El debate entre fe y ciencia del Abate Breuil y sus seguidores.

Abate Breuil ¿Quién fue la primera mujer Eva o Lucy?

Eva, en un óleo de Alberto Durero y Lucy una reconstrucción del Museo de Historia Natural de Washington D C

Para comenzar puede parecer una pregunta extraña e incluso fuera de lugar. Además es necesario constatar que el Abate Breuil no llego a conocer el descubrimiento de Lucy. La cual está considerada como los restos homínidos más antiguos del planeta. Por lo tanto, es evidente que es una pregunta retórica, para acercarnos curiosamente al debate sobre los grandes prehistoriadores,  surgidos en el seno de la religión católica.

Pero de la misma manera debo reconocer que desde que conocí la historia del Henry Breuil, muchas veces me he repetido esta pregunta. Es más, decidí escribir sobre esta curiosidad de la historia, cuando por casualidad descubrí otro personaje similar en este caso el vasco José Miguel de Barandiarán. Que en contraposición al Abate Breuil sí que conoció el descubrimiento de Lucy en África en el año 1975. Además tras introducirme en el tema aparecieron otra serie de nombres, que comparten religión y su amor por prehistoria. Pero para  iniciar el debate es preciso acercamos a varios aspectos:

Charles Darwin.

El ser humano siempre se ha interesado por sus orígenes, y el conocimiento de las grandes civilizaciones precursoras de su historia. Así queda demostrado por el conocimiento durante la Edad Media europea, de la cultura griega, romana e incluso egipcia, o de otras partes del mundo como la China de Marco Polo. Pero este siempre había sido una especie de límite en los estudios de la antigüedad, hasta la llegada de Charles Darwin. En primer lugar con la publicación en 1859 de La Teoría de las Especies y  posteriormente el Origen del Hombre en 1871. Por lo tanto, pasado el ecuador del siglo XIX, Charles Darwin fue el precursor del estudio de la prehistoria, lo que se puede imaginar como un cataclismo en la Santa Sede Católica.

Portada de El origen del Hombre de 1871

Providentissimus Deus

Dicho de otra manera, estamos ante la encíclica Papal de 1893 “Sobre el estudio de las sagradas escrituras”, y llevada a cabo por el Papa León XIII. Se trata de un llamamiento a luchar contra el reciente nacimiento de los estudios prehistóricos, que evidentemente ponen en peligro los textos bíblicos que nos presentan a Adán y Eva como precursores de la humanidad. A su vez convoca, a una elección por parte de las autoridades pertinentes en la materia, de profesores que hayan adquirido la cultura científica apoyada en las prácticas de la Biblia. Por último destacar, que evidentemente critica la teoría de la evolución de Darwin, todo ello a pesar de la renovación de la fecha de la creación según la Biblia a 6000 años.

Llegado a este punto podemos pensar a grandes rasgos, la educación que encontraron y hacia donde se dirigieron intelectualmente los personajes siguientes:

Abate Henry Breuil

Henry Breuil recién ordenado Sacerdote

Sin lugar a duda estamos ante el padre de la Prehistoria. Henry Breuil nació en Mortain un pequeño pueblo de la Baja Normandía en el año 1877. Desde muy joven encaminó su vida a los estudios católicos, y a su gran pasión la investigación de la prehistoria. En primer lugar se consagró sacerdote en el año 1900, y posteriormente obtuvo la Licenciatura en Ciencias Naturales en la Sorbona de Paris. Tras lo cual, y tras ser liberado de sus funciones por la iglesia, dedicó su vida a estudiar la Prehistoria. Por decirlo de alguna forma, pocos yacimientos o cuevas de Francia y la Península Ibérica quedaron sin ser estudiados por nuestro personaje. Además de viajar por todo el mundo, a la llamada de cualquier avance en un campo tan novedoso como los estudios prehistóricos.

Pero si en algún campo destacó el Abate Breuil, fue en el estudio del Arte Paleolítico. Hay que mencionar, además que fue el primero en establecer un sistema para la clasificación del Arte Parietal, datándolo entre los 30.000 y los 8.000 años de antigüedad. Por lo tanto, entrando en clara contradicción contra los supuestos de la Encíclica Papal de León XIII. Dicha clasificación completada por André-Leroi-Gourham sigue hoy día en vigor.

José Miguel de Barandiaran.

El padre de los estudios sobre el origen de la Cultura Vasca

Nacido en 1889 en Autun, un pueblo del interior del País Vasco. De igual manera que el Abate Breuil, y siguiendo los consejos de su madre se ordena sacerdote en 1914. Así mismo un año después se licencia en Teología por la Universidad de Burgos. Pero a partir del año siguiente se dedica de pleno a la investigación de la prehistoria. En concreto junto a Telésforo de Aranzadi y Enrique Eguren consiguen excavar y sacar a la luz los dólmenes de la Sierra de Aralar, tras lo cual se dedican los siguientes 20 años al descubrimiento de la prehistoria del País Vasco. Durante dicho periodo entabló amistad con Henry Breuil.

Pero cuando estalla la guerra civil tiene que exiliarse en el País Vasco Francés. Desde donde es reclamado por los principales  congresos internacionales de Prehistoria. Tras lo cual vuelve al País Vasco en 1953 y dedica el resto de su vida al estudio de la Cultura Vasca. Muere en 1991 con la nada desdeñable cifra de 101 años.

Otros ejemplos

La historia cuenta con varios personajes similares, que tras ordenarse sacerdotes dirigen su mirada a la prehistoria. Por poner algunos ejemplos, podemos hablar de los franceses Pierre Teilhard de Chardin, y el Abate André Glory.

El primero de ellos guiado por su madre se convierte  en jesuita, tras los cual inicia su aventura por la prehistoria. A Pierre Teilhard debemos el descubrimiento del Hombre de Pekín. Dicho de otra forma los primeros restos de homo erectus fuera de África, evidentemente en China.

Mientras el Abate André Glory, tras ordenarse sacerdote en 1933, se convierte en el discípulo más aventajado de Henry Breuil. En concreto, acabando una de las obras de investigación más importantes del Arte Parietal Prehistórico, en la cueva de Lascaux entre 1952 y 1963.

Cueva de Lascaux

Respuesta de la Iglesia.

Es evidente, que la lucha de todos estos hombres del seno de la iglesia, por demostrar las teorías evolucionistas de Darwin. En realidad fueron pequeños o grandes, según se mire, toques de atención a la Iglesia Católica. Aunque por su parte esta siguiera todo el siglo XX anclada en sus posturas retrogradas. En definitiva, pienso que  la Santa Sede Católica sigue sin separar ciencia y religión, por los menos a grandes rasgos.

A pesar de que en la encíclica Papal de 1950 denominada Humani Generis, del Papa Pio XII, no se niega los avances sobre el origen prehistórico del hombre.  Es más, se puede decir que conceden la duda de la existencia del cuerpo humano con anterioridad a la propuesta de la Biblia. Pero en todo caso separando al cuerpo del alma humana, la cual nace de la mano de la creación católica. En definitiva y según estos postulados, los artistas que pintaron Lascaux o Altamira, por poner un ejemplo, son humanos sin alma.

