Una mirada a la historia más reciente a través de seis canciones de U2

Sí, es evidente, uno de mis grupos favoritos de música son los irlandeses U2, si a eso le combinamos su elegante forma de acércanos hechos de la historia reciente. Ambos elementos  se convierten en un cóctel perfecto; historia y música.

Antes de seguir con el relato de mis canciones de U2 favoritas, debo destacar su continua defensa de la paz que ha llevado a su líder, Bono, a estar propuesto en dos veces al Premio Nobel de la Paz.

Sin más preámbulo, paso a destacar mis canciones favoritas de U2 y su relación con la historia. Aunque por cierto, de lo primero que hay que hablar es del nombre de la mítica banda irlandesa.

U2.

El primero de mayo de 1960 en plena guerra fría, el Lockhead-U2, un avión espía norteamericano sobrevuela el espacio aéreo soviético. A los mandos el piloto norteamericano Francis Gary Powers, y su misión fotografiar las plataformas de lanzamientos de misiles de largo alcance de la URSS. Evidentemente tras varios avisos sin respuesta es abatido por las baterías soviéticas.

El avión espia de los EE.UU, el U2

Este fue uno de los grandes incidentes de la Guerra Fría, pero también un motivo de ridículo por parte de las autoridades  norteamericanas. En concreto tras perjurar que había sido un error del piloto, sin saber que este estaba vivo. A pesar de las numerosas pruebas de los soviéticos, los EE.UU no dieron su brazo a torcer, convirtiéndose en uno de los momentos más duros de la Guerra Fría.

El piloto que fue acusado de espionaje y condenado a 10 años de prisión, se convertirá en uno de los celebres intercambios del Puente de los espías en Potsdam.

Los miembros de la banda adoptaron  dicho nombre de U2, por cierto elegido entre varios. Aunque también es cierto que muchas veces dicen que lo escogieron por ser sinónimos de Tú también, traducción el YOU TOO en la nomenclatura británica.

Mothers of the disappeared.

Entre 1976 y 1983 Argentina sufría una de las dictaduras más severas de su historia.  En concreto bajo el mando del militar Jorge Videla. Durante dicho periodo, la represión militar llevo a la desaparición de más de 30.000 personas.

En este contexto nacerá,  Las Madres de la Plaza de Mayo, una de las asociaciones reivindicativas más importantes de toda Latinoamérica.  Estas se reúnen desde el 30 de abril de 1977 en dicha plaza de Buenos Aires para reivindicar la desaparición de sus hijos.

Aunque esta sea la más significativa de todas, no es menos cierto lamentablemente, que en Latinoamérica existen más asociaciones de este tipo. Sin ir más lejos en Nicaragua y en El Salvador, en este último país las denominadas Comadres recibieron en 1986 la visita de Bono.

Solo uno meses después, el 9 de marzo de 1987, salía al mercado el disco más importante de nuestros protagonistas. Estoy hablando de The Joshua Tree, en donde la última canción está dedicada a todas las madres latinoamericanas que siguen reclamando que les devuelvan a sus hijos.

Bullet de blue sky

Precisamente en el mismo contexto anterior nacerá otra de las canciones de U2. Aunque esta con otro trasfondo bien diferente. Dos países y dos guerras civiles, y ambas durante la década de los años 80. El Salvador y Nicaragua se convirtieron en los últimos focos de la Guerra Fría. Ya que las grandes potencias mundiales pondrán sus intereses económicos en estos dos países centroamericanos.

Aunque la decadencia de la URSS sumida en su Perestroika desde 1985, dejará definitivamente en manos norteamericanas el futuro de estos pequeños países.

Tras la visita de Bono en 1985 e invitado por Amnistía Internacional a El Salvador y Nicaragua, nacerá esta canción. Definitivamente una dura crítica sobre el llamado primer mundo, que sin pudor utiliza a los más pobres para seguir engrandeciéndose. Sin acusar directamente a los EE.UU, sin duda las balas que cruzan el color azul del cielo vienen de América.

Miss Sarajevo.

En 1991 arrancaba unas de las últimas guerras que han sacudido Europa. Me estoy refiriendo a la Guerra de la antigua Yugoslavia, también conocida como guerra de los Balcanes. Uno de sus más duros episodios tuvo lugar durante los cerca de cuatro años que duró el asedio a la capital bosniana de Sarajevo. Dicho asedio corrió  a cargo de las tropas del vecino Serbio.

Durante este largo periodo de tiempo, una historia llamo la atención del mundo, y también la de Bono. En 1993 un grupo de personas decide llevar a cabo la elección de Miss Sarajevo, dicho concurso fue realizado en uno de los muchos subterráneos acondicionados durante el asedio. El resultado dio como vencedora a Inela Nagic, que en el momento de ser coronada apareció junto a sus compañeras,  con un cartel donde se leía: “no dejes que nos maten”. Además de esto último, se realizó un videoclip del evento que dio la vuelta al mundo.

