés le fallaron los vehículos y los caballos, ambos transportes fracasaron ante el frío. Por otro lado nunca supo manejar a los perros,  y además varios de los componentes eran principiantes con los esquíes. Para postre y posiblemente bajo un pensamiento de superioridad, salió quince días más tarde. Finalmente llegó al Polo Sur, como ya he comentado 5 semanas después. Y por fin la vuelta se convirtió en un terrible infierno helado. Uno a uno fueron muriendo los componentes del grupo, el último de ellos el propio Scott el el 29 de marzo de 1912, dos meses después de la vuelta de Amundsen y su equipo. El encuentro de su diario nos reportó su trágica aventura y su romántico final.

tumbas de la expedición inglesa
Tumba de Scott

Pese a todo y volviendo al principio, la tragedia de Robert Falcon Scott y su equipo, les han hecho héroes. Mientras, Roald Amundsen el héroe sin corona del polo sur, murió unos años después persiguiendo vivir de su éxitos.

Fuentes: apuntesdehistoria mcnbiografias 

Imagenes: Wikimedia Commons

 

El mayor desastre ecológico del siglo XX en el Mediterráneo, Portmán (Murcia)

Portmán es un barrio de la localidad de La Unión,  situado al sur de la región de Murcia. Para conocer algo más de su historia, es aconsejable dirigirse al PR-MU 88 un sendero de poco más de 7 km, que une el pueblo con el barrio.

Reconozco que llegué al mismo de casualidad, ya que en verano de 2016 acudimos a La Unión con motivo del LVI Concurso Internacional Cante de las Minas. Como me quedaron  las mañanas libres me acerqué a la Oficina de Turismo, con la vista puesta en buscar un lugar para ir a caminar. La recomendación fue dicho sendero y a pesar del desolador paisaje, este recorrido te lleva a conocer la crónica de uno de los mayores desastre ecológicos de la historia de España.

Algunas recomendaciones básicas para hace la ruta, aparte del calzado cómodo es sobre todo muchos litros de agua. Totalmente desaconsejable, desde mi punto de vista, en los días muy calurosos. De hacerla, evidentemente lo más temprano posible, pensando en que el recorrido es de unas 2 horas.  La ruta consiste en traspasar la sierra minera, pero el desnivel no es muy acusado.

Magnífica bahía de Portmán
Magnífica vista de bahía de Portmán desde la sierra

Vistas de la subida con el Mar Menor al fondo
Vistas de la subida con el Mar Menor al fondo

La ruta.

Para ir al inicio de la ruta hay que acudir a las estación de tren de La Unión, ya que justo tras cruzar la vía aparece señalado el camino con la marcas amarillas y blancas. Además esta perfectamente señalizado con excepción de la bajada por el lado contrario de la montaña, pero no tiene pérdida, ya que ves en todo momento la población de Portmán al fondo. Al principio se pasa por una ruta asfaltada que llevan al Parque Minero de la Unión, un conjunto de minas recuperadas que se pueden visitar.

Tras ellas el camino se vuelve sendero y  da paso a un paisaje típico de semidesierto, pero con gran encanto por la proximidad del mar. Durante el recorrido de subida llama la atención los enormes agujeros de gran profundidad, que eran los antiguos respiraderos de las minas. Esto te da la sensación  de estar caminando por encima de un auténtico “queso de Gruyere, pero además nos sirve para hacernos a la idea del amplio espacio que tenían las minas. Durante toda la caminata se pueden observan restos de la antigua explotación minera.

Al comenzar a bajar hacia la localidad de Portmán es cuando te das cuanta del desastre ecológico, y más precisamente, tras haber visto en la oficina de turismo la típica foto del antes y después. Todo el recorrido de bajada está jalonado de los enormes lavaderos, donde se separaba el metal de la tierra. Tras lo cual la vista se dirige a la enorme zona costera invadida por la tierra producto del vertido de este sobrante. Sin duda una imagen vale más que mil palabras, el mar llegaba antiguamente prácticamente a las casas del pueblo.

El mar llegaba a las casas
El mar llegaba a las casas

Breve historia de Portmán.