Por último aplaudir la valentía de todos estos personajes, que junto a otros, han conseguido en poco más de 150 años revelarnos los secretos del nacimiento de la especia humana.

No quiero terminar, sin invitaros a todos, a que me deis vuestras opiniones sobre este controvertido, y desde mi punto de vista apasionante tema.

Imágenes: commons.wikimedia

Fuentes: introduccionalahistoriajvg      vatican.va      vatican.va

La historia de las pequeñas cosas de la Edad Media.

Cuando solemos pensar en la Edad Media, nos vienen a la mente los bellos pueblos medievales, los grandes castillos, las catedrales románicas o góticas. Así mismo las grandes guerras, conquistas, epidemias u otras vicisitudes. Pero pocas veces pensamos en la vida cotidiana, el día a día de estas personas. En definitiva, desde el pueblo llano a los poderosos nobles y reyes vivían rodeados de una serie de pequeños objetos, a los que hoy pretendo acercarme.

Llegados a este punto, debo decir que son los museos repartidos por el mundo los que nos acercan a estos pequeños detalles. En concreto en este año 2017, contamos con la colaboración entre la Obra Social de La Caixa y el Museo Británico. Dicha colaboración ha dado lugar a la exposición itinerante de los “Pilares de Europa”, que ha mostrado en Madrid y Barcelona más de 250 piezas, algunas de ellas inéditas.

A partir de este punto, me gustaría mostrar algunos de los que más curiosidad me han despertado en mi reciente visita.

Astrolabio.

Estamos ante uno de los apartados de navegación más impotentes de la Edad Media, gracias al cual, los barcos europeos recorrieron el mundo hasta el siglo XVIII.  Su funcionamiento se basa en el cálculo de la posición de las estrellas y de la luna. A pesar de no conocer a su inventor, podemos decir que es un invento musulmán y usado desde el siglo VIII. Pero será en el siglo XII cuando llegue a Europa, gracias a los contactos de las coronas de Castilla y Aragón con el mundo musulmán de Al-Andalus.

Pero está no será la única utilidad, ya que la mayor parte de los astrolabios recuperados son de los castillos y residencias de la nobleza o la alta burguesía. También era habitual su uso como sistema para contar el tiempo. En vista de que muchos de ellos, cuando fueron perfeccionados, a parte de la escala de grados tenían otra de minutos y horas.

El que muestra la imagen es de 1342 y realizado con una aleación de cobre.

Broche de la Rosa de los tudor.

Me resulto realmente llamativo su pequeño tamaño, ya que no llega a los 2 centímetros. Es un broche realizado en plata, por otro lado un auténtico “pin” de los habituales hoy día. Su principal cometido sería condecorar a personajes distinguidos por sus servicios a la casa Real de los Tudor. Es preciso recordar que dicha Casa Real fue la causante del cambio religioso más importante de Inglaterra. En concreto la instauración del Anglicanismo, definitivamente durante el reinado de la última Tudor en Inglaterra, Isabel I. Otros reyes importantes fueron Enrique VII, primer Tudor rey de Inglaterra y el archiconoconido Enrique VIII, el rey de las seis mujeres.

Por último destacar que dichas rosas de plata, viajarían con toda seguridad por el mundo, ya que esta en concreto fue encontrada en Grecia.

Objetos de mesa.

Una de las imágenes más típicas de la Edad Media son sus banquetes, muchas veces mostrados con una cierta falta de higiene y dando muestras de barbaridad. No obstante estos objetos nos pueden dar otra visión de dichos banquetes.

En primer lugar encontramos un mango de cuchillo del siglo XIV, acabado con una empuñadura de hueso, hábilmente tallada. La figura nos muestra un caballero medieval joven, por lo que con toda probabilidad era un objeto personal. Es más, dicho individuo seguramente viajaba con su cuchillo, para ser usado en diferentes mesas.

El segundo objeto que despertó mi curiosidad, fue un aiguamanil realizado en bronce y también del siglo XIV. En otras palabras, un lavamanos. Estos aparatos se usaban directamente en las mesas de los banquetes. Además los comensales lo utilizaban para lavarse las manos antes y después de comer, ya que era habitual compartir platos, de ahí la necesidad de higiene.

Grabado de Florencia.

Un hecho muy habitual en la Edad Media, estos pequeños grabados que bien pudieran competir con los comics de siglo XX.

En concreto el expuesto fue realizado por el florentino Baccio Baldini en el siglo XV. Gracias a este grabado, podemos hacernos una idea de la forma de vida, de esta ciudad clave del Renacimiento Italiano. Ya que es un fiel reflejo de la vida medieval. Es decir, una ciudad industrial y comercial, además en plena ebullición cultural, con escultores, pintores e intelectuales, entre otros.

Símbolos  de poder.

Durante el siglo XV proliferan los representantes, tanto del Papado como de los reyes y príncipes, en las Cortes extranjeras. En otras palabras, en dicho siglo se asistió al nacimiento de las embajadas como hoy día conocemos. Estos primeros embajadores eran conocidos por llevar una serie de objetos, a modo de símbolo de poder.

Por un lado, encontramos los grandes anillos realizados en aleación de cobre dorado, que adornaban las manos de los representantes Papales. En concreto en la imagen observados dos: el de la izquierda de un consejero del Papa Eugenio IV, mientras el de la derecha perteneció a uno del Papa Pio II. Como ya se ha dicho, estos actuaban como representantes del Papa en las Casas Reales Europeas.

El otro símbolo de poder es el Bastón de Mando, en este caso realizado con cristal de roca y adornando en plata con incrustaciones de perlas. Al contrario que los anteriores objetos, estos representan el poder civil. Este en concreto, pudo pertenecer a un embajador de un estado Italiano, en alguna Casa Real Europea.

El juego en la Edad Media.

Pudo ser más importante de lo que podamos imaginar. En primer lugar nos encontramos ante unas cartas de la baraja francesa del siglo XVI. Un juego que debió presidir las mesas de muchos nobles y príncipes medievales, desde el siglo XIV. Así mismo, podemos asegurar que los actuales palos de la baraja francesa, son los mismos con los que se jugaba en la Edad Media. Es decir, los tréboles, los corazones, las picas y los diamantes surgieron en el siglo XIV.

En la imagen y de izquierda a derecha, el rey de trébol, la reina de corazones y la sota de corazones.

Dejo para el final el plato fuerte. Sin duda, una de las piezas más famosas de la Edad Media, el Rey del ajedrez de Lewis, elaborado con marfil de morsa.

Sobre la invención del juego del ajedrez, no existe consenso. Aunque se cree que pudo ser en la India, o en China en el siglo III aC. Algo más clara está la llegada a Europa, después de la conquista musulmana de Imperio Persa en el siglo VII. Por lo tanto los musulmanes a través del mediterráneo llevarán el juego del ajedrez a todos los rincones de Europa.

El ajedrez de Lewis, una isla de Escocia, sigue siendo motivo de controversia. Nada más y nada menos que 78 piezas y 14 tableros se encontraron en manos de un ciudadano de Stornoway, capital de la isla de Lewis en el siglo XIX. Su procedencia también sigue en entredicho, pero la mayoría de expertos señalan Noruega, su datación ha resultado ser de mediados del siglo XII. Por último destacar la fidelidad de las figuras con la realidad, en concreto el Rey, que nos muestra un personaje fuerte y seguro de sí mismo.

