La estatua escondida de Otto Von Bismarck

Haciendo honor al titulo de esta sección de curiosidades: ¿Qué sería de un estudiante de historia sin tal cualidad, o defecto?

Unas de mis últimas curiosidades surgió durante mi reciente visita a Berlín camino de Potsdam. En dicho camino surgió esta entrada del blog:

Paseo para conocer Potsdam

Tras bajarme del metro en la estación de Wannsee, y a la espera del autobus 316 para llegar a Glienicke. Y además  teniendo en cuenta que me sobraban 10 minutos, me acerqué a la colina de enfrente. Allí junto al precioso paisaje me sorprendió una estatua que estaba medio escondida. Además sin ningún tipo de cartel indicador y como podéis ver semi-abandonada. En definitiva parecía carecer de importancia ninguna.

Paisaje de la colina...
Paisaje de la colina…

libro-de-contemporaneaDurante una buena parte de la mañana estuve intentado averiguar quien era el personaje en cuestión. Aquel sobre el que caía una especie de olvido entre sus conciudadanos, o por lo menos esa es la impresión que daba. Hasta que de repente se me encendió la luz. En ese momento recordé el libro de Historia Contemporánea, de la Profesora Ángeles Lario de la UNED. Exactamente, el personaje en cuestión se escondía debajo de aquel yelmo.

von-bismarck

Desde entonces le doy vueltas a la historia de Otto Von Bismarck. Recuerdo que cuando el año pasado cuando cursé dicha asignatura, desde un primer momento el personaje me llamo la atención. Aunque personalmente en las antípodas políticas respecto a mis ideales, lo consideré un político interesante que colocó a Prusia como líder del Imperio Alemán.

Toda mi visión cambió unos meses después, cuando me tocó estudiar la llegada de Hitler al poder. Realmente empecé a pensar que los ideales de este personaje estaban basados en Bismarck, evidentemente incrementados y llevados al extremo. Preguntado a personas españolas que conocí esos días en Berlin por el tema, me encontré en palabras de estos, que a los alemanes no les gusta hablar sobre el pasado.

La llegada de Bismarck al poder.

En 1862 el emperador Guillermo II le proporciona el cargo de primer ministro. A continuación pone en práctica su plan para conseguir que Prusia, se convierta en la mayor potencia de Europa. Lo primero que hace es reorganizar el ejercito prusiano. Tras ello y como resultado, tres guerras consecutivas, la primera para recuperar los territorios daneses de Schleswig y Holstein. A continuación la guerra entre Prusia y Austria para dejar claro quien tiene la supremacía del Imperio alemán. Y por último pone contra las cuerdas a la República francesa de Napoleón III, para conseguir arrebatarle Alsacia y Lorena.

¿Realmente es muy diferente al revisionismo alemán tras la llegada del Hitler al poder?

Antes de concluir, me gustaría comentar la existencia de un libro del alemán Sebastian Haffner. Su título lo dice todo: De Otto Von Bismark a Hitler, aunque desgraciadamente no he encontrado traducción al castellano.

Con esta entrada del blog, busco la complicidad de todos vosotros; ¿Qué opinión os merece el olvido?, ¿es descabellado pensar en un ideal común entre Hitler y Bismarck? En definitiva, cualquier debate que nos aporte a todos, una visión de Bismarck en la Historia de Europa.

Por cierto y mostrando mi temor, ¿Creéis que en los próximos años, dado los últimos incidentes, podemos volver a conocer políticos de esta naturaleza?

Gracias a todos por vuestra colaboración.

 

Deja un comentario