La espectacular bahía de cara al mediterráneo esta habitada desde el Neolítico. En ella también se han encontrado restos íberos. Pero la mayor presencia vino del mundo romano, el Portus Magnum, fue uno de los grandes puertos romanos del sur de España.  Es conocida la extracción de sus ricos minerales (en especial plata, hierro y plomo) por los romanos desde su llegada al sur de Hispania en el siglo III aC. Se han localizado varios yacimientos, desde grandes villas romanas hasta las calzadas que comunicaban el puerto con el interior peninsular. Tras los romanos nunca se ha abandonado la zona, ya que hay restos medievales y torres de vigilancia de los siglos XVI y XVII para el control de los corsarios.

El duro siglo XX de Portmán.

Pero por lo que pasará finalmente a la historia ocurrirá a partir del siglo XX En especial tras la profunda crisis de posguerra, cuando se retoman con más fuerza las explotaciones mineras a cielo abierto. Los enormes lavaderos, causarán uno de los mayores desastres ecológicos del mediterráneo entre 1945 y 1992. El problema era gravísimo, por una parte los vertidos de materias contaminantes acabaron con la flora y la fauna de la zona.  El principal culpable, el lavadero Roberto,  fue una de las mayores construcciones de este tipo en el mundo, en definitiva vertía en la bahía más de 8.000 toneladas al año de residuos.

Todo ello agravado por decirlo de alguna manera por el secuestro moral de sus ciudadanos. Los cuales, si querían trabajar solo existía la mina, por lo que todo en cierta forma se silenciaba. Todo empezó a cambiar en 1986, cuando los grupos ecologistas toman mano en el asunto. Tras años de protesta llega el cierre definitivo en 1992. Aunque ya pocas cosas tenían remedio, el pueblo quedó con su costa inutilizable y sin trabajo en  la mina. Además sin posibilidades de convertirse en uno de los pueblos turísticos, que jalonan la zona del levante español.

Hoy día, Portmán sigue esperando que se lleven a cabo las grandes promesas de regeneración de su costa. Ya va siendo hora, que las autoridades pertinentes se pongan en la labor de devolver a este precioso lugar, aquello que el abuso humano le robó.

El propósito debe ser firme,  y no debe ser otro que volverlo a convertir en el magnífico escaparate que encontraron fenicios, cartagineses y en especial los romanos a su llegada hace más de 2000 años.

Más info: elmundo / regmurcia

Vídeo: Rtve

La Iglesia de Berlín Kaiser Wilhelm, un monumento de paz tras la 2GM

Imagen actual de la Iglesia Memorial Emperador Guillermo
Imagen actual de la Iglesia Memorial Emperador Guillermo

La calle Kurfürstendamm de Berlín esta dominada por una extraña figura en su extremo oeste, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm. He de reconocer, que desde la primera vez que la vi me llamo la atención,  ya que parecía sacada de un cuento de Hans Christian Andersen. Pese a lo cual  en mi primera visita a Berlín no me acerque a la misma, y nada más volver de aquel viaje me informé sobre el motivo de la extraña figura. Tras lo cual en los dos siguientes viajes a dicha ciudad, me he acercado hasta tres veces.

Breve historia de la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

La iglesia conmemorativa del Emperador Guillermo fue construida entre 1891 y 1895, e concreto durante el reinado de su nieto Guillermo II. Definitivamente fue concebida para ser la más grande de todas las iglesias luteranas de Alemania. De tal manera que el día de su inauguración, el 1 de septiembre de 1895, la espectacular iglesia tenia una torre de 113 metros de altura. Así mismo podía acoger sentados más de 2.000 personas, y detrás del altar quedaba un espacio para un coro de 300 voces y 80 músicos.

IMG_1772
Imagen de la Iglesia con su espectacular torre

Así fue hasta el 23 de noviembre de 1943, ese día en el en el marco de la 2ª Guerra Mundial, se efectuaron a cargo de la RAF británica los más violentos bombardeos sobre Berlín.  La iglesia quedó prácticamente destruida, esto se puede comprobar en las imágenes del siguiente vídeo,  tomadas los días posteriores a dicho bombardeo.