El polémico regalo de Felipe V a la ciudad de Cervera

Al visitante que llegue por primera vez a Cervera, y no conozca la historia de la ciudad, le puede extrañar como una esta pequeña localidad acabó convirtiéndose en sede universitaria.

Antes de comenzar el tema en profundidad, me gustaría aclarar, que mi intención es relatar los hechos por los cuales Cervera consigue tener dicha Universidad. Soy consciente de la actualidad que han cobrado los hechos sucedidos durante la guerra de sucesión. Pero no pretendo juzgar la actualidad, ni entrar en los debates políticos sobre las consecuencias de dicha guerra en Cataluña.

El problema sucesorio.

La historia comenzó con la muerte de Carlos II en el año 1700, el enfermizo rey de España, que murió sin descendencia. Por lo cual la línea sucesoria de los Habsburgo españoles, quedó desierta por primera vez  desde 1516.

Tres serán los candidatos a ocupar el trono español. En primer lugar el archiduque de Austria Carlos III descendiente de Felipe III en la parte austriaca. En segundo lugar, el preferido, José Fernando de Austria nieto de Margarita de Austria, esta hermana de Carlos II. Aunque su repentina muerte en 1699 ocasionó la llegada al trono del siguiente de la lista. El designado por Carlos II como su sucesor fue Felipe de Anjou nieto del rey de Francia Luis XIV. Tras la muerte de Carlos II será coronado como Felipe V.

El motivo principal que llevó a Carlos II a designar a Felipe de Anjou fue no ver España dividida, ya que esto era lo que pretendían sus principales rivales.

Guerra de sucesión internacional.

La oportunidad de Francia de intervenir en España se había conseguido. Aunque evidentemente por otra parte desató las tensiones en Europa, que no podía consentir la unión de dos potencias. Dos bandos se lanzarán a intervenir para ganarse el pastel de España y sus colonias en el mundo. Por un lado los partidarios del Borbón Felipe V en este caso, Francia, Nápoles, Baviera y España. Por otro lado los partidarios del Archiduque de Austria, Inglaterra, Portugal, Provincias Unidas, Saboya, Prusia y la misma Austria.

Guerra de sucesión en España, una auténtica guerra civil.

Es la parte más compleja de la historia que pretendo contar. Como ya he dicho se convirtió en una autentica guerra civil. A grandes rasgos podemos decir que enfrentó a los antiguos reinos de Castilla y Aragón,  aquellos que habían unido mediante su matrimonio los Reyes Católicos dos siglos antes. Pero en realidad fue más complejo.

Por un lado Castilla apoyó mayoritariamente al Borbón Felipe V, aunque con algunas reticencias. En cambio Aragón tomó  partido por el Archiduque de Austria, también conviene subrayar, que la división interna fue mucho mayor en esta zona. El mayor apoyo al Archiduque vino por parte de la burguesía, y los principales motivos fueron dos: el temor a los franceses tras la ocupación de estos entre 1694-1697 y  la posibilidad de perder las relaciones económicas con Inglaterra y las Provincias Unidas. Mientras el apoyo al Borbón desde la Corona de Aragón vino de la nobleza.

En este contexto nació la Universidad de Cervera.

La guerra duró de facto hasta principios de 1715, aunque sobre el papel no se firmó la paz hasta 1725 en Viena. En el contexto de dicha guerra nacieron los Decretos de Nueva Planta del rey Felipe V. A pesar de que los más sonados fueron la eliminación de las instituciones de la antigua Corona de Aragón, otros aludieron a la construcción de nuestra protagonista la Universidad de Cervera.

En este punto es necesario recalcar que han corrido, como se suele decir; “ríos de tinta”, y además de todos los colores. Aunque lo único que parece estar claro, es la llegada de dos representantes de Cervera a Madrid, con la demanda bajo el brazo de las reparaciones de la guerra. Tras la cual volvieron con la concesión de la construcción de la Universidad de Cervera.

Se ha escrito, he investigado sobre los motivos de esta concesión por parte de grandes historiadores. Unos postulan totalmente que fue un regalo a la ciudad, gracias al apoyo de la población de Cervera durante la Guerra de Sucesión a Felipe V. En cambio otros, especialmente desde los acontecimientos de  este siglo XXI, pretenden demostrar que tal apoyo nunca existió. Detrás de lo cual puede existir la necesidad de limpiar el nombre de la ciudad de Cervera.

Llegado a este punto de confrontación de posturas, me decanto por las investigaciones llevadas a cabo por el equipo de Joaquín Prats, catedrático de didáctica de la Historia por la Universidad de Barcelona. Es conveniente recalcar que están expuestas en su libro: La Universidad de Cervera y el reformismo borbónico.

Según estas investigaciones, existieron varios motivos. El principal era la necesidad de dar un impulso a las instituciones universitarias, en claro declive no solo en Cataluña sino generalmente en todos los territorios de la Corona española. Esta decadencia se quería acabar mediante el fortalecimiento de un centro determinado, sumado al cierre del resto de centros universitarios, con el evidente fortalecimiento del nuevo al evitar la competencia.  Este sería uno de los motivos de nacimiento de la propuesta de Cervera. Por otro lado hace falta recalcar, que el lugar idóneo para llevar a la práctica esta nueva concepción de Universidad más grande fuera Cataluña, debido a la debilidad de las instituciones tras la derrota en la guerra de Sucesión.

Uno de los dos patios de la Universidad de Cervera

Además de lo expuesto, Cervera contaba con varias de las necesidades descritas para albergar una institución como esta. Definitivamente, no ser un lugar demasiado grande, sin instituciones militares, fácil control de los alumnos,  dispuesto en el centro geográfico y bien comunicado, fueron las características que llevaron la Universidad a Cervera. Es probable que la afinidad de la ciudad con Felipe V hiciera el resto.

Breve historia de la Universidad de Cervera.

Se construyó entre 1718 y 1740. Se comenzó con un estilo barroco y se terminó con la aparición del Neoclasicismo. Sus más ilustres estudiantes fueron  Narciso Monturiol que junto a Isaac Peral ponen en marcha el submarino. O Juan Prim uno de los más destacados políticos españoles del siglo XIX. Las principales cátedras que se impartieron fueron Derecho, Humanidades, Teología, Medicina y Filosofía. Todo ello hasta 1840 año que se traslada definitivamente a Barcelona.

Puerta del paraninfo de la Universidad de Cervera

La Universidad de Cervera en la actualidad.

Hoy en día además de ser el uno de los monumentos históricos más visitados de la ciudad. El edificio se encuentra compartimentado, acogiendo una biblioteca, los archivos comarcales y un instituto de secundaria. Por último destacar que en sus aulas se siguen produciendo clases universitarias, en este caso como centro asociado de la UNED, donde el que suscribe sigue con sus estudios de Geografía e Historia.

