¿Quién hizo un mapa al revés?

Para comenzar sin más dilaciones, su autor fue Al-Idrisi. Sin embargo es de suponer, que para este personaje el mapa no estaba al revés. Aunque hoy día cualquier persona del mundo, sea de hemisferio norte o sur puede considerarlo así, para Al-Idrisi y para sus coetáneos no era así.

Pero la historia no queda aquí, podemos decir que este mapa es solo una pequeña parte del Atlas más competo que se realizó durante la Edad Media. Veamos a continuación, porqué el mapa parece que este al revés, y para ello debemos conocer a su elaborador.

Al-Idrisi.

Estatua de Al-Idrisi en su ciudad natal de Ceuta

Nació en Ceuta en el año 1.100, en dicho periodo la ciudad estaba ocupada, como el sur de la península Ibérica, por los Almorávides. Este hecho será importante para nuestro personaje. Por tal motivo y dado su pertenencia a una de las familias más importantes del norte de África, Al- Idrisi será invitado a estudiar en Córdoba. Conviene subrayar que allí se convertirá en geógrafo y desde ese momento se dedicará a viajar por el mundo conocido. Es decir, gran parte de la actual Europa, el norte de África y Oriente Próximo.

Por todo esto fue llamado a la corte de uno de los reyes más instruidos de Europa, el rey normando de Sicilia, para ponerse a su servicio. Este hecho le llevó a ser declarado traidor del mundo musulmán, y por ende obligado a recluirse en la corte de dicho rey.

Tras esta breve biografía, no es más fácil comprender el sentido del mapa. Sin duda esta era la visión del mundo conocido desde la perspectiva musulmana, es más, pese a ser interpretado como una esfera, podemos observar que nos falta el hemisferio sur. Tras lo cual, pasamos a conocer al que podíamos denominar su mecenas.

Roger II de Sicilia.

Hijo del conde normando Roger I de Sicilia, en el haber de este último,  la conquista de Sicilia a los musulmanes. Hecho por el cual acrecentará el odio del mundo musulmán al traidor Al-Idrisi.

Grabado de Roger II de Sicilia

Pero Roger II fue más allá que su progenitor, al conquistar gran parte del sur de Italia, e incluso a inmiscuirse en los asuntos papales. Por los cuales conseguirá el título de Rey de Sicilia en el año 1139. A partir de ese momento instalará la capital en Palermo y llevará a su corte a nuestro protagonista. En realidad tenía un plan preconcebido, expandir los territorios de su corona hasta África y Grecia, para lo cual necesitaba los servicios del mejor geógrafo del mundo, Al-Idrisi.

El primer paso de Roger II de Sicilia fue pedir al geógrafo musulmán,  el Atlas más completo que existiera, con el cometido de guiarle en la expansión que pensaba cometer.

Libro de Roger.

Será como se titule en el futuro la obra de Al-Idrisi. Para llevarla a cabo tiró de todos sus conocimientos adquiridos durante sus viajes por el mundo. Pero como debió pensar que no eran suficientes y con el apoyo de la corona Siciliana, comenzó un concienzudo trabajo de investigación. Este se basó principalmente en dos aspectos, el primero preguntar a los numerosos marineros que pasaban por los puertos de Sicilia, aspectos relacionados con la geografía de lugares concretos. Es necesario constatar que en el siglo XII, los puertos sicilianos eran de los más importantes del mediterráneo occidental. Por otro lado, encargó a consagrados colaboradores, viajar por todos los confines conocidos para ir obteniendo los datos más fidedignos.

De esta manera y tras 18 años de arduo trabajo se completó el Atlas mejor acabado de la Edad Media. Era el año 1157 cuando salió a la luz, por cierto, no logró su cometido, ya que Roger II murió tres años antes de verlo completado. Además sus descendientes nunca contaron con el empuje y coraje necesario para llevar adelante la empresa del rey normando. Es más, con dicha muerte, el reino normando de Sicilia comenzó un declive, que terminara con el dominio del mismo, por parte de la familia imperial de los Hohenstaufen.

Pero lo que nadie quitará a la historia es el mejor Atlas de la Edad Media, el libro de Roger era mucho más que un mapa al revés. En él se narraba el clima, las costumbres, la lengua, los productos agrícolas, la fisonomía de las ciudades, y así un largo etcétera de datos sinfín. Evidentemente todos ellos de acorde con la geografía física y humana de todos los territorios conocidos.

Tabula Rogeriana.

Si lo anteriormente descrito eran datos escritos, la Tabula Rogeriana era la plasmación en imagen del Libro de Roger. Es preciso anotar que el mapamundi al que hace referencia este artículo, como al revés, es la visión musulmana de dicho mundo conocido desde su perspectiva. Además este será por decirlo de alguna manera un denominado plano guía.

Tabula Rogeriana, donde se observan la cuadricula de 10×7

El verdadero mapa elaborado por Al-Idrisi contenía 68 páginas, extraídas de una tabla de 10×7, los dos sobrantes correspondían a zonas solo marítimas. En ellos los investigadores, el último trabajo data de 1926, han localizado más de 5.000 referencias de ríos, montañas, poblaciones, etc.

Por último destacar que a partir del año de su publicación se convertirá en una guía ineludible, tanto para los viajes terrestres, como marítimos de los siguientes siglos. Es más, existen claros indicios que fueron usados por los primeros aventureros por el Atlántico, en la Baja Edad Media.

Un comentario

Deja un comentario