Tras finalizar la guerra  comenzaron los trabajos de reparación de la capital alemana. Es preciso recordar que tras el reparto de la Conferencia de Potsdam, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm quedó en territorio británico evidentemente las primeras reparaciones se dirigieron a los edificios de mayor necesidad. Por dicho motivo, la iglesia quedó en un segundo plano. Es más, en realidad y dado el lamentable estado en que se hallaba, se decidió su demolición. A partir de ese momento, corría año 1950, es cuando la iglesia se convierte en símbolo de la paz, la causa hay que buscarla en  los miles de ciudadanos que salieron a la calle para protestar contra el derrumbe. De ahí que las autoridades de Berlín, encabezadas por su alcalde Ernst Reuter, deciden mantenerla como símbolo de la destrucción que producen las guerras.

A finales de los años 60, se inicia la construcción del nuevo espacio destinado al culto. En efecto, a una banda de los restos de la iglesia destruida se coloca una torre, y al otro lado el actual espacio religioso. Su inauguración el 17 de diciembre de 1961. Pero habrá que esperar  a 1987, dos años antes de la caída del Muro de Berlín, a que se habite definitivamente el recinto destruido. Como ya se ha dicho, para ser el símbolo de la paz de la ciudad de Berlín.

¿Qué podemos ver hoy día?

Hoy día todo el conjunto arquitectónico forma parte de la vida diaria de los berlineses, y de los turistas que llegan a la ciudad. La extraña figura, que domina la plaza berlinesa, es la torre de la antigua iglesia, de las cual solo restan 68 metros de los 113 que llegó a tener. Cariñosamente se la denominada la Muela picada de Berlín.

Imagen de las antiguas escaleras

El espacio destruido durante la 2ª Guerra Mundial, se ha convertido en un museo de la Paz. Hay que mencionar además, que en él se dan cita algunos de los objetos destinados a este menester: En primer lugar la exposición permanente, que a través de paneles informativos nos muestra la historia de la destrucción de la Iglesia y de la ciudad.

techo original

En el fondo de la iglesia existen tres cruces. La primera una cruz ortodoxa en conmemoración de los muertos, de los países que profesaban este fe durante la guerra. Seguidamente, la cruz de Clavos de Coventry recuerda  los fallecidos en dicha ciudad inglesa, durante los bombardeos de la Luftwaffe alemana en 1940. Por otra parte entre ambas cruces, el crucifijo luterano de la antigua Iglesia del Kaiser-Wilhelm.

El edificio se puede visitar todos los días, desde las 9 a las 19 horas de forma gratuita.

A ambos lados, como ya ha quedado dicho, la nueva construcción. Esta se divide en dos partes;  en primer lugar un octágono de 35 metros de diámetro y 20 metros de altura donde se lleva a cabo el culto. Hay que mencionar ademas, que se realizan excelentes conciertos de música clásica. A su vez en su interior, otro de los símbolos de paz que acoge este complejo religioso. La Madona de Stalingrado que fue pintada durante la toma de dicha ciudad, en la Navidad de 1942.  Dos copias de la misma adornan las catedrales de Coventry y Volvogrado (nombre actual de Stalingrado).  Para convertirse entre las tres, en una especie de triángulo de paz.

Al otro lado, la nueva torre hexagonal de 12 metros de diámetro y 53 de alto.  Conviene subrayar que no podía ser más alta que la antigua, evidentemente para no restarle protagonismo. Por otra parte ambos edificios son de acero y repletos de vidrios azules, rojos, verdes y amarillos.

Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm
Interior de la Iglesia Nueva

Sobre este escenario de paz se cometió el pasado 20 de diciembre de 2016 el atentado que costó la vida a 12 personas, mientras paseaban tranquilamente por un mercado navideño.

Sobre este último punto me gustaría aportar una apreciación especial. Ya que realmente no se hizo gran hincapié en el hecho, de que el ataque fuera contra un símbolo de paz. . Posiblemente no buscando mayor repercusión de la que estos atentados islámicos provocan en la Europa actual, aunque para mí sigue quedando la duda, sobre si el lugar fue casualidad o no.

Video: Panzerargentino1 

 

El cuartel general de Hitler durante la 2ª Guerra Mundial (Wolfsschaze)

La región de Mazuria es una de las más espectaculares de Polonia, gracias a los más de 2.700 lagos de origen glaciar. Además fue la elegida por Adolf Hitler para construir su refugio, desde donde poder controlar la II Guerra Mundial.

20150809_132202
Imagen de la idílica región de Mazuria, sin duda de las más bonitas de Polonia.