Mas información: ub.edu

Imágenes: commons.wikimedia

El puerto de Gdansk, del ámbar Báltico a Lech Walesa

Tras mi visita a Gdansk, esta ciudad del norte de Polonia bañada por el Báltico, varias serán las cosas que me llamen la atención. A través de las cuales me gustaría mostraros aspectos de su historia

La historia milenaria del ámbar del Báltico

La primera de ellas es la que proclama su eslogan: “La perla del Báltico”, es evidente que es un juego de palabras. Por una parte su belleza es incuestionable, en especial su “Ruta Real” que une a través de la calle Dluga, la Puerta Alta con nuestro protagonista el puerto o muelle de Gdansk. Pero a lo que realmente hace referencia es a uno de sus tesoros más preciados, el Ámbar. Este es una de las principales fuentes de ingresos de los comerciantes de Gdansk hoy y desde hace miles de años.

Lo de hoy es evidente; decenas de comercios pueblan el puerto de Gdanks, con múltiples modelos de joyas realizados con el ámbar del Báltico. Dicho de otra manera, os será imposible salir del puerto sin comprar una de estas piezas.

El ámbar es una resina fósil de color ocre, aunque con gran variedad de tonos. Desde la antigüedad se le han atribuido poderes curativos, místicos y mágicos, además el ámbar es usado en muchas culturas como amuleto de la suerte y la protección. Se conoce su uso desde hace miles de años.

La amplia variedad de colores del ámbar del Báltico

Pero será en el siglo XIX cuando Heinrich Schliemann, durante unas excavaciones en Grecia sorprenda con la noticia de que el ámbar del Báltico había llegado allí. Fue durante el descubrimiento de las tumbas guerreras micénicas. En concreto excavando el Circulo A de Micenas, Schliemann encontró entre los ajuares de un guerrero micénico una espada con incrustaciones de ámbar del Báltico. Hay que mencionar que están datadas concretamente en el año 1550 aC. Por lo tanto, sí entre el Báltico y Micenas hay cerca de 3000 km, está pieza vino a demostrar que existía un comercio a gran distancia hace 3500 años.

Pueden en este punto surgir dudas: ¿esa pieza provenía de Gdanks? Es evidente que no lo podemos asegurar, pero que era ámbar del Báltico si es seguro. A pesar de que el ámbar se produce en otras partes del mundo, en ninguna posee las características especiales que hacen de este ámbar el más codiciado. Gracias a su alto contenido en ácido succínico, que le proporciona mayor poder curativo.

La Gdanks medieval.

A continuación daremos un salto en el tiempo hacia la Danzig medieval,  ya que ese era el nombre de esta ciudad bajo el dominio alemán. Durante la Edad Media, Danzig era una de las ciudades de la Liga Hanseática. Conviene subrayar que esta era una unión de ciudades independientes, que ejercía el control del comercio en el Báltico. Su nacimiento fue en 1356 y su periodo de máximo esplendor entre los siglos XIV y XVI. Durante los cuales comerció con Europa Occidental, principalmente: madera, trigo, pieles y centeno.

Esto se hace patente en una de las principales atracciones turísticas del muelle de Gdanks. La conocida como Vieja Grúa se mandó a construir a mediados del siglo XV, y en dicha época pudo ser la más grande del mundo. En realidad es un impresionante edificio de madera que contiene un mecanismo a base de poleas, estas son movidas por los pies de varios hombres. El resultado; el levantamiento de más de 2 toneladas de peso entre cuatro de ellos. Su principal utilidad consistía en la fabricación de barcos, con dicho sistema era más sencillo levantar las grandes piezas como por ejemplo los mástiles. Por otro lado, la grúa en cuestión favoreció ampliamente el duro trabajo de carga de los barcos. Pongamos por caso, los barriles de cerveza, uno de los principales productos de Danzig.

La Vieja Grúa está abierta al público, por alrededor de 2€ se accede a la misma. Con el fin de conocer su funcionamiento, a través de un pequeño museo explicativo.

Los astilleros del siglo XX.

La última parada del viaje nos lleva a los astilleros fundados en 1945, justo al fin de la 2ª Guerra Mundial. Estos se encuentran  escasamente un kilómetro al norte del puerto medieval. Fueron fundados durante el dominio comunista, su nombre lo dice todo: Astilleros Lenin.

Su encuentro con la historia comienza en el año 1970. Todo comenzó con las protestas de los trabajadores de los astilleros, por la subida de precios por parte del gobierno comunista. Este último mandó al ejército a reprimir el levantamiento de los trabajadores. El resultado 39 muertos.

Tendrían que pasar 10 años para que surgiera con fuerza la figura del hombre, que encaminará definitivamente a Polonia hacia  la democracia:

El líder de Solidaridad en 1980

Lech Walesa, electricista de los astilleros y expulsado de los mismos en el año 1976. Volverá en 1980 para fundar el primer sindicato católico de la Polonia comunista. Su nombre Solidaridad. Hay que decir que durante el primer año consiguió varios de sus propósitos. En definitiva, mejorar la vida de los trabajadores de los astilleros. Pero Moscú no dio tregua, un año después en 1981 pone al frente del gobierno un militar afín al régimen soviético, Jaruzelski. Por lo que se refiere a Lech Walesa fue arrestado y enviado a la cárcel, donde pasará los próximos 11 meses.

Pero era evidente que algo estaba cambiando. En 1983, poco después de ser excarcelado Lech Walesa se le concede el Premio Nobel de la Paz. Esto será una primera advertencia al comunismo. Por otro lado dos años después llega al gobierno de Moscú el reformista Gorbachov y su Perestroika. Y continuación llegó el  fracaso de Jaruzelski en las elecciones de 1987.

En conclusión, todo desencadenó en las primeras elecciones libres de Polonia tras la 2ª Guerra Mundial.  El año 1990 Lech Walesa llegaba al gobierno por abrumadora mayoría, aunque evidentemente delante no tuvo un camino de rosas. En la actualidad el país del Báltico sigue intentando equiparar su economía a la europea. En la llamada Europa de dos velocidades sigue ocupando un puesto en la segunda.

Monumento a los fallecidos en los disturbios de 1970

Los astilleros de Gdanks están presididos por la enorme estatua de tres cruces católicas, de las cuales penden unas anclas. Son el monumento a los caídos en 1970. Hay que mencionar por último el museo del sindicato solidaridad, a escaso 100 metros del monumento. Su visita es gratuita y nos acerca a la historia del sindicato y en consecuencia al paso del comunismo al capitalismo.

Imágenes: commons.wikimedia

Más información: porotoverde  wikipedia biografiasyvidas

La Mussara, uno de los pueblos abandonados más bonitos en el siglo XX

 

La Mussara es uno de los cientos de pueblos de España que quedaron deshabitados en el pasado siglo XX. Aunque una gran mayoría fueran en las regiones del centro de España, nuestro protagonista lo encontramos en las Montañas de Prades situadas en interior de la provincia de Tarragona. Además, curiosamente este pueblo no aparece en las cientos de listas que se publican hablando de este fenómeno geográfico y cultural.

 

El éxodo rural del siglo XX

Estamos ante uno de los grandes problemas del  siglo XX en España. La gran causa de la despoblación del mundo rural es la falta de recursos económicos para mantener la población. Por otro lado existía el efecto llamada de las grandes ciudades. En vista de que estas ofrecían mejores salarios, mayor posibilidad de trabajo, y todo ello complementado con equipamientos y servicios. En definitiva un mayor nivel de bienestar.

