Bloguear si, pero mejor en compañía.

Hace un par de meses me pico el gusanillo de escribir un blog personal, que uniera mis pasiones; historia, viajes y caminatas. Al principio es como un reto, pero cuando lo empiezas a ver hecho realidad, te das cuenta que has creado algo nuevo y que surge de ti,  sin darte cuenta te dispones a verlo crecer.

Es en ese momento cuando empieza un verdadero trabajo, a parte del personal de cada uno y  más en mi caso, junto a los estudios de Geografía e Historia. El trabajo es constante, a parte de escribir te pasas el día pensando como hacerlo, que entradas puedes hacer, hacia donde lo quieres dirigir, etc. es ese momento que nos habrá pasado a todos los que arrancamos un blog, que te preguntan: ¿me estas escuchando?, si claro, pero no… Luego sigues escribiendo con la esperanza que cada día te lea alguien.

Este fin de semana me ha tocado el trabajo más agradable, visitar aquellos lugares sobre los que quiero escribir y el momento de agradecer la compañía pero no solo en los momentos de disfrute como este, sino en el día a día. Mi compañera de camino, de viaje y de vida desde hace un montón de años, fue la primera que se subió al carro; fue la primera lectora y  la primera crítica de Caminando por la Historia. Ah!!!, y como iréis comprobando los que queráis acompañarnos, una excelente fotógrafa…

img_2177

Pues eso, acabo como he empezado: si hay que bloguear se bloguea, pero mejor acompañado.

José Mari Escalante.

Deja un comentario