He de reconocer, que en mi viaje a Polonia en el verano de 2015, este lugar no se encontraba en mi agenda de visitas, y por lo tanto agradecer a mi amigo Antonio Martínez el consejo de acudir al mismo. “No me digas que vas a Polonia y no vas a ver la guarida del Lobo“; fueron sus palabras la tarde antes de salir de viaje. Sinceramente yo no conocía tal destino.

Como llegar.

Sobre este aspecto comentar que no es sencillo. Yo personalmente acudí con coche particular, la zona es preciosa, pero las carreteras de Polonia dejan mucho que desear. Por lo tanto, mi consejo para llegar es armarse de paciencia y alquilar un coche en los aeropuertos más cercanos:

  • Varsovia a 234 km
  • Gdansk a 241 km

Aunque también existe la posibilidad de llegar con transporte público.  Es decir, mediante un tren a la localidad de Ketrzyn, desde la cual salen varios autobuses diarios hasta dicho lugar. Aunque evidentemente es una opción complicada. Por último informarse de las visitas organizadas desde Varsovia, pero preparar un buena cantidad de dinero. Sobre el alojamiento: la zona esta preparada para el turismo, ya que incluso existe un hotel en la propias instalaciones.

Recomendaciones.

Una vez allí, el recorrido es de unas tres horas a pie. Aunque se pueden contratar guías privados, no encontré en español , pero existen audioguías y planos completos de las instalaciones. Los que se atrevan con los idiomas, los guías en Inglés, alemán o ruso son historiadores y ofrecen sus servicios en la misma puerta. Así mismo hay que tener en cuanta varias cosas para la visita.  Conviene subrayar que es una zona de selva, por lo tanto lo primero es un calzado adecuado, si es invierno o el clima esta húmedo mejor impermeables. Mientras que en verano es imprescindible acudir con repelente de insectos. Por lo demás nada en especial, el lugar esta perfectamente señalado punto por punto, para hacer la visita.

¿Qué vamos a ver?

Vamos a ver una auténtica ciudad escondida entre la selva de Mazuria, evidentemente destruida. Más de un centenar de edificios; entre ellos bunkers, cuarteles, hospitales, una estación de tren, oficinas de correos o telégrafos, etc.  Precisamente desde los que Hitler dirigió gran parte de la II Guerra Mundial. Lo más impresionante del lugar es que se puede entrar en algunos de estos edificios totalmente destruidos. A fin de imaginar como se pudo llevar a cabo dicha destrucción, ya que algunas paredes superaban los 9 metros de ancho. Definitivamente no es un lugar apto para personas con claustrofobia, además es importante seguir el recorrido con los mapas del complejo.

20150810_131227

¿Que sucedió alli?

Ante lo podamos pensar, Hitler no dirigió la II Segunda Guerra mundial desde Berlín.  Sino que hizo construir varios puestos como este, con el fin de esconderse de los múltiples ataques que recibió, de los cuales se han contabilizado más de 40.

Uno de ellos, precisamente en estas instalaciones en julio de 1944, estuvo a punto de acabar con su vida. Hay que mencionar además que fue uno de los principales atentados que sufrió Hitler. Dicho atentado fue realizado mediante un maletín bomba, por uno de los altos oficiales del ejército de alemán, el  Coronel Claus von Stauffenberg. En realidad  hoy día considerado como unos de los líderes de la resistencia contra el nazismo en Alemania. Realmente Hitler se salvó por que en el último instante se cambió el lugar de la reunión, pese a lo cual murieron 4 de sus ayudantes. Por otra parte comentar que lo sucedido allí ha sido  llevado al cine entre otros por Tom Cruise, en la película Valkiria.

Breve historia de La guarida del Lobo.

Un año después del inicio de la II Guerra Mundial y de su llegada a  Polonia, por lo tanto en Otoño de 1940. Hitler decide la construcción de su ciudad militar, el puesto elegido no es casualidad, la frondosa selva en los alrededores de Ketrzyn cumplía una la doble misión. Por un lado un magnifico escondite, y por otro la cercanía a su verdadero objetivo tras los primeros compases de la Guerra. Esta no era otra que la Operación Barbarroja, que consistía en la ocupación de la URSS. El estado comunista que empezó siendo su aliado en la guerra y se acabará convirtiendo en su gran enemigo. Es más, dicha operación se lanzó el 21 de Junio de 1941, solo 3 días después el 24 de dicho mes, Hitler llegaba a Wolfsschaze para ponerse al mando de las operaciones.