La despoblación en España ha seguido un patrón común. El primer paso consistía en la marcha de los jóvenes y los adultos. La consecuencia el envejecimiento de la población, como además no existía posibilidad de regeneración acababa en muy pocos años con las poblaciones rurales.

El siglo XX en España no propició la llegada de la despoblación. Más aún, en 1940 tras la Guerra civil la población rural incluso había aumentado en cifras cuantitativas. No así en cuanto a porcentaje entre rural y urbano, sus cifras ya delataban el proceso que sería imparable unos años después.

La gran despoblación del mundo rural se produjo entre 1950 y 1975, en términos generales la caída fue incluso superior al 50%. Son muy pocas las personas en España que no les ha tocado vivir un caso de cerca, ya que un enorme porcentaje de la población actual es hija de dicho efecto demográfico. De ahí su enorme importancia.

Este fenómeno migratorio del mundo rural al urbano se vio bruscamente frenado en los años 80. El motivo las crisis económicas, en especial la de 1973 que lastró la economía española durante toda la década de los años 70. El paro llegó a las ciudades, con lo que el atractivo y el llamado efecto llamada cesó gradualmente.

La Mussara es un claro ejemplo.

Las primeras noticias que tenemos de La Mussara son del siglo XII, y documentadas en la iglesia parroquial. A pesar de lo cual se piensa que su fundación puedo ser árabe, aunque no se han encontrado restos arqueológicos de esta apreciación. Pero su posición  geográfica y su similitud con la vecina Siurana, nos llevan a pensar en un pasado común.

Su época dorada será en el siglo XIX. En especial está bien documentada su participación en las guerras carlistas, como refugio de estos. Durante dicha época esta población subsistía gracias a sus productos agrícolas como el trigo, la patata y la leña y su producción ganadera de ovejas y vacas.

Pero en el siglo XX siguió al detalle lo expuesto anteriormente. Si en 1900 vivían en La Mussarra 291 personas, solo 60 años después quedó completamente deshabitada.

La Mussarra en la actualidad.

Hoy día sus ruinas son una de las atracciones turísticas de la Sierra de Prades. Su emplazamiento es espectacular. La Mussara está situada sobre una magnífica atalaya, desde la cual se observa el mediterráneo y gran parte de las costas de Tarragona. Gran cantidad de curiosos llegan al pueblo simplemente para pasear, o realizar las fotos de rigor.

En este punto final me gustaría añadir una apreciación personal. La Mussara como ya he comentado es el claro ejemplo de la despoblación rural del siglo XX. Ahora   bien, su futuro hubiese podido ser muy distinto, si el turismo rural hubiera aparecido unos años antes. En los años 80 del siglo XX, dicho turismo inició una imparable progresión, pero la degradación del pueblo de La Mussara se había convertido en irreversible. Lamentablemente hoy sus visitantes no pueden disfrutar de unos de los pueblos más bonitos de Cataluña.

No quiero acabar sin subrayar, mi intención de profundizar en la historia de la despoblación rural en el siglo XX en España. A través de diferentes aspectos de la misma, así como de diferentes puntos de vista. Tras esta entrada sobre el tema, vendrán otras, para intentar configurar un amplio panorama sobre los hechos de este fenómeno cultural e histórico.

La carrera del algodón en la antesala de la Revolución industrial

La revolución industrial cambió para siempre la historia del mundo. El escenario principal de dicho cambio fue Inglaterra, y si tenemos que buscar un actor, uno de los principales fue la producción textil del algodón. Exactamente durante el siglo XVIII, Inglaterra se convertirá en el banco de pruebas de inventores e inventos. Si queréis conocer los principales, os invito a descubrirlos en:

Queaprendemoshoy

Click en la imagen:

Colombres y la historia de los Indianos

Colombres es un pequeño municipio de poco más de mil habitantes, perteneciente al Concejo de Ribadedeva, el más oriental de Asturias. Lo primero que sorprende a la llegada son las grandes y estupendas casas, que en dicho municipio construyeron los Indianos.

¿Quiénes fueron los indianos?

La palabra Indiano contiene desde su invención un doble sentido de admiración y de desprecio. Con dicho nombre se reconocía a las personas, que tras hacer fortuna retornaban del exilio en América. Evidentemente estos no solo pertenecían a Colombres, sino que tanto los Indianos como sus estupendas mansiones están distribuidas por toda la geografía española. Aunque con especial incidencia en las zonas costeras, a la postre, las mejores comunicadas por mar. Ya que ese fue el medio de transporte de la emigración a América en el siglo XIX.

En lo referente a los vecinos de Colombres emigraron principalmente en la segunda mitad del siglo XIX.  Es necesario agregar  que no fueron solos, se calcula que durante dicho siglo salieron del viejo continente cerca de 60 millones de personas. Sus destinos principalmente América, Australia y las colonias de Asia y África. En el caso de nuestros vecinos de Colombres el principal destino fue México.

Las casas de los indianos

La gran mayoría de estos emigrantes se fueron sin nada. Dicho de otra manera con la expresión coloquial de: “con una mano delante y otras detrás”.  De ese punto nace la necesidad de demostrar toda la riqueza acumulada en el exilio. Para lo cual comienzan una desmedida competencia por construir las mejores casas. Desde fachadas monumentales a enormes patios y en especial todo lujo de detalles. Así mismo hay que mencionar que copiaron por completo el modelo de casa colonial. Con el fin de diferenciarse claramente de las arquitecturas eclécticas o modernistas, que eran las más habituales en la mansiones de la época.

También es importante destacar que además de sus grandes mansiones. Los indianos de Colombres hicieron posible, que su municipio no fuera uno de los muchos que quedaron despoblados durante el siglo XX. Estos ayudaron a financiar las obras públicas, un ayuntamiento y un hospital nuevo. Sin ir más lejos, Colombres fue uno de los primeros municipios de pequeño tamaño, en contar con una red de suministro de agua potable. Todo ello no hubiese sido posible, sin la participación de sus dos más ilustres indianos.

Manuel Ibáñez Posada.

Cuando todavía era un niño se fue con su hermano a Cuba, y tras unos años en la isla decide probar fortuna en México. Este país estaba en plena desamortización de los bienes eclesiásticos. Por lo que el rápido crecimiento en sectores como la construcción, la agricultura, la ganadería y la reciente industria del textil necesitaban financiación. En consecuencia el mejor negocio era el dinero, y a ello se dedicó nuestro personaje. Manuel Ibáñez puso en marcha la primera empresa dedicada a enviar dinero a España. Pronto empezarán los altos rendimientos económicos  de su negocio, además se puede afirmar que contaron con el apoyo del dictador mexicano Porfirio Díaz.

