Cuatro escenarios de la Girona de Juego de Tronos.

Portada

Los motivos por los cuales la serie norteamericana, Juego de Tronos eligió Girona, son bastante evidentes. En un principio su casco antiguo es uno de los mejor conservados y cuidados de España. Así mismo podemos destacar el alejamiento de establecimientos comerciales turísticos que pudieran distorsionan esta imagen medieval. Ya que estos están situados exclusivamente en una zona delimitada de calles cercanas al Rio Onyar.

Estas son solo algunos motivos, a ellos evidentemente debemos sumar una serie de monumentos excelentemente conservados desde la Edad Media. En concreto hoy, me gustaría presentaros los cuatro que desde mi punto de vista fueron determinantes en dicha elección, pero antes…

Antes una breve historia de Girona.

El origen de Girona es incierto pero anterior a la llegada de los romanos. Aunque será con la llegada de estos y de la Vía Augusta que unía Roma con la península Ibérica, cuando comience a crecer. Tras lo cual la romana se convertirá en la primera población estable de Girona, y más con la llegada del cristianismo en el siglo III dC de la mano del patrón de la ciudad Sant Félix.  Después visigodos y árabes se disputarán la ciudad, hasta  la liberación de esta por Carlomagno. Con la llegada de la Edad Media, otra de la culturas llegará a la ciudad los judíos.

Todo este rico mosaico de culturas ha dejado en la ciudad un enorme patrimonio  histórico y cultural.

El Call.

Como se suele decir “la joya de la corona” de Girona. Uno de los barrios judíos mejor conservados de Europa y excelente plató de cine. Un entramado de callejuelas en los que permanece intacto la original estructura medieval. Además es un espacio para pasear de día y de noche perdiéndose por todos sus preciosos rincones.

Los judíos llegaron a Girona sobre el siglo IX. Su población creció hasta más de un millar de personas y se mantuvieron hasta finales del siglo XV con la llegada de los reyes católicos. A partir de entonces fueron nuevamente obligados a una nueva diáspora, en especial esta vez, las costas adriáticas.

De entre todos los judíos de la ciudad de Girona, destacó el filósofo y médico Nammánides. Más aún tras convertirse en el fiel defensor del judaísmo en Barcelona, tras ser acusado por los cristianos de ocultar pruebas sobre el origen del cristo. Por último remarcar la imprescindible visita al museo Judío, un paseo por la historia de los judíos en Girona y por extensión en España.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Catedral de Girona.

Dicha catedral  y sus inseparables escaleras fueron uno  de los escenarios principales de la serie Juego de Tronos. En la catedral de Girona  encontramos varios de los principales estilos arquitectónicos de Europa, ya que se comenzó a construir en el siglo XI y en estilo románico.  A continuación, será remodelada a partir del siglo XV como una gran catedral gótica, en especial tras la llegada del arquitecto Guillermo Monfill en 1417. De esta manera se convirtió en una de la catedrales de este estilo gótico, más amplias del mundo. Finalmente a partir del siglo XVII se remodelará la fachada y la escalera de subida en el actual estilo barroco.

La visita, hoy día, nos puede llevar un par de horas. A parte de la catedral en sí, se visita la torre y el claustro románico, este en un gran estado de conservación. Además de las exposiciones permanentes y por último el gran tesoro de la catedral, visita imprescindible, donde se puede contemplar el Tapiz de la creación del siglo XI. Es necesario subrayar, que está considerado uno de los bordados medievales más importantes del mundo, además con unas espectaculares medidas de más de 15 m2.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Baños Árabes

Este es uno de los edificios más singulares de Girona, a pesar de sus reducidas dimensiones. Lo primero que llama la atención es su estilo, basados en los antiguos baños romanos, pero realizado con ornamentación románica y en el estilo árabe. Tiene varias salas, un vestidor, una sala de agua fría, otras de templada y por último dos salas de agua caliente. Construidos entre los siglos XII y XIII,  por lo tanto curiosamente, siglos después del paso de los árabes por Girona. Su nombre surgió durante el siglo XIX, cuando eran usados como lavandería por una comunidad de monjas clarisas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sant Pere de Galligants.

Otro de los grandes escenarios de la serie ambientada en la Edad Media. Sant Pere de Galligants es un monasterio benedictino, de estilo románico. Construido sobre un antiguo monasterio pre-románico a partir del siglo XII. Junto a la Capilla de Sant Nicolau, situada justo en frente, y el claustro adosado en el muro más cercano al Rio Galligants, forman uno de los conjuntos románicos lombardos mas importantes de Cataluña.

Además la visita se completa con el acceso al Museo Arqueológico de Girona. Ubicado este, en la planta alta del monasterio, desde el siglo XIX. En él se encuentran gran parte de los hallazgos, de los yacimientos de la provincia de Girona. Desde el Paleolítico inferior a la Edad media, perfectamente distribuidas en periodos. Mientras en  la planta de abajo destacan varios sarcófagos romanos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estos son para mí, los cuatro principales escenarios elegidos por la serie Juego de Tronos en girona. Además, perfectamente se pueden visitar en un día. Ya que el recorrido de uno a otro se hace a píe, estamos en el casco histórico y existe poca distancia de unos a otros. Antes de comenzar la ruta, es aconsejable, pasarse por la oficina de Turismo, donde se obtienen pases combinables para varios monumentos con grandes descuentos.

 

Mas información: ciutatdegirona.info.

Un comentario

Deja un comentario