Desde aquel día, y hasta la retirada alemana de Polonia a finales de 1944, se ha calculado que Hitler pasó más de 800 días en ese lugar. Pero no estuvo solo, cerca de 2000 personas vivieron de manera estable en dichas instalaciones. Así, por ejemplo, desde soldados hasta los más altos mandos, muchos de ellos junto a sus familias. Estas instalaciones sirvieron como lugar de residencia de los más destacados dirigentes nazis, Heinrich Himmler, Joseph Goebbels o Hermann Goering tenían sus propios bunkers privados al lado del de Hitler.

El final de este complejo fue motivado por la inminente llegada de las tropas soviéticas a finales de 1944. Hitler se ve obligado a abandonar el lugar,  y dirigirse a los bunkers de Berlín. De ahí que la noche del 24 al 25 de enero de 1945, miles de explosivos colocados por las tropas alemanas hacen saltar por los aires la guarida del Lobo.

En definitiva podemos pensar, que fue uno de los lugares más importantes de la II Guerra Mundial.  Con el fin de ofrecer una  idea de lo que se puede ver allí, os invito a esta  galería de imágenes.

 

Museo Memorial Auschwitz-Birkenau

Publicar un post como este, puede generar dudas sobre la conveniencia de hacerlo o  no , aunque es evidente que todos deseamos que nunca se hubiera  tenido que publicar.

aniversario liberación de Auschwitz
72 años separan hoy día esta imagen, ¿hemos aprendido algo?

La visita la realice en el verano de 2015 y siendo sincero, le dí muchas vueltas al hecho de ir o no ir, soy un apasionado de la historia del siglo XX, aquella que a veces no podemos considerar ni historia, ya que todo es tan reciente que no tenemos  la perspectiva necesaria para valorarla debidamente. Pero al final, acudí en el último momento y por lo tanto me quedé sin plazas en las visitas guiadas y me dieron pase para última hora de la tarde en visita por libre, no me arrepiento para nada ni de entrar, ni de acudir sin guía, con solo las cifras y el silencio que se respira en un lugar, que pueden visitarlo al unisono miles de personas queda todo dicho. 1.300.000 prisioneros, con mas de 1.100.000 muertos en su mayoría judíos, pero también presos de guerra y sospechosos de ir en contra del régimen nazi.

auschwitz-1

Situación:

Como llegar:

Partiendo de que es el museo más visitado de Polonia, podemos imaginar las facilidades para acudir al mismo. Decenas de tours salen del centro de Cracovia cada día, con el paquete completo de guía y viaje.

Si queréis visitarlo por vuestra cuenta, está situado en la afueras de la localidad de Oswiecim, escasamente a 15 minutos a pie, existe una estación de tren y autobús que conectan con el centro de la  ciudad de Cracovia en poco mas de una hora, el precio muy asequible, como en general el transporte público en Polonia.

El aeropuerto internacional más cercano es el de Cracovia a 56 km. como se puede imaginar, todo parte de esta turística ciudad.

Si llegáis en coche existen múltiples aparcamientos, la gente no suele acudir por su cuenta y no hay ningún problema para aparcar, por lo tanto un buen consejo es alquilar un coche.

¿Como visitarlo?

Existen varias formas, las ya nombradas con los múltiples tours, o bien con un guía del mismo museo, que en el siguiente enlace se puede adquirir:

http://visit.auschwitz.org/

Si no lo lleváis reservado a través de dicha web, queda otra opción, madrugar y estar a primera hora (sobre las 8 de la mañana), suelen quedar plazas libres en los diferentes turnos de entrada ya sea con guía, español, inglés, alemán, ruso, francés e italiano o bien por libre.

¿Como se puede hacer por libre?