Iñigo Noriega Laso

Unos años después que su ilustre vecino, Iñigo Noriega recaló en Ciudad de México. Ahora bien, si como se ha dicho: Manuel Ibáñez contó con la ayuda del dictador mexicano. En este caso, Iñigo Noriega prácticamente fue la mano derecha del dictador Porfirio Díaz. Del mimo obtuvo la concesión de los trabajos de desecamiento del lago Chalco. Donde inició una imparable carrera empresarial muy ligada al régimen dictatorial. Tubo multitud de negocios en diversos sectores; la agricultura, la minería,  el textil o los ferrocarriles. Con ellos amasó su fortuna, hasta la caída del régimen en el año 1910. A continuación fue desahuciado y  paso el resto de su vida en casa de su hija.

La huella Indiana en Colombres.

Hoy día es aconsejable visitar el pueblo caminado por sus calles.  A pesar de existir una ruta señalizada para contemplarlas, algunas de ellas solo se pueden ver detrás de unas rejas. Mientras otras se has han convertido en pequeños hoteles rurales,  por último destacar la convertida en ayuntamiento junto a la plaza de Manuel Ibáñez.

Quinta Guadalupe.

Esta es la casa indiana que levantó Iñigo Noriega Laso en honor a su esposa en el año 1906. Es la principal visita del pueblo de Colombres. Además de tener la oportunidad de ver una casa indiana por dentro. En Quinta Guadalupe encontramos el Museo de la Emigración de Asturias, su entrada cuesta 5€ con las respectivas reducciones.

El museo está dividido en dos partes:

En la primera del museo encontramos archivos sobre la forma de vida, que los emigrantes tenían en el exilio. Para esta primera parte ha sido muy importante, la documentación cedida por las múltiples casas de América. En las cuales los españoles tenían la posibilidad de reencontrarse para promover su cultura, y su forma de vida a miles de kilómetros de sus casas. Realmente es una visita muy emocionante, por la excelente presentación de los documentos del museo.

La segunda es más genérica y nos acerca más al mundo de la inmigración en general. Desde objetos a cartas y fotografías nos ilustran sobre la obligación de abandonar un país, para labrarte una vida mejor. De todos los objetos llama la atención las tristes maletas y baúles, que llevaban los indianos en su camino América.

Imágenes: wikimedia Commons

 

Santes Creus y la orden del Cister

Santes Creus, modelo de Monasterio Cisterciense.

En primer lugar he de reconocer mi inclinación a visitar este tipo de espacios religiosos, a pesar de mi declarado ateísmo. En numerosas ocasiones me he preguntado el porqué, tanto a mí mismo como a otras personas cercanas. Tras mi vuelta de la ruta por los monasterios cistercienses, volví a preguntar lo mismo; en este caso a mi amiga Júlia Brescó. Su contestación me ha abierto la mente hacía la respuesta a mi repetida pregunta.

Júlia me comentó  que todos los lugares se impregnan de las energías de sus moradores, y realmente es algo muy lógico. Por los monasterios no suelen pasar las guerras, sus habitantes son hombres y mujeres de paz, trabajadores y estudiosos. Y eso es especialmente lo que transmiten estas construcciones religiosas. Durante su historia se convirtieron en lugares de reflexión, posiblemente con más ímpetu que su destino inicial como  espacio religioso. Santes Creus es un magnífico ejemplo de esta apreciación.

Puerta de entrada al pueblo de Santas Creus

Pero Santes Creus es mucho más. También es un magnífico escaparate para acercarnos a la forma de vida de los monjes cistercienses. Es necesario recalcar este apartado, ya que en los otros dos monasterios cercanos, no podemos acercarnos de la misma forma por varios motivos: En primer lugar porque la visita a Santes Creus se realiza por libre y sin un guía. En segundo término, por ser el único de los tres presentes en la ruta del Cister, que no está ocupado por una comunidad monástica. Por último y más importante; Santes Creus es uno de los más fieles reflejos del diseño original de Bernardo de Claraval.

Bernardo de Claraval, origen del Cister

Fue un monje cisterciense nacido en Francia en el año 1090. Bernardo no fue uno de los denominados Padres fundadores de la Orden del Cister, ya que este mérito recae en los primeros abades del monasterio francés de Cîteaux (Cister). En concreto Roberto de Molesmes, Alberico y Esteban Harding. A pesar de ello Bernardo de Claraval es considerado el impulsor de la Orden del Cister. Hay que mencionar además que será precisamente durante el mandato de Esteban Harding,  cuando Bernardo llegue al monasterio del Cister, en el año 1112.

Tras tres años en dicho monasterio, Bernardo de Claraval será enviado a Chairvaux-les-lacs. En dicho municipio cercano a la frontera con Suiza, mandará construir el que es considerado primer recinto cisterciense, el monasterio de Claraval. A partir de ese momento pondrá las bases constructivas de estos edificios, dirigidas a impulsar la forma de vida de los monjes cistercienses. Así como el inicio de la expansión de la Orden del Cister. Solo dos siglos después la congregación religiosa basada en la regla de benedictina, tendrá cerca de 700 edificios similares repartidos por gran parte de Europa.

Origen de Santas Creus

Desde el año 1150 una serie de monjes cistercienses, buscan asentamiento en Cataluña ayudados por una serie de nobles. Pero será definitivamente en 1160 cuando recalen en los actuales territorios. A partir de ese momento comienza la construcción del Monasterio de Santes Creus. Con el objetivo principal de trabajar las ricas tierras agrícolas, no en vano la comunidad de monjes cistercienses eran considerados grandes agricultores. Por lo tanto los nobles conseguían el doble propósito de repoblar el territorio con personas cualificadas, y ganarse el favor celestial.

El monasterio de Santes Creus

A partir de este punto me gustaría destacar, como las diferentes estancias visibles en Santes Creus, se adaptaron a la forma de vida de los monjes cistercienses.

Claustros

Esta parte del edificio es la más célebre de cualquier monasterio. Los claustros sirven para la distribución del resto de las estancias. Asimismo se convierten en los espacios de reflexión de la comunidad monástica. En Santes Creus encontramos dos:

El claustro principal construido en un magnífico estilo gótico que data del siglo XIV. Por lo tanto es muy posterior a la fundación del mismo. Mientras el claustro posterior es más pequeño y su construcción parece ser anterior,  pero difícil de contrastar. Uno de los elementos arquitectónicos más significativos de estos claustros son los templetes que acogen una fuente central. Estas eran utilizadas por los monjes para lavarse tras el trabajo en el campo, y justo antes de ir a comer.

Claustro grande

Ambos claustros en Santes Creus están unidos por una estancia que servía de punto de reunión. En ella el prior distribuía las tareas entre los monjes. A su vez era el único lugar de todo el monasterio, donde a los monjes les estaba permitido hablar entre ellos. Para lo cual se construyeron dos bancos en ambos lados del pequeño recinto.

Claustro pequeño

Sala Capitular

Se accede a ella desde el claustro principal. Es una de las estancias más importantes del  monasterio, en ella se reunían los monjes para escuchar de voz del prior, la regla benedictina correspondiente a ese día. En Santes Creus un banco corrido rodea la estancia, y tres columnas en forma de palmera recogen los arcos ojivales tradicionales del románico cisterciense.  Por último destacar que era el lugar de sepultura de abades y priores.