Meses después Bono componía esta canción, la cual solo fue incluida en el recopilatorio de The Best of 1990-2000. Pero fue interpretada en la gira Popmart Tour, llevando el video del concurso de Miss Sarajevo  a todos los rincones del mundo. Por último destacar que Bono tuvo un compañero de excepción a la hora de interpretar este tema, me refiero al gran Luciano Pavarotti.

Sunday Bloody Sunday.

Volvemos atrás en el tiempo hasta el 30 de enero de 1972. Ese día en un barrio católico de la ciudad de Derry, en Irlanda del Norte, es convocada una manifestación. El motivo la protesta a favor de los derechos civiles de una serie de personas, acusadas de pertenecer al ejército republicano de Irlanda del Norte (IRA). Ya que fueron encarceladas sin juicio previo.

La manifestación que contó con más de 15.000 personas se inicio pacíficamente, pero bajo la condición, por parte del ejército del Reino Unido, de que los manifestantes no salieran del perímetro de los barrios Católicos.  A pesar de lo cual un grupo de manifestantes  abandonó la disciplina de la manifestación, y arremetió con piedras contra los soldados británicos. La respuesta del Primer batallón de paracaidistas del Reino Unido fue abrir fuego contra los manifestantes. En consecuencia 13 personas murieron y una más, al cabo de unos meses.

Once años después, el 11 de Marzo de 1983 salió al mercado el álbum War, en el cual su tercera canción fue Sunday Bloody Sunday. Desde ese momento se ha convertido en la canción protesta favorita de los fans del grupo irlandés. Aunque Bono y la banda siempre hayan defendido que es un alegato contra cualquier tipo de violencia, a pesar de lo cual, todos conocemos el origen de esta canción.

En este momento me gustaría hacer un inciso personal. Ya que debo reconocer que espere pacientemente la interpretación de este tema en Londres, durante el concierto que pude presenciar in situ en octubre de 2015. Tras comenzar los inconfundibles primeros acordes del tema, unos ligeros silbidos irrumpieron en el O2 londinense. La respuesta del resto del público no se hizo esperar, y acabo siendo interpretada  al unísono por la gran mayoría, de los miles de asistentes.

City of blinding lights.

Detrás de esta canción hay una de las historias más emotivas de la banda. Ya que en un principio, era una vieja canción que rondaba la cabeza de Bono, desde la primera vez en su vida que piso Londres. Esta última ciudad, para él suponía “la ciudad de las luces brillantes”. Pese a todo la canción seguía en uno de los cajones del artista irlandés, del cual será sacada por uno de los acontecimientos más impactantes del siglo XXI.

Lo sucedido el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York no necesita presentación, sin duda el atentado terrorista más atroz de la historia y que cambió para siempre la seguridad en el mundo. 45 días después del terrible atentado y durante la gira Elevation Tour,  la banda irlandesa llegaba a Nueva York.  El hecho sucedió durante la interpretación del mítico tema Where the streets have no Name. Ya que mientras sonaba dicho tema, no pararon de salir lágrimas de los ojos de los asistentes. Esos ojos brillantes se incluirán en el estribillo de la canción que verá la luz el 6 de junio de 2005.

Pero esta canción, no acaba aquí  su cita con la historia, ya que  el 19 de enero de 2009 el primer presidente de color de los EE.UU, Barack Obama,  era investido. No es difícil adivinar que una de las canciones que se interpretó aquel día fuera esta. Pero además fue una de las principales protagonistas de la campaña electoral del candidato Obama.

One.

Para el final dejo como es habitual el plato fuerte. Sin duda mi canción favorita de U2 y en especial cuando es interpretada a dúo por Bono y Mary J. Blige.

El día 9 de noviembre de 1989 saltaba por los aires el mayor símbolo de la guerra fría, el muro de la vergüenza en Berlín, que separó durante 28 años familias enteras. Con su caída nacía la Alemania unida, y por otro lado el One de U2. En esta canción Bono nos plantea una clara metáfora entre el desamor y la guerra, sin amor nunca habrá paz.

Este tema de U2 se ha convertido en el himno de un mundo unido, y por ende de los derechos humanos. Desde entonces la banda lo interpreta en la mayoría de los conciertos. Por último una apreciación personal sobre este tema, ya que siempre lo he considerado la adaptación al mundo de U2, por parte de Bono, de uno de los temas más míticos de la historia de la música, me refiero el Imagine de John Lennon.

Hasta aquí el repaso a la historia reciente a través de las canciones de U2. A los que por cierto, afortunadamente volveré a reencontrar el próximo día 18 de julio. En su nueva gira mundial con motivo del 30 cumpleaños del su álbum más vendido, The Joshua Tree.

Imágenes: commons.wikimedia

Deja un comentario