Más que el como, sería el porqué. Es evidente que un guía te relatará cientos de curiosidades del lugar, pero sinceramente muchas son anécdotas, lo pude comprobar al acercarme durante mis más de 5 horas de visita a varios grupos. La visita por libre te ofrece tu propia reflexión, la cual es fácil, murieron más de un millón de personas.

auschwitz-3

Mi consejo si lo visitáis sin guía, es empezar por el campo de concentración de Birkenau, dicho de otra forma el más grande. Recorrerlo, son más de dos horas, por medio de inmensos barracones, en unos se pueden entrar y en otros no, son replicas los unos de los otros. La típica imagen de la vía de entrada de los trenes cargados de presos, es de este campo, lo que realmente impresiona es su enorme tamaño, una gran parte de las instalaciones fueron destruidas por los nazis para borrar pruebas del exterminio, hoy en día se encuentra igual que en el momento de la liberación.

auschwitz-5

Después vamos a Auschwitz, este es el verdadero museo, desde la puerta con su más que renombrada frase de: “el trabajo nos hará libres”. Aquí ya no son barracones, sino edificios de tres plantas. Es muy difícil describir lo que podemos ver aquí; son pequeños museos a las víctimas, unos de ellos hechos por los países que fueron ocupados por el nazismo, como Hungría, República Checa, Rumanía, etc. En otros encontramos objetos personales encontrados en la liberación, o uno de los mas impresionantes que contiene una obra de arte que simula los millones de kilómetros de pelo que contaron a los presos. Personalmente me gustaría destacar uno de los pabellones, donde han mantenido las fotografías realizadas a los presos, de repente te pones a llorar y no sabes porque, el resto de la visita se convierte en una angustia, pero sin duda necesaria.  Dejar para el final los crematorios, (los únicos dejados en pie por las tropas nazis en su afán de borrar las huellas del crimen), aquí ya si que sobran todas las palabras.

auschwitz-4

 Su importancia histórica.

La Alemania nazi de Hitler nace después de la 1ª Guerra Mundial, el sentimiento de derrota y humillación entre los alemanes después del resultado de La Paz de Versalles, donde se culpa por completo a Alemania de la Gran Guerra y se le insta a pagar todos los desperfectos, es aprovechado por el mayor asesino del siglo XX para llegar al poder. En una época entre guerras donde la población alemana sufrió una de sus mayores crisis económica de la historia, Hitler encontró la solución a través del rearme del ejercito, el denominado revisionismo alemán estaba en marcha.

auschwitz-2

No quedaba más que ponerlo en practica, el 1 de septiembre de 1939, Hitler invadía Polonia, la 2ª Guerra Mundial estaba en marcha. Solo unos meses después arrancaba la construcción  del Campo de concentración de Auschwitz, bajo la supervisión de uno de los más terribles lugartenientes de Hitler, el alemán Heinrich Himmler. Su primer cometido prisión de presos políticos, pronto llegaran a él los primeros judíos y rápidamente se quedó pequeño. En 1941 se comenzó la construcción del que debía ser uno de los mayores horrores de la historia, el campo de Birkenau a tres kilómetros del anterior, si el primero sirvió como prisión, en el segundo llegaban directamente para el crematorio, los que tenían un “poco de suerte“, eran utilizados para experimentos, para acabar como los primeros. Mas de un millón de personas fueron gaseadas indiscriminadamente, la capacidad de cada cámara de gas podía ser de mas de 2500 seres humanos.

¿Por qué me he decidido a escribir este post?

Parece mentira, que solo hayan pasado 75 años de aquel horror. ¿Hemos aprendido algo como sociedad?, si la historia esta para aprender de ella, ¿Por qué se cometen tantos errores?. Ya desde la misma solución, un nuevo país para las víctimas, no hace falta ir más allá en los problemas entre Israel y Palestina. Pero sobre todo los recientes problemas contra la nueva oleadas de refugiados que llegan huyendo de guerras y que ha vuelto a devuelto la esperanza a la extrema derecha de poder llegar al poder en países como Austria (finalmente no, pero cerca anduvo), Francia e incluso estados de Alemania. Por todo ello me he decidido a escribir esto, que el recuerdo de este horror nos aleje de soluciones extremistas que basan su éxito en el odio al diferente.

José Maria Escalante.

Potsdam, caminando por la ciudad que cambió la historia de Europa.