Dormitorio

La estancia más grande del monasterio, una nave de cerca de 500 m2. Un espacio totalmente diáfano, gracias a los enormes arcos de diafragma que sustentan el techo. Como en la mayoría de los monasterios cistercienses, el dormitorio de Santes Creus se sitúa en la planta superior del edificio y se accede a ella directamente desde el Claustro. Gracias a unas escaleras situadas al lado de la Sala Capitular. En él dormían todos los monjes vestidos y directamente sobre el suelo, o a lo sumo sobre un improvisado cojín de paja. Aunque con el tiempo aparecerán estancias individuales y  las primeras camas.

Capilla de la Trinidad.

Una de las estancias más antiguas del monasterio, además de destacar por sus reducidas dimensiones. Destinada a acoger los primeros oficios religiosos de la Orden, desde su misma llegada y mientras se realizaban las obras del monasterio. Tras la construcción de la iglesia principal se convertirá en la enfermería.

Cementerio

Tras la Capilla de la Trinidad aparece el cementerio, no es más que un terreno desprovisto de edificaciones, y dominado por una única cruz de piedra. Precisamente es este lugar donde mejor podemos comprobar la austeridad de la vida de los monjes del Cister. Tras su muerte y velatorio eran depositados con su hábito directamente en el suelo. Para los monjes cistercienses la muerte era un mero trámite para la vida eterna, de ahí la escasa importancia que daban al este hecho.

En el monasterio de Santes Creus existían otras salas, que como las anteriores eran de acceso exclusivo a la comunidad monástica. Como por ejemplo la sala de los copistas de textos u otra destinada a bodega. Ambas en la actualidad son usadas para la introducción a la visita  a través de unos vídeos explicativos (muy recomendables).

Pero aparte existían estancias de acceso público, de las cuales se pueden destacar dos:

Palacio Abacial

Un palacio destinado a los reyes de la Corona de Aragón. Estos reyes durante la Edad Media se convirtieron  en mecenas y protectores del monasterio. El Palacio Abacial fue mandado a construir por Pedro III el Grande, y acabado durante el reinado de Jaime II el Justo. Lejos de lo que se pueda pensar no es un gran palacio, siguiendo la norma constructiva de la época. Se sitúa en uno de los laterales del claustro posterior, donde encontramos un pequeño patio, del este surge una escalera a la planta superior donde se distribuyen las estancias. Dicho patio tenía la función de recibir a las visitas reales.

Iglesia de Santes Creus

Construida entre los siglos XII y XIV en estilo románico cisterciense. Dicho estilo está considerado el paso previo al gótico. La planta es el clásico crucero, con tres naves separadas por grandes arcos apuntados. Conviene subrayar que las iglesias de los monasterios cistercienses era el único punto de encuentro con la comunidad no monástica. Aunque en la mayoría existieran unas rejas separadoras.

Lo más destacado de la Iglesia de Santes Creus, son los mausoleos reales, que acogen la sepultura de Pedro III el Grande, Jaime II el Justo y la esposa de este último, Blanca de Anjou.

Como ya he comentado la visita se realiza por libre, el precio de la entrada es 4,50€ con reducciones a estudiantes y jubilados. Además existe una entrada conjunta a los tres monasterios de la ruta del Cister. Su precio es de 12€ (sin contar los 3€ del guía de Poblet). NO es necesario hacerlos en un día, ya que dicha entrada tiene una validez de un año.

Atentos a las próximas entradas, donde explicaré mi ruta por los monasterios cistercienses de la provincia de Tarragona.

Tempelhof, escenario del mayor hito de la historia de la aviación

 

tempelhof-3

El Aeropuerto de Tempelhof, se ha convertido hoy día en el parque urbano más grande de la ciudad de Berlín. Así mismo, es conocido por su papel decisivo en la vida de los berlineses durante el siglo XX.

 

¿Cómo llegar?

Desde cualquier punto de la ciudad de Berlín se puede llegar mediante:

  • Metro, linea 6, parada Tempelhof
  • Tren, lineas S45 y S47, parada Tempelhof

Ambas paradas están situadas muy cerca a una de las entradas del actual parque.

caminadoporlahistoria Tempelhof
Atardecer en la instalaciones de Tempelhof Feld

Los inicios de Tempelhof

Sin duda el aeropuerto de referencia de Berlín durante todo el siglo XX,  un fiel reflejo de los avatares de los berlineses en uno de los siglos más horribles de su historia.

El recinto fue inaugurado en 1909, pero su principal cometido no fue el de aeropuerto. Dado que hasta 1923 que se realizó el primer vuelo desde Tempelhof, su uso estuvo en manos de  los ejércitos alemanes, estos realizaban en el mismo  las maniobras y los desfiles militares. Simultáneamente comienza su vocación pública, ya que los fines de semana en dicho periodo, Tempelhof es utilizado por los berlineses como lugar de recreo y encuentro familiar en torno a un mantel de picnic.

A partir de 1923 comienza su utilización como aeropuerto. Pero su consagración llegará de la mano de Lufthansa, la primera compañía aérea de Alemania en 1926.  Pocos años después más de 40 vuelos internacionales usaban diariamente las pistas de Tempelhof.

La llegada de Hitler.

Una de las principales manías de Hitler era la construcción de mega-edificios, ya  que debía demostrar su poder en el contexto internacional. Esta era una de las principales estrategias puestas el servicio del revisionismo alemán. Con respecto a Tempelhof no iba a ser menos. Así será como entre 1936 y 1941 construya en mayor edificio de mundo, la terminal del aeropuerto de Tempelhof. Aunque poco le durará la alegría, solo dos años después EE.UU inauguraba uno mayor, el edificio de Pentágono.

Edificio de la terminal de Tempelhof

Con el estallido de la 2ª Guerra Mundial Tempelhof quedó en un segundo plano. Teniendo en cuanta que no fue utilizado como aeropuerto principal de Luftwaffe de Hitler. Aunque si que serian usados los sótanos de la enorme terminal para la construcción de motores de los  Stuka. Conviene subrayar que este  avión se convirtió el protagonista de las 2ª Guerra Mundial, tras ser probado en la Guerra Civil española.

El Stuka

La guerra fría.

Pero el hecho que marcará este aeropuerto para siempre, y que personalmente llamó mi curiosidad, ocurrió durante el inicio de la Guerra Fría. Tras el reparto de la Conferencia de Potsdam, nuestro protagonista quedó en territorio de los EE.UU.

Solo unos años después, el 20 de junio de 1948, la URSS bloqueaba por tierra la parte occidental de la ciudad de Berlín. En consecuencia, tres cuartas partes de la ciudad se convierten en una isla de más de un millón personas, en medio del comunismo soviético.

Imágenes del bloqueo

La solución fue uno de los mayores éxitos de la historia de la aviación.  Un puente aéreo efectuado por la RAF inglesa y la USAF norteamericana, que proporcionó todo lo necesario a la población sitiada. Es decir desde alimentos, a todo tipo de productos necesarios para el día a día. De modo que hasta 1400 aviones aterrizaban sin parar día y noche, a ritmo de un avión por minuto. Para dicho triunfo, el aeropuerto de Tempelhof contó con la ayuda del recién inaugurado aeropuerto de Tegel, en la parte francesa de Berlín. Este hecho llevó al dictador soviético Stalin a replantarse la utilidad del bloqueo, abandonándolo el 12 de Mayo de 1949 sin cumplir su objetivo, que no era otro que hacerse con toda la ciudad de Berlín.

Tras lo cual llegó la cruda realidad de las cerca de cuatro décadas de Guerra Fría. Los aviones alemanes no podían utilizar las instalaciones de Tempelhof, debido a una serie de acuerdos con la URSS. Por lo tanto solo operaban en él las compañías internacionales norteamericanas, inglesas y francesas. Así mismo se utilizó como base de la fuerza aérea norteamericana, la USAF. Todo ello comportó al aeropuerto una cierta peligrosidad que le llevó a perder importancia continuamente.

La decadencia de Tempelhof

La reunificación de Alemania en 1989 llegó tarde para Tempelhof. Tanto Schönefeld como Tegel eran aeropuertos mejor preparados, en este caso para las ampliaciones que necesitaban  los nuevos aviones. Además su posición en el centro de la ciudad era un hándicap más, por evidentes motivos medioambientales.  Todo ello le reportó una continua pérdida de pasajeros, que le llevó al cierre definitivo en el año 2008.

El nuevo Tempelhof Feld

Solo dos años después nacía el mayor parque urbano de la ciudad de Berlín. Hay que mencionar además que existen varias formas de disfrutar de este histórico lugar. La más evidente es hacer caso a la frase “donde fueres haz lo que vieres“.

Hoy en día Tempelhof Feld es el fiel reflejo de una joven ciudad tras la caída del Muro de Berlín. Para conocerlo lo mejor es ir un domingo por la mañana,  para vivir junto a sus vecinos una matinal deportiva. En concreto en el mismo se practican todo tipos de deportes tanto a pie, como sobre ruedas. Así que cientos de patines recorren las antiguas pistas de despegue, o cientos de perros juegan junto a sus dueños. Tras la matinal todos están dispuestos a compartir una comida campestre y acabar de pasar el día festivo. En pocas palabras  este espacio se ha convertido en el  pulmón de la ciudad de Berlín, además de contar con todos los servicios básicos perfectamente cubiertos.

Otra forma de conocerlo, es mediante una visita guiada a la antigua terminal. Sinceramente no voy a opinar de ella, porque no tuve la oportunidad de acceder a una de estas visitas. Pero os dejo un enlace a la página web de la empresa que realiza las mismas: Getyourguide

Pero Tempelhof es mucho más

Por último me gustaría destacar algunos de los proyectos actuales, en los que trabaja el gobierno de la ciudad de Berlín. Ya que desde 2014 existen programas abiertos para inversiones en dichas instalaciones, que lleven a cabo el asentamiento de este espacio de ocio. Con la finalidad de preservar el actual modelo de parque urbano y deportivo.

Pero sobre todo hacer eco de la reciente utilización desde finales del año 2015. En particular de los hangares donde Hitler construía sus aviones para la guerra, y en este caso para una labor muy diferente. Esta no es otra que servir como lugar de residencia a  miles de refugiados llegados de Oriente Próximo. Desde los primeros 660 que llegaron a finales de dicho año y que ocuparon el hangar nº 1, hasta los miles que acoge hoy día. Es muy grato pensar que algo construido para la guerra, sirva para precisamente para paliar hoy día los efectos de esta.

Credit Gordon Welters para The New York Times

Es indudable que no estamos ante uno de los lugares más visitado de Berlín. El muro, el monumento al Holocausto, la Puerta de Brandeburgo, la Cúpula de Reichtag realizada por Norman Foster o la Torre de Televisión de Alexanderplatz lo son en mayor medida.  Pero el Aeropuerto de Tempelhof es para mí: el fiel reflejo de la nueva sociedad surgida tras la reunificación. Además del glorioso recuerdo de una de las mayores gestas de la aviación en el siglo XX.

Fuentes: gruen-berlin / nytimes / wikipedia

Imagenes: commons.wikimedia

El secreto de Colón vuelve a la actualidad

Me gustaría comenzar esta entrada lanzando una pregunta al aire: ¿Cuál fue la primera lección que aprendimos en la clase de historia? Ante tal pregunta un porcentaje muy alto diríamos: Cristóbal Colón descubrió América el 12 de Octubre de 1492.

Después de esta introducción y para continuar debemos retomar el hilo de mi última entrada en Queaprendemoshoy. En ella abordo el tema del secreto de Cristóbal Colón. Dicho brevemente según varios expertos, como Guillermo Céspedes del Castillo, Colón no llegó a América de casualidad sino que sabía perfectamente a donde se dirigía.

Este apasionante tema volvió a la actualidad la semana pasada. Como consecuencia de una noticia fechada por la agencia EFE en México, y de la cual se hicieron eco periódicos digitales como Eldiario.es o lavanguardia.com. En esta noticia, las tesis de Guillermo Céspedes del Castillo eran corroboradas e incluso ampliadas, por el antropólogo e historiador francés Cristhian Duverger.

Cristhian Duverger

Nacido en Burdeos en 1948. Entre sus muchos títulos figura un doctorado por la Universidad Paris. Habría que destacar sus estudios del mundo precolombino,  en los campos de la antropología y la arqueología.  En este contexto realizó los estudios sobre Cristóbal Colón que ha expuesto recientemente en su obra: Diario de abordo.

En dicha obra hecha por tierra la idílica imagen del supuesto descubridor de América. Tales apreciaciones surgen del descubrimiento de dos copias del diario de abordo de Cristóbal Colón, realizadas durante su primer viaje a América.

Aunque vaya por delante que las primeras dudas sobre el relato de Duverger surgen nada más empezar, cuando se constata la desaparición del diario original, entregado este a los Reyes Católicos por el mismo Colón a su vuelta del primer viaje a América.  Por lo que las copias referidas que fueron a parar respectivamente a las manos  de Hernando Colón, hijo de Cristóbal, y del fraile dominico Bartolomé Casas, son las únicas pruebas disponibles. Definitivamente son estas dos copias sobre las que se basa Cristhian Duverger, a fin de desprestigiar a Cristóbal Colón.

Que nos cuenta, Diaro de abordo.

Para Duverger, Colón se encaminó a América para tomar posesión del continente descubierto en años precedentes por un extraño marinero, supuestamente Alonso Sánchez. Dado que en dicho diario aparece una toma en modo notarial de los territorios conquistados, algo inusual en un descubrimiento fortuito.

Así mismo se basa en la carta de Colón a su amigo Luis de Santángel. Esta fue escrita en marzo de 1493, escasamente unos días antes de encontrarse con los Reyes Católicos y la posterior Bula Papal de concesión de tierras a España. El escaso tiempo que transcurrió entre dichos eventos era muy difícil de cumplir en la Edad Media. Por último destacar, que Duverger se atreve a diagnosticar que ni siquiera Colón era de Génova, sino portugués, idioma este en que se escribió el diario.

Finalmente  y retomando el hilo con el que comenzamos. Duverger asegura que cuesta muchos años cambiar la historia que se cuenta en los libros de texto, pero pone toda su esperanza en conseguirlo en los próximos años.

Imágenes: Pixabay, eldiario