Potsdam, capital del estado de Brandeburgo, es una bella ciudad al lado de Berlín.  Pero asimismo su visita es de especial interés para todos los amantes de la historia moderna y contemporánea. Ya que sus grandes parques y jardines, además de un magnifico escaparate para la práctica de los más diversos deportes, han sido testigos de algunos de los episodios más importantes de la historia de Europa en los siglos XIX y XX.  A través de esta y caminando, que es como mejor se conocen las ciudades, os quiero presentar algunos de ellos.

Antes de comenzar unas pequeñas recomendaciones. Como observamos en el mapa es un paseo de de poco más de 7 km totalmente planos y acto para cualquier persona mínimamente acostumbrada a caminar. Con cualquier calzado deportivo cómodo lo podéis hacer, la primera parte del recorrido por tierra y la segunda por asfalto. Si empezáis a media mañana, tener en cuenta dependiendo del tiempo climatológico, coger cualquier “picnic” para comer en el parque por el que pasa la ruta. Sino es factible ir a comer a la segunda parte del recorrido en el que encontraréis restaurantes y puestos de comida rápida para todos los bolsillos.

Aunque es una caminata para cualquier época del año, (vigilar en pleno invierno con las nevadas y hielos de la zona), es recomendable en verano para un chapuzón, en otoño para contemplar los bosques caducifolios  y en primavera con la floración.

Para llegar al principio de la ruta, desde el centro de Berlín , lo mejor es coger el  transporte público. En concreto las líneas S5 y S7 del metro, que nos dejaran en la estación de Wannsee.  Nada más salir de la estación coger el autobús 316 que nos dejará tras cuatro paradas al borde del puente Glienicke, el comienzo de la ruta. 

La vuelta también en metro, linea S5 y S7 que podemos coger en estación principal de Potsdam Hauptbahnhof.  Desde la cual también salen trenes, pero es más aconsejable el metro, por combinaciones al llegar a Berlín y prácticamente igual de rápido.

Principales escenarios de la ruta.

Puente de Glienicke, “puente de los espías”.

glieniker

Desde el siglo XVII, punto de paso entre la ciudad de Berlín y Potsdam, el actual puente se construyó en 1907, aunque tuvo que ser reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial. Es a partir de ese punto de la historia cuando se convierte en uno de tantos símbolos de la Guerra Fría, ni para la reconstrucción se pusieron de acuerdo las potencias occidentales y orientales. Hoy día todavía existen las huellas de esas disputas, si os fijáis la parte occidental esta de un verde más intenso que el de la parte oriental, la causa evidentemente la diferente pintura que escogieron sus reparadores.

Su relevancia histórica viene del intercambio de espías entre las dos grandes potencias EE.UU y la URSS. En el periodo 1962-1986 , hecho que es recordado por Steven Spielberg, en su célebre película de 2015 “El Puente de los Espías”. Es evidente que a parte de estas historias, tubo que ser un pasillo de ilusiones, esperanzas y secretos en los duros años de separación alemana.

Neuer Garten, (Nuevo Jardín).

Nada más traspasar el puente, se gira hacia la derecha bordeando el lago, en ese momento se entra dentro de este “Nuevo Jardín”, mandado a construir por Federico Guillermo II  a partir de 1787.  El motivo de su construcción fue alejarse de los dominios de su tío el gran rey prusiano Federico II el grande. Para mi, hoy día el mejor jardín de Postdam, aunque esta opinión levantará opiniones en contra.

No es un jardín para el lucimiento, sino un bosque perfectamente acondicionado para el disfrute al aire libre, lleno de caminos y bosques, que junto al lago Heiliger, confieren un genial espacio para la practica de deportes, ya sea a pie, en bicicleta o nadando, en el cual esta prohibido los vehículos a motor. En dicho jardín encontramos las dos siguientes paradas del recorrido.

neuer-garten-en-invierno
En invierno
neuer-garten-en-verano
En verano

Palacio de Cecilienhof.

Para entrar hay que abonar una entrada de 6€, en caso de combinarlo con el Palacio de Mármol que hablaremos a continuación su precio total será de 8€.

Su nombre proviene de Cecilia, la esposa del príncipe Guillermo, al cual iba destinado dicho palacio construido por el padre de este último, el Emperador Guillermo II. Este último un año después de comenzarlo a construir, llevó a su país a la Primera Guerra Mundial.  Por lo que el palacio nunca pudo ser aprovechado por el príncipe, pero si por la esposa Cecilia, que se mantuvo en el mismo hasta los días previos a la llegada de los rusos, casi 30 años después tras el fin de la 2ª Guerra Mundial y la liberación de Berlín de nazismo impuesto por Hitler.

Tras lo cual llegará el momento crucial de dicho palacio para entrar en la historia por la puerta de delante. Nada más concluir la guerra se reúnen en el mismo, el soviético Stalin, el norteamericano Truman y el inglés Churchil, en la cartera el nefasto reparto al que fue sometida Alemania y que protagonizará la Guerra Fría del siglo XX. No contentos con eso, Truman y Churchill, llegan al acuerdo de los términos de rendimiento de Japón, autorizando la utilización de bombas atómicas si así lo requería la ocasión. Pocos días después caía la primera bomba atómica de la historia  en Hiroshima.

Hoy en día, a parte del museo, se están terminando las obras de mejora en el Hotel Cecilienhof, por lo que en breve se podrá dormir en sus instalaciones.

palacio-cecilhof

Palacio de Mármol.

Muy cercano al anterior, además este si que fue construido por el mismo rey que el jardín nuevo, Federico Guillermo II. Su palacio tenia que ser el mejor de toda Prusia, así encargo a los mejores arquitectos, tanto alemanes como holandeses, su construcción a finales de siglo XVIII. El resultado un espectacular palacio de mármol, aunque sinceramente si me tengo que quedar con algo, son las espectaculares vistas al lago Heiligen.

palacio-de-marmol

Tras la salida del Jardín Nuevo, hay que dirigirse por la ciudad hacia la Puerta de Nauen, (Nauener Tor), a través de las calles Alleestrabe y Friedrich-Ebert Strabe. Aunque sin preocupaciones, ya que Potsdan esta perfectamente marcada para rutas a pie y en bicicleta. Cuando lleguéis a Nauener Tor, entrareis en el próximo destino.

Barrio Holandés.

Una de las sorpresas al visitar Postdam.  Su historia comienza en el siglo XVIII, casi un siglo después de finalizar la Guerra de los Treinta años. Tras las destrucciones de la ciudad , el rey Federico Guillermo I, manda a unos constructores holandeses la reconstrucción de esta parte de la ciudad, entre otros motivos para la repoblación de la misma, tras el balance de la guerra. El resultado 134 casas holandesas, el mayor barrio de este estilo fuera del territorio de los Países Bajos, pero no consiguió el segundo objetivo, su apreció por los holandeses nunca se vio recompensado.

No se cubrieron las expectativas, y gran parte del barrio quedó vacío.  Al resto acudieron franceses, suizos o italianos, pese a lo cual fue un barrio muy poco valorado durante  toda su historia. Aunque todo cambió tras la caída del Muro de Berlín, en los años 90 del pasado siglo, el barrio se comenzó a llenar de artesanos, artistas y jóvenes de todo el mundo.  Hoy día sus calles se han convertido es un agradable paseo de verano entre las terrazas o de invierno entre sus cafeterías, tiendas de antigüedades y talleres de artistas.

barrio-holandes

Mi recomendación a parte de perderse por todos estos talleres, tiendas, cafeterías etc. es recorrer la Brandenburger Strabe, y conocer los dos monumentos que se encuentran en ambos extremos de la calle:

barrio-holandes-en-navidad
Brandenburger Strabe durante el mercado de Navidad

Puerta de Brandenburgo de Potsdam, no confundir con la de Berlín. Mandada a construir por Federico II el grande, como puerta de entrada a la ciudad a finales del siglo XVIII.  Justo en la otra parte de la calle la Iglesia Católica de San Pedro y San Pablo.

 Desde el final de la Brandenburger Strabe, lo mejor es buscar de nuevo la Friedrich-Ebert Strabe, (la última antes de llegar a la iglesia), desde la cual en 20 minutos y a través de la zona de los museos  se llega a la estación principal de Potsdam.

Es una ruta para hacerla en cualquier época del año, en verano se disfruta la calle y en invierno sus magnificas visitas. Sin olvidar la espectacular visión del Parque Nuevo, en los últimos días de otoño. En Potsdam hay muchos más lugares a visitar, pero lo más recomendable es visitarla a pie o en bicicleta, ya que existen maravillosos rincones por cualquier sitio.